viernes, 25 de mayo de 2012

Churras y merinas

Nunca me ha gustado comparar libros con películas (hablo de las adaptaciones). Lo primero, porque se trata de dos lenguajes esencialmente distintos. En el cinematográfico prima la imagen por encima de la palabra, mientras que el literario es básicamente palabra. Lo segundo es que no existe relación unívoca que valga entre libro y película, es decir, nunca la lectura de un libro transmitirá a dos personas distintas las mismas sensaciones, las mismas imágenes. Por no hablar de la imposibilidad de trasladar a una cinta media (unos 100 minutos de metraje) la totalidad de las subtramas y detalles que puede incluir un libro de unas 250 páginas... A menudo dicen que una imagen vale más que mil palabras. Lo que rara vez se menciona es que mil palabras pueden dar lugar a miles de imágenes distintas, tantas como lectores tengan esas palabras.

...«El libro es mejor que la película»... Será difícil que me escuchéis pronunciar esa frase. Ni mejor ni peor, simplemente es otra cosa. Si ya es difícil comparar películas o libros entre sí, imaginaos lo absurdo de comparar medios distintos.

Un último apunte antes de acabar: una película no tiene por qué ceñirse "fielmente" a un libro para ser buena película. Lo que funciona bien en literatura no siempre lo hace en cine. Prefiero una película entretenida que se tome ciertas "licencias", a un tostón infumable que adapte fielmente un libro. En la legitimidad de las "licencias" no entro. Que cada palo aguante su vela.

25 comentarios:

David dijo...

Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. Vamos, podemos co-firmar la entrada, si te apetece ;-)
Por lo demás "mejor que" no, pero creo que sí que puedes decir me ha gustado más el libro o me ha gustado más la peli. Creo que la peli de El padrino es "mejor" (jaja) que el libro (leáse como que me gustó más en realidad).
Pero totalmente de acuerdo en que son cosas distintas y en que lo de fidelidad está de más (cuando lo está, que igual una peli sí funciona siendo fiel).
Buenas noches.

Kinezoe dijo...

David: Tú suscribes mi entrada y yo suscribo tu comentario. Estoy de acuerdo en que en todo este tipo de apreciaciones es más lícito o conveniente usar un "me gusta más" que un "es mejor que", pero, ya sabes, se tiende más a lo segundo ya sea por absurda vanidad (lo que me gusta a mí es lo mejor y punto), o simplemente porque nos sale así aunque queramos decir en realidad lo primero.

Buenas noches.

Kinezoe dijo...

...Lo más patético es cuando alguien intenta justificarte un "es mejor que" haciendo uso de su "amplios conocimientos" en el tema... Pa' ti la perra gorda.

abril en paris dijo...

Pues yo voy a entrar en bucle con vosotros dos , Suscribo casi todo lo que dices Kine y de P a Pa con éste chico de arriba..éste..David ¿no? ;-D y luego vuelvo a estar de acuerdo con la respuesta que le has dado..¡me estoy armando un lio ! Pero vamos que sí que estoy de acuerdo incluso en los matices..¡ah! y me ha gustado más el libro..jiji

Un abrazo para ambos dos o saluditos por aquello de la confianza :-)

Marián dijo...

Pues sí. De acuerdo contigo, Kine, en todo. De acuerdo con David, También. Y de acuerdo con abril en paris....y ya tenemos todo un pedazo de bucle...jajajaja.

Hay pelis que no se parecen casi nada al libro que quisieron reflejar y son estupendas...y es que como muy bien dices, Kine, son lenguajes distintos el de la palabra y la imagen.
Me ha gustado mucho esta entrada en la que lo has dejado bien clarito. Algo tan básico y que a veces se entiende muy poco. Muchas gracias Kine.

Un beso.

David dijo...

A esa chica de arriba, esa que se va de vacaciones en abril a Paris según parece ;-D:
vamos a tener que hacer que venga Josep a comentar aquí...porque si no todo el mundo va a estar de acuerdo y no es plan (ja,ja).
Dos abrazos.

Myra dijo...

Me he tirado un buen rato utilizando negritas y cursivas y cuando le doy a publicar el comentario me sale un error, qué rabia me dan estas cosas de la informática..
Pues eso, que estoy de acuerdo con todo lo que decís. Que no me gusta la gente que habla sentando cátedra diciendo que este libro es mejor que la peli o al contrario. Será mejor para ti..

Con lo bien que me había quedado...

Un beso desesperado, Kine

dvd dijo...

Hombre, en mi caso ya llevo un tiempo ciertamente prolongado en el que las películas han eclipsado a los libros; pero como me conozco, un día será todo lo contrario... y un tiempo después sólo podré escuchar música... y luego me iré a hacer puñetas... ¡Mierda de vida!...

Kinezoe dijo...

Abril: ¡Entra amiga, que hay sitio de sobra! Todo fuera como estar de acuerdo, jeje... Sí, el libro era mejor que la película :-P Abrazos y/o saluditos. Incluso besos.

Marián: Por poner un ejemplo: "Blade Runner" es muy distinta a lo que refleja el libro y me parece un peliculón (entiéndase, me gusta mucho). El libro también lo disfruté bastante. En fin, que me alegra ir coincidiendo con todos vosotros. Un beso (y las gracias te las doy yo a ti ,-)

David: Jajaja... Yo no coacciono, eh? Podéis disentir. Le dé el tono que le dé al escrito, ya sabéis que esto no es más que una simple opinión... (Pero si estamos de acuerdo mejor, evidentemente :-P)

Myra: No te preocupes por las cursivas que eso son manías mías, y además, que es muy sacrificao esto del estilo; yo cualquier día lo dejo y prescindo de los adornos. El texto en bruto, hala.
Es muy fácil decir qué sobra o qué falta una vez que la película ya está hecha. Está claro que después de leer un libro cada uno tiene en mente una peli distinta (difícil será que coincida con la visión del director). Y lo de sentar cátedra es ridículo (lo peor de todo es acabar creyéndoselo). Te quedó todo muy bien, muy cuco. Un beso apaciguador.

dvd: Al fin y al cabo, todo es igual de bueno (o igual malo). No comulgo mucho con aquellos que consideran que la lectura es el mejor (y el más enriquecedor) de los pasatiempos. Quizá a otros les deja más el rodearse de los amigos y conversar, o salir al campo a fotografiar florecillas... cine, música, incluso fútbol, ¿por qué no? Si al final de to' se cansa uno, como decía aquel en esta peli del 72 (aquí exactamente no lo dice, no busquéis la frase)... Supongo que va por rachas. Rachas en que se lee más, rachas en que apetece ver más cine, rachas en las que lo que te pide el cuerpo es no hacer nada... La siesta, ¡ese sí es un buen hobby!... ¡Asco de vida! :-P


GRACIAS, AMIGOS, Y FELIZ FIN DE SEMANA. UN PLACER VEROS AQUÍ REUNIDOS. ¡PASADLO BIEN!

Lillu dijo...

Estoy esencialmente de acuerdo en lo que dices, aunque también es verdad que cuando un libro te ha gustado mucho siempre esperas y deseas que la adaptación al cine sea, cuando menos, aceptable. Y a veces te encuentras con películas tan pésimas en calidad que avergüenzan incluso a los escritores de las novelas en que se basan. En lo de que los lenguajes son diferentes y que por supuesto transmiten cosas totalmente distintas, estoy muy de acuerdo.

saluditos!

Mr. Lombreeze dijo...

Yo puedo entender que como ambos, libro y peli, cuentan la misma historia se pueda asumir como no descabellada la "comparación" del impacto que la trama en sí te pueda producir. Pero está claro que son dos experiencias distintas. En algunos casos, igual de gratificantes (y me estoy acordando, por ejemplo, de Dr. Zhivago).

Montse dijo...

Pues después de tantos y tan buenos comentarios, en los que cada uno aporta su "granito de arena", estoy de acuerdo contigo y con todos.

Lees un libro y te lo imaginas. Un director hace una película, normalmente adaptando la historia a un guión (aquí ya empieza la primera variable), el productor no está conforme con el final y lo cambian y la actriz no quiere hacer una escena y la anulan, el director vuelve a revisar lo filmado y hace algunos cambios y todo ello desde una perspectiva que, claro está, no es la que tu tienes ¡y eso es lo que pasa!
Después vas a ver la película, con tu idea preconcebida y sueltas eso de "el libro es mejor", pero no, no es mejor ni peor, es, como has dicho, diferente.
Yo soy de las que suelto la frasecita y me quedo tan a gusto, jaja... ¿sabrás perdonarme?

Mil besos y buen finde ;)

Kinezoe dijo...

Lillu: Pues seguimos estando de acuerdo. Es muy lógico eso que dices. Ahora bien, lo que yo no hago, y sé que es costumbre habitual en mucha gente, es releer un libro con motivo del estreno de su adaptación cinematográfica. Normalmente en esos casos sueles estar pensando más en el libro que en la película, y raro es que te guste la segunda. Saluditos.

Mr. Lombreeze: Sí, comparar el impacto en nosotros puede no ser tan descabellado. Lo que sucede es que a veces ambos soportes tampoco están contando la misma historia (y menos aún las pelis "inspiradas en"). Es lo que hemos venido hablando en los comentarios, que cada uno cuando lee un libro repara en cosas distintas. Un saludo.

Montse: Jajajaja... ¡claro que te perdono!, ¿cómo no voy a hacerlo, con ese pedazo de comentario que nos has regalado? El compendio perfecto, y además, cronológicamente expuesto. Mil besos y muchas gracias por ese comentario tan brillante.


¡Y buen fin de semana a los tres!

Myra dijo...

Anoche, en el programa de radio en el que participa Garci, "Cowboys de medianoche", comentaron esto mismo que tú te preguntas en tu entrada. Es mejor un libro que su adaptación al cine? La respuesta fue más o menos la que tú decías. Unas veces es mejor la novela y otras, la película. Así de sencillo. Me hizo gracia la coincidencia, Kine y he vuelto para contártela. Cuando lo escuché, sonreí y me acordé de ti.

Otro beso.

Myra dijo...

Ah, se me olvidabe decirte que pusieron de ejemplo "Rebeca". Para Garci fue mejor la película que la novela. Pero siempre diciendo por delante el "Para mí", como tiene que ser.

Kinezoe dijo...

Pues qué casualidad, Myra... Jamás me pierdo ese programa pero raro es que lo escuche en "directo". Me los descargo y los escucho en el mp3 mientras voy dando un paseo. En cuanto escriba este comentario acudo a la web para ver si lo han colgado. Cómo me gusta escuchar a los Cowboys... (el nuevo fichaje tampoco está mal).

Yo, de "Rebeca", sólo te puedo decir que me encanta la peli (la novela no la leí). En fin... más alegría me das sabiendo que aún somos más los que estamos (más o menos) de acuerdo. Gracias por volver para contarme la anécdota. Más besos.

Francisco Machuca dijo...

un post que me llega,amigo.Estoy de acuerdo con todo lo que dices.Es más,cuando una película es demasiado fiel a la novela es cuando realmente falla.Hay que respetar la esencia,pero el director debe poner parte de su propia estética,de sus propios pensamientos.Existen numerosos ejemplos,pero te pondré uno:Luís Buñuel.Realizó dos películas basadas en dos obras de don Benito Pérez Galdós;Tristana y Nazarín.Precisamente dos obras no muy buenas del gran escritor canario,pero Buñuel dignificó ambas historias realizando dos de sus mejores películas.
Un acieto de post que da para departir.

Un fuerte abrazo.

Kinezoe dijo...

Incluso en las adaptaciones, está claro que el cineasta ha de tener siempre muy presente que está creando algo nuevo. Si se confía mucho porque parte de un buen libro, puede pifiarla. De igual modo, es posible sacar una buena peli de un libro mediocre. Supongo que es cuestión de empeño y talento. "Tristana" la tengo pendiente; tendré que poner remedio. Gracias por el comentario, Francisco. Siempre me haces tomar nota de algo.

Me alegra que te gustara el post. Un fuerte abrazo.

Marcos Callau dijo...

Simplemente, Kine, creo que hay libros que nunca se podrán trasladar al cine. Desde luego, es un tema para hablar largo y tendido. Si el cine se inspiró en Charles Dickens para establecer el lenguaje cinematográfico (más que "el cine", Griffith) creo que siempre, en este sentido, el munodo del celuloide será dedudor de sus raíces en el papel. Sobretodo en sus principios. Ahora, como se sabe, la historia ha cambiado mucho. Un abrazo.

Sese dijo...

Completramente de acuerdo con tus reflexiones, aunque también es cierto que en ocasiones somos injustos con el cine y no nos adaptamos a sus limitaciones de expresión, del mismo modo que otras veces le damos un valor extra al producto cinematográfico por el hecho de ser fiel al libro en el que se basa, Del mismo modo que también le damos un plus de valía a un libro o a una película por el hechos de estar basado en hechos reales.

Saludos

Licantropunk dijo...

No puedo por menos que suscribir todas tus palabras: imprimir tu entrada y señalársela a más de un pesado que le busca tres pies al gato. Tus observaciones me gusta mucho aplicárselas a adaptaciones de cómic que suelen ser completamente irrelevantes e innecesarias. Hay que tomar distancia para crear.
Saludos.

Valverde de Lucerna dijo...

Llevo varios días intentando entrar, pero el navegador en Windows no funciona así que he cambiado a Ubuntu.
Me ha parecido una entrada que siempre provoca entre la gente diversidad de opiniones, pero comparto contigo que son dos lenguajes diferentes, personalmente si he leído un libro prefiero no ver la película porque siempre le buscas las vueltas y no coinciden las tramas, las escenas, los personajes imaginas de otra manera...
Eso no quita que haya películas basadas en novelas que me han encantado.
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

* Marcos: Interesante reflexión, amigo. Ahora parece que vivimos la época de los remakes y las precuelas (menudo palabro; y ojo al dato que ahí llega Prometheus...). Me da la impresión de que cada vez gusta menos eso de partir de cero a la hora de hacer una película. Los "creativos" se nos vuelven perezosos. Gracias por compartir tus palabras con nosotros. Un abrazo.

* Sese: Sinceramente, lo de las obras basadas en hechos reales no sé yo si juega a favor o en contra de ellas. Yo creo que se las mira con lupa en esos casos... Muchas gracias por dejarnos tu punto de vista, amigo. Un saludo.

* Licantropunk: A mí lo que me sucede en estos casos es que aunque quisiera no puedo establcer la comparación (pocos comics leo yo). Pues nada, sigo con la incertidumbre de saber qué tal es el "Watchmen" en papel (peli que me encanta)... Me alegra coincidir contigo. Me quedo con tu última frase. Quizá sea esa la clave. Saludos.

* Valverde: No hay mal que por bien no venga. Siempre es bueno saber manejarse en varios sistemas. En cuanto a lo que comentas, no soy yo tan estricto como tú. En mi caso suelo sentir curiosidad por ver cómo han podido imaginar el libro otras personas, eso sí, sin tomármelo demasiado a pecho. Ya cuento con que peli y libro van a ser placeres o disgustos diferentes. Ahora bien, nunca releo con motivo de un estreno cinematográfico. Si voy al cine, voy al cine (y cuanto menos sepa mejor). No quiero estar pensando continuamente en lo que va a pasar (o en lo que tenía que haber sucedido). Me niego a buscar la comparación (sé que llegará, pero no habrá sido buscada). Un fuerte abrazo.

Marisa dijo...

Estoy básicamente de acuerdo contigo en todo lo que dices, Kine, pero me entran ciertas dudas en una afirmación que haces: que en el lenguaje cinematográfico prima la imagen por encima de la palabra. Quizás en el cine mudo fuera inevitablemente así, pero en el actual no estoy tan segura. Una película con buenas imágenes pero absurda en el guión, jamás llegaría a ser una buena película, mientras que en el caso contrario, con un desarrollo de guión bueno aunque con un lenguaje visual modesto o incluso malo, tendría posibilidades. No obstante, es cierto que ese buen guión sin una buena interpretación, se quedaría cojo.

Muy interesante tu reflexión, Kine.

Un beso.

Kinezoe dijo...

Hola Marisa. Pues yo también estoy de acuerdo contigo; está claro que ha de funcionar el tándem palabra-imagen, pero también pienso que si no te gusta lo que ves, difícilmente te conmueva la palabra (por bueno que sea el guión). Para mí no es un 50-50 la relación. Saber manejar la imagen en cine es tener mucho terreno ganado (más de la mitad, diría).

Dos cintas tremendamente "visuales": "2001. Una Odisea del Espacio" y "Blade Runner". ¡Entran por los ojos sin necesidad siquiera de la palabra! (en la primera de ellas hay más de una hora sin una sola línea de guión). La historia puede olvidarse, pero ciertas imágenes siempre perduran. El cine es ante todo imagen (en movimiento). Yo así lo veo ;-)

Muchas gracias por el comentario, amiga. Un beso y feliz fin de semana.