martes, 17 de julio de 2012

Españoles, ¡viva España!

A partir del 1 de septiembre el IVA general sube del 18% al 21%, mientras que el tipo reducido pasa del 8% al 10%. Lo más preocupante, sin embargo, es que algunos productos y servicios a los que hasta ahora se les aplicaba el tipo reducido pasan al general, con la consiguiente subida del ─agárrense─ 13%.

Cine, teatro, conciertos, espectáculos deportivos, peluquería, gafas y lentillas, entre otros, se encarecen, pues, en un 13%. Les pongo un ejemplo: si la entrada de cine venía costando en torno a 7 euros en valor medio, a partir del 1 de septiembre costará 7.84€, que, redondeando, se quedará en unos 8 euros. Puñalada trapera para los que consumimos cultura. Si además usas gafas y acostumbrabas a poner tu pelo en manos de un peluquero, ya ni te cuento...

Por otra parte, la compra de vivienda pasa a tributar al 10% (actualmente lo hacía al tipo superreducido del 4%). La prestación por desempleo rebaja su base reguladora del 60% al 50% a partir del séptimo mes. Y los funcionarios, ya lo saben, tampoco se libran.

¡Viva España!

Fuentes: RTVE y La Moncloa.



Añadido: Y a petición de un comentarista, y como venía siendo costumbre en el blog, cerramos la entrada con música. Hacía tiempo que no sonaba nada de Queen por estos lares: "Hammer to fall". Os dejo también enlazadas dos buenas versiones en directo: Wembley 1986 y Live Aid 1985.



21 comentarios:

Marisa dijo...

Diga usted que sí... al "cultureta" más palos de IVA. Encarezca la cultura, sí señor, que manteniendo la ignorancia, la manipulación es más sencilla y las arcas se llenan mejor.

No digo nada de las necesidades básicas del ciudadano (sanidad, educación, prestaciones, ayudas o becas...), el pueblo español es pícaro y delincuente por naturaleza, por tanto, "qué se..."

¡Ah! Lo olvidaba. No dejen de recordar que el mayor pirata, ladrón, vago y privilegiado, es el funcionario que honradamente se ha sacado una dura oposición (y no a dedo como los cargos políticos),para mayoritariamente ser un mileurista (lo que le cuestan los zapatos a alguna política que yo me sé), y que tendrá que trabajar 37 años para tener derecho a una pensión (no solo 7 años para pensiones vitalicias políticas). Y de comer turrón en Navidad... ¡nada!, sin paga extra... ¿qué se habrán creído estos curritos de a pie?

No sigo, Kine, porque mi indignación no tiene límites. Por cierto... ¿recuerdas esa canción de Alaska titulada "La funcionaria asesina"? ¡Pues eso!

Besos (sin IVA, naturalmente).

David dijo...

Pon un poco de música, de Queen, de jazz, o habla de una peli, de un libro o de los planetas, porque qué pocas ganas de recordar lo que nos viene encima...
En fin...
Un saludito (saludiño supongo que se dirá por aquí) desde Santiago.

CreatiBea dijo...

A mi que me expliquen desde cuando las lentillas o gafas no son artículos de primera necesidad si se tienen 6 dioptrías en cada ojo...

Grrrrr yo también estoy que muerdo.

Kinezoe dijo...

* Queda dicho, Marisa. Comparto tu indignación al 121%. Está claro que siempre les toca a los mismos pagar el pato. Menudas navidades... Y luego, a comienzos de año, nueva subida de precios. No sé cómo vamos a acabar, pero como decía aquel: haz que haya hambre y todos se convertirán en criminales... Muy bien traída esa canción. Besos.

* En esta entrada, y fruto de la indignación, se me olvidó hasta la música... No te preocupes, David; ahora mismo lo arreglo. ¡Y pásalo bien por ahí arriba! Saludos calixtinos ;-)

* No sólo era un artículo que no goza se subvención pública, siendo como es de primera necesidad, sino que ahora, además, se encarece sobremanera. No les interesa que veamos mucho, CreatiBea. Qué espabilaos... ò_ó

Marián dijo...

La verdad, Kine, es que me río por llorar...me está poniendo enferma ver a tanta gente desesperada. Va a llegar la sangre a todos los ríos, lo tengo claro, Y Marisa ha utilizado el humor sarcástico para ser más eficaz al decirte lo que piensa de todos estos sinvergüenzas...yo es que estoy esperanzada en que pase algo gordo...

Besos, Kine.

David dijo...

Ja,ja... Gracias. Y te dejo, que vamos a ir a ver la ciudad de la cultura, o el mausoleo de Fraga, como la ha definido alguien por aquí (tardaremos poco porque debe estar vacía; menos mal que luego hemos quedado con unos amigos para comer).

Myra dijo...

Con el cabreo que llevo y encima me da un error después de tener escrito el comentario.
Ay, que tengo mucho calor..
Te decía que..pues eso, que el cine ya se hunde del todo. Que fui al óptico con miedo por si me habían subido las dioptrías y que ellos seguirán sin notarlo.
Que sí señor..que así se hacen las cosas, con dos cojones!
Más o menos..todo esto te decía con mucho cabreo y preocupación.

Un beso grande..creo que a los besos todavía no les han subido el IVA.

Francisco Machuca dijo...

A mí todas estas barbaridades no me sorprenden nada,como tampoco lo que vendrá.Estamos a las puertas de una gran catástrofe que la mayoría no quieren ver (con lentillas o sin ellas).Solo falta revisar un poco la historia de la humanidad.Llevamos mucho tiempo en una calma chicha y poco falta para la gran explosión social que abandonará una forma de vida para entrar en otra más cercana a la muerte.No soy apocalíptico, ni mucho menos,sino historiador y antropólogo.No hay nada que hacer.Aciagos tiempos nos ha tocado vivir.¿Cómo hemos llegado a esto? se preguntan algunos.Lo que viene ensombrecerá el IVA,el paro,las gafas,los conciertos,los libros,etc.No estaremos para esas cosas.

Una abrazo amigo.

Marcos Callau dijo...

Al menos Queen mitiga el daño de las malas noticias. Si hasta ahora había poca gente que acudía al cine, ahora ya ni te cuento. Y sí, también uso gafas y lentillas... Como tú dices, agarrémonos. Un abrazo.

Montse dijo...

¡Viene tiempos difíciles! y estoy de acuerdo con Francisco, la historia es un buen referente, y no hay bonanza de mil años dure, así que... agarrarse que vienen curvas!!

Lo peor de todo es que además de pagar más impuestos y cobrar menos salario, acabaremos incultos, ciegos y con los pelos hechos un asco ¡ay, eso sí que me duele, mira tu!

Más vale reir, ya que con llorar no arreglaremos nada y menos mal que nos pones buena música.

Besitos :)

Kinezoe dijo...

* Va a pasar, Marián. Es tan sólo cuestión de tiempo. Besos.

* De nada, David. Pasadlo bien y buen provecho con la comida y charla/copas de sobremesa.

* Es para estar cabreados, Myra. Esto es la quiebra, el fin de los pobres. Creo que así, lo único que se va a generar es miseria y más miseria. Con los comentarios ya estoy escarmentado: cuando acabo de escribirlo, y si es más o menos largo, siempre lo selecciono y le doy a Ctrl-c antes de presionar el botón de publicar. Por si las moscas... Besos sin IVA (de momento).

* Creo que, una vez más, vuelves a tener razón, Francisco. Se nos viene encima algo muy gordo. Dentro de poco sólo nos preocupará la supervivencia del día a día.

* Qué le vamos a hacer, Marcos. Son las inteligentes medidas de nuestro Gobierno. Cerrarán muchos cines y la piratería quedará legalizada de facto. Y si las pelis dejan de producir dinero, entraremos entonces en una espiral descendente... Se acabó el cine. No hay más.

Kinezoe dijo...

Cierto, Montse. Para llorar siempre hay tiempo. Riamos mientras podamos, es decir, mientras tengamos algo que llevarnos a la boca. Porque con el estómago vacío... No sé, habrá que intentar disfrutar con esas pequeñas cosas que también tiene la vida. Aunque día a día intenten amargárnosla... ;-) Besos.

Kinezoe dijo...

A bote pronto se me ocurren una serie de medidas recaudatorias alternativas algo más sensatas desde mi punto de vista: intentar recaudar dinero gravando sobre las drogas legalizadas, alcohol y tabaco principalmente (sin cortapisas, con un aumento del copón si hiciera falta), y con un impuesto especial para los artículos de lujo (coches, relojes de gama alta, joyas, trajes de firma, etc).

El que fuma y bebe no va a dejar de hacerlo. Y si lo hiciera, por imposibilidad de costearse el vicio, habríamos conseguido un bien mayor. De igual forma, quien ahora mismo puede comprarse un peluco de 6.000 euros lo va a seguir haciendo aunque le cueste 6.500.

Por otra parte, las grandes empresas, esas que siempre anuncian beneficios en sus cuentas aunque luego en Bolsa vayan como el culo, también deberían arrimar el hombro por Ley. Que sean los más tienen los que más aporten a la recuperación. ¡¡Pero no asfixiemos al ciudadano de a pie!!

Políticos, la mitad a la calle... Yo formaba un gobierno tecnócrata, con gente competente que de verdad entienda, gente capacitada para solucionar problemas; no especialistas en crearlos.

Y quien la hace, la paga. Nada de irse de rositas con el dinero en un paraíso fiscal.

Bueno, tampoco me hagáis mucho caso en todo esto. Sólo pensaba en voz alta. Ni soy economista ni entiendo mucho de estos asuntos. Además, el calor a estas horas me está secando el cerebro...

A la espera de un nuevo mazazo permanecemos. ¿Qué será o próximo?...

Valverde de Lucerna dijo...

Da la sensación que golpean a todo lo que se mueve, no hay un plan, se lían a tomar medidas porque sí y golpean de todas las formas posibles a las clases medias y bajas que son las que sostienen un país, son las que gastan, trabajan y pagan impuestos, pero con estas medidas ni vamos a gastar y a ver después como recaudan y ¿qué pasan con las grandes fortunas, los grandes defraudadores? ¿por qué no se sube el IVA a los artículos de lujo? Está claro que van a lo más sencillo, no gastar y recortar todo lo que encuentran.
No quiero seguir, porque quiero volcar mi indignación de otra manera, aunque sea escuchando rock, libera enfados si suena fuerte como The Queen.
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Creo que estamos de acuerdo, Valverde. No son formas, esto es un golpe muy bajo por parte del Gobierno. Y lo peor de todo es que nos toman el pelo. Hasta no hace mucho la Banca no iba a necesitar rescate; nuestro sistema bancario era sólido... Y ahora resulta que no hay dinero ni para pagar a los funcionarios, que el Estado está prácticamente en quiebra y necesitamos dinero para todo por parte de Europa. Entre unos y otros nos están ahogando. Las grandes fortunas, eso sí, son intocables. Mejor seguir escuchando música mientras podamos.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por tus siempre interesantes comentarios.

abril en paris dijo...

¡Hola Kine !
No hago más que llegar y me encuentro con ésto..¡ un horror y como por aqui señalais todos un cabreo colectivo ! Qué asquito volver de un lugar precioso y tranquilo y encontrarse con las imágenes de la gente que con razón está que arde..
¡En fin! nos tomaremos un gazpacho bien fresquito y desconectaremos el televisor..
Yo de momento estoy ventilando el apartamento( que te agradezco no dejes de visitar) para recibiros con algo más ameno éste mes que promete ser muy caliente
( y lo que nos queda por vivir )
de momento me apunto a poner en el viejo tocadiscos a éstos tipos que sabian mucho de cómo divertirse y tomarse la vida a tragos..:-D

Besitos veraniegos

Licantropunk dijo...

Así, la vida se convierte aún más en una falacia: se encarece lo esencial, pero no para dar cuenta de su importancia, sino para combatirlo: la cultura es peligrosa, bien lo saben.
Saludos.

Kinezoe dijo...

* Un mes muy caliente en el que, por desgracia, todo está que arde... Me alegraste el dia hoy con esos tipos, Abril. Muchísimas gracias. Besitos veraniegos.

* Tú lo has dicho, Licantropunk. No puedo estar más de acuerdo con el comentario. Gracias por pasar, amigo, y un saludo.

Lillu dijo...

Uy, pues mira que me libro de que me rebajen el paro porque yo ya no cobro nada de nada. Ni cobro, ni trabajo, pero tengo que pagar alquiler, comida, etc. A ver si alguien me explica cómo lo hago sin recurrir a la ilegalidad :/

saluditos

Lillu dijo...

Y por desgracia, gran parte de la cultura empieza a ser un lujo para mí :(

+saluditos

Kinezoe dijo...

Que nos lo expliquen, Lillu, porque yo tampoco entiendo nada... En un panorama tan negro como el que nos está tocando vivir, va a ser cuestión de (mucha) suerte poder tirar para adelante. Ya vemos que se empeñan en complicarnos la existencia.

Saludos.