lunes, 2 de julio de 2012

Fred Astaire y Rita Hayworth



Depués de dejar la RKO al final de los años 30, y tras toda una década de éxitos junto a la que fue su mejor pareja de baile en mi modesta opinión, Ginger Rogers, Astaire probaría suerte en los siguientes años con diversas actrices, entre las que encontramos a Rita Hayworth, bailarina de pro. Junto a ella protagonizaría dos películas más que interesantes a principios de los 40: "Desde aquel beso" (You'll never get rich, 1941) y "Bailando nace el amor" (You were never lovelier, 1942), dos comedias musicales que merece la pena recordar.


Cartel de la película "Desde aquel beso"


La primera, "Desde aquel beso", es exquisita desde que empieza (originalísimos créditos iniciales) hasta su último fotograma. Tiene un ritmo endiablado y una trama llena de divertidos enredos y confusiones, muy a lo screwball comedy. Rita Hayworth no desmerece en absoluto como partenaire del Maestro.


Escena de claqué perteneciente a la película "Desde aquel beso".


Cartel de la película "Bailando nace el amor"


La segunda, "Bailando nace el amor", es algo menos alocada que la primera pero igual de disfrutable (o más) que aquélla. Hayworth está especialmente guapa en esta cinta: su luminosa sonrisa, las ondas de su pelo, los vestidos que luce... ¡vean, vean!... Entre sus muchos alicientes nos encontramos, además, con el toque latino que le da Xavier Cugat y su orquesta. Su inconfundible percusión se funde a la perfección con el prodigioso zapateo de Fred, dando lugar a unos números absolutamente memorables. Para muestra, un botón:


Solo de claqué perteneciente a la película "Bailando nace el amor".


Desde el punto de vista argumental ambas películas parten de una idea muy similar. En las dos me enredan a Fred con una bella señorita (nuestra querida Rita), con el solo propósito de enmascarar una realidad digamos embarazosa, para, después de muchos malentendidos, terminar acabando juntos pese a la oposición del "liante".

Como digo, dos comedias musicales ligeras ciertamente entretenidas, que, probablemente, nunca alcanzaron el reconocimiento que merecen. Desde No todo es kippel aprovechamos para recomendar efusivamente el (re)visionado de ambas. Diversión garantizada.


10 comentarios:

Myra dijo...

Qué maravillosas películas..Hace mucho, mucho tiempo que no he vuslto a verla y me ha encantado recordarlas gracias a ti. Claro que la Hayworth no desmerece para nadacomo pareja de baile de Fred Astaire. Está maravillosa en esa escena. A mí me gustaban mucho todas aquellas pelis de Astaire llenas de enredos y, sobre todo, llenas de buena música y aún mejor baile.

Gracias por recordárnoslas, Kine.

Un beso a ritmo de claqué.

David dijo...

Pues seguiremos tu recomendación.
Rita era bailarina (y creo que mejor que Ginger (más guapa, sin discusión); en lo de la mejor "pareja" no entro; pero como leí en no sé dónde, Fred podría bailar hasta con una escoba y que fuera una pareja más que aceptable...o vale eso otro que leí de que a Fred no le hacían falta ni parejas para bailar (como muestra el vídeo segundo que has puesto)).
Un saludito.

Valverde de Lucerna dijo...

Tendré en cuenta tu recomendación, aunque debo confesar que me guata Rita Hayworth.
Un saludo

Myra dijo...

Y qué bonitos eran aquellos carteles de cine, que se me olvidó comentarlo. Tengo algunos que he ido coleccionando con los años y los guardo como un tesoro.

Marcos Callau dijo...

Pues cazamos al vuelo esa recomendación. Pienso como tú. Las mejores coreografías y su mejor pareja de baile fue Ginger Rogers. Aunque Fred le hiciera sufrir tanto, no se le notaba nada. Me han gustaod mucho las escenas que has incluido de dos películas que no he visto. Un abrazo, Kine.

Kinezoe dijo...

MYRA: A muchos musicales se les achaca el defecto de que las escenas de baile cortan el ritmo de la historia. No es el caso de estas dos. Y aunque lo fuera, la verdad es que a mí eso nunca me importó demasiado viendo la calidad artística de aquellos números. Es más, en mi opinión sucede justamente al revés: que las escenas de baile son interrumpidas por el avance de la trama... En cuanto a los carteles de cine clásico, eran una auténtica pasada. Antes solían dibujarse, eran siempre muy coloristas y había verdaderos artistas en este campo. Ahora suelen predominar los fotomontajes digitales, fríos y sin alma. Definitivamente, los tiempos cambiaron. ¡Consérvame esos posters, Myra! Un beso ;-)

DAVID: Las dos eran bailarinas, aunque Rita partía con cierta ventaja: tanto el padre (sevillano) como la madre eran también bailarines. Vamos, que lo llevaba en la sangre incluso antes de nacer... Lo que pasa es que la Rogers nos salió muy espabilá la chica y aprendió muy rápido. A guapa, eso sí, gana la Hayworth. Bueno, en realidad, ambas eran excelentes en todo ;-) Me sonaba esa frase referente a Fred. Saluditos.

VALVERDE: Gracias amigo. No eres el único al que le gusta Hayworth. Espero que disfrutes esas pelis cuando las veas. Saludos.

MARCOS: Me alegra que te gustaran los vídeos. Para esos estamos aquí los blogueros, para ir descubriéndonos todo este tipo de cosas. Un abrazo.

Montse dijo...

¡Menuda marcha llevas para ser lunes, Kine!
Las películas de F.Astaire siempre me gustaron, ya fuera con Ginger o con cualquier otra bailarina, era un crac del baile. Recuerdo estas dos películas, pero me ha gustado muchísimo volver a ver esas escenas así que acepto la propuesta de re-visionar estas dos y alguna otra más como "Sombrero de copa" que me chifla, jeje.

Besos ;)

abril en paris dijo...

Fred en palabras del propio Kelly ( otro que tal baila )era la aristocracia del baile. Ginger a mi además de guapa y con mucha chispa pero parece una bailaria muy aceptable, es más, su nombre viene siempre unido al de Astaire como Tierno y Galván o ron y coca-cola ;-P..
Sí la Hayworth además era muy femenina y sensual.
Viene muy bien éstas pelis y esos bailes ( estoy contigo en que la la trama la que "corte" el hilo de los números musicales )con éstos calores..¡danzan danzan malditos..pero así de bien y a la luz de la luna !

Besos a la sombra

abril en paris dijo...

Quise decir Ginger me parece..¡upss las prisas ! ;-D

Kinezoe dijo...

MONTSE: ¿Y a quién no lo gusta "Sombrero de copa"?... Una peli del copón. Me alegra que disfrutaras los vídeos. Besos.

ABRIL: Estoy contigo, Fred Astaire & Ginger Rogers es marca registrada. Por algo será... Me voy a tomarme un ginger ale, una de las bebidas no espiritosas más usuales en el cine clásico. A ver si así me refresco algo, que ya sabemos que el alcohol no es lo más apropiado cuando el calor aprieta... Aunque una cerveza bien fresquita, ummmmm... no sé, no sé... Besos. A la sombra, por supuesto.


Y gracias a las dos por pasar. ¡Feliz Día de la Independencia! ;-)