jueves, 2 de agosto de 2018

Todo llega y todo pasa




Donde antes había nubes, ahora hay un sol radiante y abrasador...

Todo llega y todo pasa.
Nada eterno:
ni gobierno
que perdure,
ni mal que cien años dure.
─Tras estos tiempos, vendrán
otros tiempos y otros y otros,
y lo mismo que nosotros
otros se jorobarán.
Así es la vida, Don Juan.

Feliz verano, amigos.


Las letras centrales son de Don Antonio MACHADO. Fragmento extraído de su "Poema de un día" (Meditaciones rurales)



miércoles, 28 de marzo de 2018

Pensamientos de un día nublado


Cielo cubierto.


Cuando las palabras no quieren salir, siempre hay una música que suena de fondo.

Qué tendra Chet Baker que tanto me gusta... Música de días nublados y noches frías y solitarias. Música cargada de vivencias. Vidas cargadas de música, esa fiel amiga que nunca falla, ese viejo camarada que tanto nos concede sin jamás pedir.

Sigo escuchando esa lastimera trompeta mientras espero a que salga el Sol. Pero, nuevamente, cuando parece que vislumbro un rayo, resulta que es el último de la tarde, el estertor de otro día que se fue sin haber llegado. No obstante, me consuela el hecho de saber que, tras un cielo cubierto, siempre brilla el Sol. El Sol, o la Luna.

Luz, quiero luz.



jueves, 31 de agosto de 2017

Citas y fragmentos #17




Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.
Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía…
¡Ahora no te escaparás!
Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!
Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.
Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?
Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: todo es soñar,
el caballito soñado
y el caballo de verdad.
Y cuando vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú eres sueño?
¡Quién sabe si despertó!



Antonio MACHADO
(Campos de Castilla. Parábolas)


jueves, 22 de junio de 2017

Interludio musical #28

Tan delicada como la suave brisa de un atardecer en La Barrosa...
(cuando no hay Levante, por supuesto).



lunes, 1 de mayo de 2017

De manzanas y viajes en el tiempo



Dicen que fue una manzana cayendo de un árbol lo que sirvió a Newton de inspiración para formular su famosa Ley de gravitación universal. En mi caso, aunque yo no formulé ley alguna, fue también una manzana la que me hizo el otro día viajar en el tiempo hasta mi más tierna infancia, a través de su increíble sabor, aroma y textura, algo que ya creía olvidado y que de repente afloró de nuevo en mí cual magdalena de Proust, al ingerir una manzana golden bio. Fue entonces cuando reparé en que hace demasiado tiempo en que la fruta dejó de saber a fruta, la verdura dejó de saber a verdura y así casi con todo. La transición estuvo, sin embargo, tan bien orquestada, que aquí nadie se dio cuenta de nada.

Es una lástima que compremos únicamente dejándonos guiar por el sentido de la vista, porque la perfección de formas y el brillo en esas piezas que vemos tan meticulosamente colocadas en las cajas de los supermercados no guardan relación de proporción directa con su sabor. Al contrario, dejan ver que son sino un producto más de una industria mezquina que solo busca la más alta rentabilidad en el más breve lapso de tiempo sin importar los medios, las formas ni mucho menos la calidad del producto vendido.

Hoy en día ya todo sabe igual, todo es corcho. Los productos naturales perdieron su sabor, mientras que los productos procesados no son más que "corcho aderezado". Siempre dije que la industria alimentaria abusa sobremanera de la sal y el azúcar con el único fin de crear más adeptos. Es extremadamente complicado (y caro) encontrar un producto de calidad que no haya sido adulterado y/o edulcorado o salado en exceso. Nunca debimos salir de eso que ahora denominan bio. Pero nos la han "colado", y ahora pretenden hacernos pagar un plus. Eso que para nuestros abuelos era la norma, el producto ecológico y/o artesano, es hoy en día toda una rareza, además de un lujo.

¡El mundo está loco! No os cuento nada nuevo, amigos.


lunes, 17 de abril de 2017

Interludio musical #27

Ayer como hoy, y hoy como mañana. "I'm sorry" (Brenda Lee), un eterno. Ella lo siente y nosotros también. En estereo. Así suenan las noches que a mí me gustan. ¿Acaso podría alguien no aceptar una disculpa como esta?




Mis recuerdos de este tema musical se remontan a la década de los 80. De noche. En la cama. Con un walkman Sony sintonizado en el dial en el que se emitía "Polvo de Estrellas", de Carlos Pumares, un tipo que vociferaba mucho pero al que me encantaba escuchar porque decía verdades como puños y parecía entender de todo un poco, cosa esta que admiraba y entretenía bastante al renacuajo curioso que era entonces. Curioso, sigo siendo. Renacuajo ya no tanto. Entre otras cosas, hablaba de cine.

Cómo pasa el tiempo... No por la canción.

jueves, 13 de abril de 2017

Sentir, que no es poco

Foto promocional de Christina Rosenvinge


Sentir que quieres decir algo y no saber qué.
Escuchar una canción y sentir que querías contar, no lo que dice esa canción, sino lo que crees que te transmite.
Sentirse dichoso y feliz en esa extraña melancolía que te envuelve cuando la escuchas.

Supongo que esta es una de las cosas que nos hace infinitamente más complejos e interesantes que las máquinas, que solo entienden de reglas preestablecidas, de ceros y unos. La contradicción, lo absurdo, el arbitrio, la espontaneidad, la incertidumbre, la intuición... El sentimiento. Cualidades estas tan humanas.

Sigo con la música. Pocas ideas en mi cabeza. Mucho trasiego de sentimientos. La primavera, supongo.

Christina siempre me ronda. Yo, siempre le rondo. ¡A rondar se ha dicho!