miércoles, 14 de julio de 2010

Recuerdos (3 de 3)

Lógicamente, no podía faltar un tema de nuestro querido Dean Martin si de recuerdos hablamos... Veamos de qué están hechos los recuerdos según el mismísimo King of Cool.

Sirva este vídeo para poner punto y final a este, mi pequeño homenaje al recuerdo, y al órgano que los crea, procesa y almacena: el cerebro.





«Toma un dulce y tierno beso,
Añádele una noche de felicidad robada.
Una chica, un chico, alguna pena, un poco de alegría.
Los recuerdos están hechos de esto»

«Tus labios y los míos, dos sorbos de vino.
Los recuerdos están hechos de esto»

DEAN MARTIN. "Memories are made of this" (1955)




Permítanme un pequeño y curioso cálculo para finalizar:

Se estima que un cerebro humano contiene tantas neuronas como galaxias tiene nuestro universo (o como estrellas posee nuestra galaxia): alrededor de cien mil millones de unidades (un uno seguido de once ceros). Por término medio cada neurona posee unas 7000 sinapsis o puntos de contacto con las neuronas de su entorno. Una grosera predicción a la baja de la información que podría almacenar nuestro cerebro, suponiendo que cada sinapsis respondiera a una cuestión elemental con un "sí" o un "no" (a modo de conmutador), nos la daría el producto de estas dos cantidades (neuronas y sinapsis). El resultado, evidentemente, habría de medirse en bits:

1011 x 7000 = 7 x 1014 bits

Expresando este número en un múltiplo manejable del byte (1 byte = 8 bits), tendríamos que el cerebro humano posee una capacidad potencial de almacenamiento en torno a 80 Terabytes de información. Para hacernos una ligera idea del orden de magnitud de estas cifras pensemos que los ordenadores actuales rara vez se montan con un disco duro de más de 1 TB de capacidad (1 TB = 1024 GB). Y es inmensa la cantidad de información que pueden almacenar estos dispositivos; ustedes lo saben... Pues bien, nuestro cerebro iría aún muy por delante respecto al acopio de información.




Ni que decir tiene que todo este asunto es en realidad mucho más complejo de lo que pueda darse a entender, tan complejo que escapa a nuestro entendimiento. Y es que, un cerebro es algo más que un sistema procesador/disco duro. Hoy por hoy, ni el mejor de nuestros superordenadores estaría a la altura de cualquier cerebro humano. Por no hablar de la idoneidad o no de emplear un código basado en el byte, cuando 6 bits son más que suficientes para respresentar todas las letras del alfabeto, los números del 0 al 9 y los signos de puntuación de la mayoría de los idiomas...

Dotar a una máquina de cualidades tan importantes como la capacidad de aprendizaje, la intuición, la iniciativa propia y las emociones, inherentes todas al ser humano, se me antoja tarea harto complicada. Pasarán muchos años y estaremos todavía muy lejos de conseguirlo. O no... Sea como fuere, para mí, hoy, es impensable, por ejemplo, que una máquina pueda llegar a emocionarse con la música. A mí, sin embargo, me cuesta bien poco...




La canción que les dejo como segundo cierre, contrapunto perfecto de la primera, me trae recuerdos, me hace evocar, me pone incluso melancólico... Me encanta. La melancolía ─y una pequeña dosis de soledad─ es buena cuando se busca para un ratito, ¿no creen? Te hace sentir vivo.

Disfrútenla y a ver quién adivina a qué banda sonora pertenece esta música. Jo, esta entrada me quedó algo larguilla... Espero no haberles aburrido demasiado. ¡Hasta pronto! ;)

(Y aquí sonaba esto)

21 comentarios:

Myra dijo...

Hola, Kine. Preciosa la canción de nuestro Dino. Y qué letra tan breve para decir tanta verdad. De eso están hechos los recuerdos, de breves instantes sentidos intensamente.

Me temo que mi cerebro tenga un poder de alamacenamiento más pequeño que el de los demás porque mi memoria es pésima..Pero sí tiene un rinconcito muy especial para revivir momentos pasados, recuerdos de otras épocas.

El segundo tema es una maravilla, pero no sé a qué banda sonora pertenece. La he escuchado en soledad, y me ha producido una bonita melancolía escucharla. Me ha emocionado.

Un beso en tus recuerdos.

David dijo...

No has aburrido nada.
El tema de Dean genial. Tus datos sobre el cerebro y la memoria, interesantes, pero me temo que ya los he olvidado después de leerlos (es lo que tiene mi memoria... es selectiva.. y recordaré más el tema de Dino que tu comparación entre ordenadores y cerebros.)
La banda sonora no sé.. Me recordaba a la de Sin Perdón (pero me gusta más la de Sin Perdón).
Me suena, pero no caigo (esta memoria). Igual ni la había oído antes.
Un saludo.

Marcos Callau dijo...

Nada de larguilla, Kine, es muy interesante todo lo que cuentas de esa joya que tenoemos dentro de nuestra cabeza, quizá nuestro mayor tesoro si supiéramos utilizarlo totalmente. La canción de Dean Martin es una de mis favoritas pero la había escuchado en directo, nunca había visto este video. Me ha encantado. En cuanto al clip de audio final, es una guitarra deliciosa y melancólica como bien dices. La guitarra llora como ningún otro instrumento sabe hacerlo.

Crowley dijo...

De aburrir nada, aunque creo que hay una cosa en la que te equivocas, porque yo conozco a bastante gente que en vez de millones de neuronas son unineuronales, jejeje.
Para mi también es impensable que una máquina se pueda emocionar de verdad y que no sea tan solo parte de su programación.
Nunca sabremos, al menos usted y yo (por edad), lo que puede llegar a albergar el cerebro humano. Una lástima.
Un saludo

Mr. Lombreeze dijo...

A mí no me has aburrido en absoluto. Me ha encantado la entrada. Era de esperar si comenzaba con una canción del mejor crooner de todos los tiempos.
Mis recuerdos están hechos de imágenes. Sobre todo de las que aparentemente fueron más intrascendentes.

Ya sabéis que aunque tengamos treintaypico años los padres siguen empeñándose en acompañarnos a los médicos. Una vez me encontré a mi padre en la puerta de la consulta y le eché la bronca en plan "Que ya no soy un crío papá, espérame fuera...".
Cuando salí, tras un buen rato, yo esperaba que mi padre hubiera vuelto a casa. Pero no. Allí estaba oliendo las flores de un parquecillo de al lado.
Joder, siempre recordaré a mi padre, cuando ya no esté conmigo, oliendo aquellas flores...

Marisa dijo...

Estoy de acuerdo con Dean Martin: los recuerdos estan hechos de pequeños momentos de placer. El tema es uno de los que más me gustan de él.

Muy interesante tu explicación sobre la capacidad neuronal del hombre. Sabía que sólo somos capaces de utilizar sobre el 20% de nuestro cerebro, pero con el ejemplo tan gráfico que has puesto del ordenador, creo que ese porcentaje se me queda alto ( nunca se me dieron bien las matemáticas :-) ).

En cuanto al segundo tema, la guitarra es preciosa, habla de melancolía, amor, sueños, recuerdos, añoranza, felicidad, tristeza... cualquier sentimiento es bueno para hacerte sentir vivo, como bien dices.

Y de larga tu entrada, nada de nada, para largo mi comentario,jeje.

Me ha gustado tu post, Kine, música, vídeo, ciencia y... hermosos recuerdos.

Muchos besitos.

Lillu dijo...

Muy interesante, aunque coincido con los demás visitantes en que mis neuronas parecen no tener tanta capacidad como se les supone XD

La segunda canción me recordó un poco a "Brokeback mountain", pero me da que puede ser anterior.

saluditos!

Elvira dijo...

Me ha gustado mucho el vídeo, Kine. Lo que has escrito después supera mi capacidad neuronal actual con este calor. Cuando refresque lo intentaré de nuevo. :(

Besos

Kinezoe dijo...

Myra:
Me alegro de que te gustaran ambas canciones. Y no te preocupes, que tu memoria no es pésima. Seguramente recuerdes muchísimas más cosas de las que imaginas. Te asombrarías de los detalles que tu cerebro tiene almacenados acerca de tu vida en algún recóndito punto de su materia gris.
Un beso (recordaré el tuyo).


David:
Genial saber que no te aburrí, amigo. La memoria es selectiva y caprichosa. A veces, aquello que menos interés despierta, es precisamente lo que mejor recordamos pasado un tiempo. Muy curioso.
El segundo tema musical no pertenece a Sin Perdón, pero está en la onda (musicalmente, porque las pelis tienen poco que ver...). Buen acercamiento.
Saludos.


Marcos Callau:
Celebro que te gustara, amigo. Tampoco yo conocía este vídeo de Dean Martin hasta hace relativamente poco. En cuanto a la guitarra, tienes razón: es deliciosa. A mí me encantan guitarra, saxo y piano (no necesariamente en este orden).
Un abrazo.


Crowley:
Jajaja... tienes razón, algunos parece que andan escasos de estos "bichitos"... ;)
Lo que sí sabemos desde hace tiempo es que nuestro cerebro almacena ya más información que la que guardan nuestros genes. Y eso fue un hito en la evolución de la inteligencia...
Saludos.

Kinezoe dijo...

Mr. Lombreeze:
Gran alegría saber que a ti también te encanta Dino. En cuanto a lo que nos comentas sobre los padres y el médico he de decirte que me suena bastante esa situación, jeje... Entrañable anécdota.
Un saludo, amigo.


Marisa:
Encantado de que gustaran ambas canciones. Me alegro también de que te resultara interesante el apunte sobre el cerebro. Respecto al porcentaje de utilización del mismo hay controversia: hay quien dice que es imposible que lo estemos utilizando sólo a un 20% de su potencial porque la evolución ya se habría encargado de reducirlo en tamaño. Lo que no se usa se pierde con el tiempo... En cualquier caso está claro que desconocemos muchísimo acerca de este órgano.
En absoluto me pareció largo tu comentario. Muchas gracias por tus palabras. Me encantaron.
Besitos.


Lillu:
No era Brokeback Mountain :( Es anterior, pero no mucho, tan sólo unos añitos. Ya diré el título del tema y la banda sonora a la que pertenece si no lo acierta nadie. Muchas gracias por tus palabras. Me alegra saber que te gustó el post :)
Saludos.


Elvira:
Jejeje... Pues nada, yo me alegro de que disfrutaras el vídeo. Y a ver si refresca! ;)
Besos.


¡BUEN FIN DE SEMANA A TOD@S!

Fandestéphane dijo...

Yo hace años que he dejado de usar el cerebro, por consiguiente, todos los millones de neuronas que habitaban en mi ya se han desintegrado...

Me quedo escuchando la música...

Buen finde Kine

Francisco Machuca dijo...

Precioso post,amigo,de verdad.Me encanta esta canción interpretada por el gran Dino.
Ay,se ha dicho tanto sobre los recuerdos que incluso creo que no existen.Nosotros añadimos emociones,colores y sentimientos desde nuestro presente.A veces,si estamos de buen humor,contamos un recuerdo que nos produjo desazón con ironía.Otras,contamos con cierta tristeza lo que nos produjo en su momento una alegría.
Incluso creo que tampoco sabemos nada del presente porque se nos escapa a cada momento.Ni el futuro.La mayoría de la gente proyecta su futuro sin saber que el porvenir no está en el curso del tiempo sino en nuestra imaginación.Aquí tienes otro tema sin solución aparente. Imaginación.Nada es real,todo se imagina,incluso como creemos que somos o nos gustaría ser.

La inteligencia es lo que se dice de ella.Lo mismo ocurre con la palabra "realidad".¿Qué és la inteligencia?Un cerebro superdotado me puede dejar frío,indiferente,incluso puede hacer mucho daño,tanto como un superidiota.Se lleva diciendo desde hace ya muchos años que nuestro cerebro tiene grandes capacidades,pero nos quedamos en lo dicho.¿El ser humano es el más inteligente de la pequeña bola de arcilla que da vueltas en el espacio?Me levanto a las cinco de la mañana cada día.Mi gato está tumbado en el sofá y mira todo lo que hago al mismo tiempo que bostezo y me rasco.Es entonces cuando me siento ridículo y algo avergonzado.

De estos pensamientos llego al tema musical y me suena mucho,pero no llego a recordar su procedencia,pero me da igual.Llego al final de tu post y me siento vivo.Jo,creo que este comentario es más largo que tu magnífico post.

Un fuerte abrazo,amigo.

Montse dijo...

El tema de Dino me ha gustado mucho, tiene estilo.
En cuanto al otro, me suena mucho pero me temo que mi cerebro, que tiene memoria selectiva, no logra seleccionar a qué ni a quién pertenece.
No sabes lo que ha reconfortado el saber que las máquinas tardarán mucho tiempo aún en ser como nosotros, jeje... creía que tenían más capacidad ¡ya ves!. Prefiero almacenar las cosas con los cinco sentidos, aunque luego no las recuerde.
Magnífico post!!
Un beso.

Kinezoe dijo...

No estuvo mal pero se hizo muy corto, como todos. Me refiero al finde, Fande.
Un abrazo y buen segundo tramo de semana.


Muy jugoso comentario, querido Francisco. Y tienes razón, los recuerdos son muy moldeables, el presente una entelequia y la inteligencia muy relativa. Gracias por dejarnos registrada otra de tus interesantísimas reflexiones.
Un abrazo.


Encantado de que te gustara, Montse. En cuanto a nuestra capacidad para memorizar datos ya veremos si no entramos en un proceso de involución... Dependemos tanto de nuestros artilugios electrónicos que cada vez usamos menos el cerebro. ¿Quién memoriza hoy en día, por ejemplo, un número de teléfono?... El móvil nos volvió perezosos. Y las calculadoras, Internet, etc.
Besos.

Kinezoe dijo...

Por cierto, creo que nadie lo acertó. El segundo tema musical se titula "Rose's Theme" y se encuentra incluido en la banda sonora de la película Una historia verdadera (The straight story. David Lynch, 1999). Fue compuesto para la ocasión por Angelo Badalamenti y es una auténtica joya, como la película en sí. Uno de los trabajos más convencionales, al tiempo que emotivos, del maestro Lynch.

Myra dijo...

Pues tengo la peli, Kine. Me la regaló una amiga porque a ella le encanta. Confieso que sólo la he visto una vez. Su banda sonora es maravillosa pero tengo en mi memoria otra pieza, muy del estilo de ésta que tú nos has puesto.

La película es bonita, sin ser de mis preferidas. Es una película llena de sensibilidad y pequeños detalles.

Un beso.

Kinezoe dijo...

A mí me gusta mucho, Myra, aunque prefiero otras de este director... Esta, sin embargo, es de las menos raras, jeje...

Besos.

Keith dijo...

I do love Memories Are Made Of This by Dean Martin. When I do hear that song, it often makes me think about memories about family, etc.

Kinezoe dijo...

Great song, Keith. Thank you very much for stopping by and talkin' about your memories. Hope you have a nice weekend.

David dijo...

Vaya. Pues he visto dos veces esa peli, pero no asocié la música a la peli.
En fin, aunque no has actualizado, pasaba para despedirme, que me voy de vacaciones (y ver de paso la solución del enigma).
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Pásalo muy bien, amigo. Que te cundan mucho y te queden muy buenos y duraderos recuerdos. Muchas gracias por el detalle de pasar nuevamente por aquí y dejar constancia del hecho.

Un fuerte abrazo, David.

PD: Estoy muy flojo últimamente respecto a las actualizaciones del blog. Tengo mucha tarea atrasada y el calor es además soporífero. Mi metabolismo se ralentiza... ;)