viernes, 16 de diciembre de 2016

Tres por dos más uno igual a cuatro*

Foto promocional de "El último atardecer" (1961).


Dos recomendaciones para el fin de semana: "Duelo al sol" (King Vidor, 1946) y "El último atardecer" (Robert Aldrich, 1961), dos grandes dramas ambientados en el oeste americano. El primero, con un desenlace a pleno sol. El segundo, con duelo al ocaso. Denominador común, aparte del género y Joseph Cotten (actor que realiza un papel muy distinto en una y otra película), su argumento: una mujer, dos hombres y tensión cortante.

Pasión y tormento en ambos tríos, actuaciones de medalla y laurel, y un buen puñado de frases lapidarias y sentenciosas, de esas que los guionistas de antaño acostumbraban a poner en boca de sus personajes.

El impresionante Technicolor de "Duelo al sol", con el color al borde de la saturación en algunos planos, y la simpática cancioncilla que el personaje interpretado por Kirk Douglas no puede dejar de silbar en "El último atardecer", de seguro perdurarán en vuestra memoria. Os las llevaréis a la cama mientras os va venciendo el sueño.

Una para el sábado y otra para el domingo. Quien se aburre es porque quiere. Por cierto, para todo aquel a quien pueda interesar, mis diez del oeste (aquí).


Foto promocional de "Duelo al sol" (1946).


Nota: El título de la entrada, además de ir en contra de toda ley matemática, es una suerte de galimatías con el que relaciono el número de personajes principales total y la cantidad de supervivientes.

martes, 6 de diciembre de 2016

No soporto #30

Las comisiones de mantenimiento de los bancos.




Se sirven de nuestro dinero para obtener beneficios y encima nos cobran por un supuesto mantenimiento. Ya lo decían los Dire Straits: Money for nothing. Aunque en este caso el sentido del flujo es de dinero saliente, dinero que se nos va. Recuerden lo que dice la Ley de conservación del dinero: el dinero ni se crea ni se destruye, solo cambia de bolsillo.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Desvarío del desamado

Noche eterna, prisión amarga.
La esperanza puesta en el nuevo amanecer.
Sueño que sueño, despierto, porque no duermo.
Luz y oscuridad; equilibrio desequilibrado.

La humedad de la mañana llena una habitación vacía.
Las horas pasan y el reloj no avanza.
El día es noche. La noche, larga.
La esperanza puesta en el nuevo amanecer.



miércoles, 9 de noviembre de 2016

Hammer to fall

Un nuevo orden mundial se instaura. Ya nada es lo que parece. Las estadísticas y los sondeos de cualquier índole carecen de valor. Incluso la previsión meteorológica para mañana es dudosa. Bienvenidos a la era de la manipulación, el miedo y la incertidumbre. La verdad es más esquiva que nunca.

Finalmente, la realidad devino en una suerte de esperpento televisado, mientras que Internet, simplemente, se dedica a propagar sus ecos, 24 sobre 24, 365 días al año.

Un martillo está a punto de caer en alguna parte... Siempre hay un martillo que cae, y alguien que se rasca la cabeza. Yo... ¡me pido otra cerveza!



viernes, 16 de septiembre de 2016

Citas y fragmentos #16





Un caballero alegre y audaz
de día y de noche cabalgando va.
Y canta su canción, mientras sigue osado,
a la busca de una tierra llamada Eldorado.

Pero vano fue su esmero,
y ya viejo el caballero,
por la sombra el corazón sintió apresado,
al pensar que nunca el día llegaría
en que hallaría Eldorado.

Sin fuerzas, exhausto, pierde su fe.
Pero de repente, una sombra ve.
"¡Sombra!" ─grita airado.
"Dime dónde se halla la tierra de Eldorado".

Montes de Luna cruzando,
valles de sombra bajando.
Cabalga siempre osado
en busca de Eldorado.


Edgar Allan POE
(Eldorado)


jueves, 11 de agosto de 2016

Bossa nova. It is easy.

Aprovechando la coyuntura de Río 2016, pongamos unas notas brasileñas en el blog. De paso, desearos un feliz verano. Procurad disfrutarlo, que ya se nota que van menguando los días: perdemos, aproximadamente, un par de minutos de luz entre puesta y puesta. Los mismos minutos que ganamos de oscuridad, todo es cuestión de perspectiva.



martes, 12 de julio de 2016

Hoy es un buen día



El futuro aún no es y el pasado ya fue. De manera que resulta absurdo desperdiciar lo único que es, el presente, pensando en lo que pudo ser o en lo que será.

A lo hecho, pecho. Y en cuanto al devenir, mejor centrarse en lo cercano, pues a largo plazo entran demasiados parámetros en juego, demasiado que escapa a nuestro control.

Lo que está claro es que siempre hay un motivo para celebrar algo. Y si no lo hay, se busca. Se acaba encontrando. Cada minuto, cada segundo de nuestras vidas se va para no volver jamás. Centrémonos entonces en esos pequeños momentos agradables del ahora, que de eso se trata, de propiciarlos y de disfrutarlos.

Como dijo aquel: todo llega y todo pasa. Mientras tanto, habrá que vivir, ¿no creen?






domingo, 15 de mayo de 2016

Interludio musical #25

Ahora que el 90% de la música de mi blog ya no es accesible debido a la clausura de Goear, solo nos queda cruzar los dedos y esperar que no suceda lo mismo con los vídeos... Siento verdaderamene esta falla, amigos; por vosotros y por mí, que le dediqué un tiempo en su día.

En cualquier caso, estamos a domingo, aún fin de semana. De manera que no es plan de afligirse. Alegremos todos nuestros oídos con algo de música solaz. Una música especialmente agradable para la conducción nocturna en la gran ciudad.

En NTEK, a diferencia de otros sitios, amamos lo clásico, sin desdeñar lo moderno. Porque, nunca hay que cerrarse en banda. Perderíamos demasiado.





Gracias Eric.