sábado, 19 de julio de 2014

Jazz Sessions (XLVIII)



El álbum, Porgy & Bess (1957). Ellos, Ella Fitzgerald y Louis Armstrong. La canción, I Got Plenty O'Nuttin'. Un imprescindible del jazz vocal con el sello de George e Ira Gershwin.

Regalito de los dioses.




The things that I prize, like the stars in the skies, are all free.
Got my girl, got my love, got my song.
Got heaven the whole day long.
I got the Sun, got the Moon, got the deep blue sea.
...

Algo de dinero tampoco vendría mal...

martes, 1 de julio de 2014

Maestro liendre

Existe demasiada información, o mejor dicho, demasiado kippel en la red de redes. Es insensato pretender estar en todas partes y saber de todo. Sucede que, queriendo abarcar tanto, nos quedamos casi siempre en la superficie, como el maestro liendre, que de todo sabe y de nada entiende.


Vida sin Internet (JR Mora)


Devoramos atrozmente infinidad de titulares, compartimos noticias que ni siquiera leemos y hacemos nuestra la opinión de alguien que, como nosotros, también se quedó únicamente en el titular. Y lo más patético, somos incapaces de reconocer que no tenemos ni la más remota idea sobre tal o cual asunto como si fuera una deshonra. Siempre apuntamos haber leído u oído algo, el tintineo de alguna campana lejana como salvoconducto para no quedar marginados fuera de la conversación. Pecamos de inmodestia.

La Blogosfera, Facebook, Twitter y YouTube –menudas instituciones– son las principales plataformas encargadas de sacar temas a la palestra. Son ellas quienes señalan constantemente qué debemos conocer, qué libros hay que leer o qué película hemos de ver para estar al día en cuestión de cultura. Mientras que, si en nuestras consultas cotidianas nos limitamos a buscar la información únicamente a través de Internet, es Google, con sus misteriosos algoritmos, quien decide qué se nos muestra en cada momento… Resulta complicado escapar de esta sutil corriente manipuladora.

No obstante, una cosa ha de quedarnos clara, tener acceso a la “información” y al “conocimiento” no significa en absoluto estar informado. La información hay que cribarla, cotejarla y procesarla; pensar en ella un rato antes de darle al botón “compartir”. Sin embargo, como ya no hay tiempo, ni cribamos ni cotejamos ni procesamos. En lugar de ello, accedemos a una versión reducida y prefabricada de bits (léase el titular o la opinión de fulano en forma de tweet), con la misma naturalidad con que abrimos una sopa de sobre por ahorrar esfuerzos. ¡Y no deberíamos estar cenando sopa de sobre todas las noches! No es saludable.

Sinceramente, no creo que seamos ni más inteligentes ni más felices que hace 15 o 20 años. Lo que llamamos progreso consistió, simplemente, en inventar un mayor número de cacharros y aplicaciones para perder el tiempo pensando menos. Una nueva versión de la “caja tonta” se instauró plenamente en nuestras vidas para volvernos paulatinamente más dependientes, más comodones y más crédulos. En definitiva, más dóciles y manipulables.


Can I go online (Jim Benton)


Nadie puede negar que la lectura comprensiva fue sustituida por una lectura exploratoria: nos da pereza leer (admítelo, amigo, me estás leyendo en diagonal). La lengua, tanto escrita como hablada, se empobrece, se anquilosa (si supierais lo que me está costando escribir esta entrada por falta de costumbre…). ¡Estamos perdiendo hasta la memoria de no ejercitarla! Y es que, como ya todo está a un clic de ratón, nadie se molesta en memorizar nada. Creemos conocer más, pero sabemos menos. Nuestro cerebro ya no absorbe, se impermeabiliza, tal es el caudal de datos al que está expuesto (asusta comprobar la rapidez con que olvidamos lo leído). Resumiendo, nos estamos volviendo tontos casi sin darnos cuenta.

Bienvenidos a la era de las prisas, la dependencia tecnológica y el entumecimiento.

miércoles, 11 de junio de 2014

No soporto #27

La consagración del edulcorante (artificial).




Abominan del azúcar (lo malo nunca fue el uso, sino el abuso) mientras siguen endulzando artificialmente toda la comida; light hasta en la sopa.

Con lo fácil que sería presentar únicamente dos gamas de productos: menos azúcar y ninguna. ¡Y fuera edulcorantes!

jueves, 29 de mayo de 2014

Ludwig van Beethoven

Retrato de Beethoven.


Cuatro notas capaces de hacer resquebrajar un búnker. Con un comienzo así, se tiene mucho ganado...

Cuando Beethoven compuso La Quinta ya arrastraba graves problemas de sordera. Esto fue un desafío a los dioses, un tour de force destinado a perdurar. Tenía que aparecer en el blog.



Leonard Bernstein - Symphony No. 5

martes, 13 de mayo de 2014

Interludio musical #21






Mindi Abair y su banda, desde el salón de su casa, poniendo un poco de jazz en nuestras vidas. I love this sound.

jueves, 1 de mayo de 2014

En dos palabras

Hace tiempo que estoy queriendo recomendaros una buena película reciente, pero, entre que veo poco cine últimamente, y, por otra parte, que casi nada me resulta verdaderamente interesante, pues, en esas andábamos, que no llegaba el post de cine a NTEK...

Os cuento, películas recientes que he visto. En dos palabras:

  • Thérèse Desqueyroux. Sosa y desaprovechada.
  • Gravity. Visualmente espectacular, pero tan vacía como el espacio intergaláctico.
  • A propósito de Llewyn Davis. Dirección de rutina para una historia mil veces vista.
  • Las brujas de Zugarramurdi. Se desinfla en un último tercio tan disparatado como anodino.
  • Dallas Buyers Club. Más que una gran película, una gran actuación: Matthew McConaughey.


Resumiendo, ninguna para tirar cohetes. Mis mejores momentos cinematográficos vividos en los últimos meses vinieron de la mano de tres viejas producciones, a saber:

  • Río Bravo, que por primera vez en la vida tuve oportunidad de verla en pantalla grande. No digo más... Ya hemos hablado de ella en más de una ocasión en NTEK.

  • Cartel de 'Rio Bravo' (Howard Hawks, 1959) por André Azaïs.


  • La evasión (Le trou), uno de los mejores dramas carcelarios que he visto. Impresiona el detalle y la minuciosidad con que se narra el plan de fuga. Más que verse, se vive. Y es que llegamos a conocer el recinto donde tiene lugar la acción tan bien como los propios reclusos. El final te noquea.



  • y, Los puentes de Madison, una de las grandes de Clint Eastwood, el más clásico de los directores actuales. El torbellino de emociones en el que nos sume es tal, que no queda otra que quitarse el sombrero y postrarse de hinojos. Clint, como los grandes maestros, removiéndonos el interior desde la sencillez.




También vi otra de Jean-Luc Godard titulada Le Mépris que no está nada mal como experimento. En dos palabras, os puedo decir que merece la pena echarle un vistazo aunque solo sea por ver a Brigitte Bardot broncearse en la azotea de la Casa Malaparte. El arranque tampoco es malo.





Está claro que para ir sobre seguro hay que tirar de grandes. Nada nuevo bajo el Sol, salvo un viejo libro sobre un trasero... ;)

martes, 22 de abril de 2014

Interludio musical #20

Día Internacional de la Madre Tierra.


Whole Earth (© www.nasa.gov)


God Is An Astronaut - Remembrance Day (2005)


La lista de días internacionales es larga (clic aquí para consulta).