sábado, 26 de junio de 2010

Recuerdos (1 de 3)


[Rachael runs away when Deckard turns to get a glass. Then, Deckard looks a Rachael's photo]

Deckard (voice-over): Tyrell really did a job on Rachael. Right down to a snapshot of a mother she never had, a daughter she never was. Replicants weren't supposed to have feelings. Neither were blade runners. What the hell was happening to me? [pause] Leon's pictures had to be as phony as Rachael's. I didn't know why a replicant would collect photos. Maybe they were like Rachael. They needed memories.

[Deckard, on balcony]





Y es que sin recuerdos nada somos. Dicen que tanto felicidad como infelicidad son, ambos, estados transitorios, y que tendemos a sobrevalorarlos: siempre duran menos de lo que imaginamos. El remanente de toda experiencia, en cualquier caso, siempre es el recuerdo. Nuestras mayores alegrías, y en ocasiones también, nuestro mayor tormento. No somos sino un vasto, inmenso archivo de recuerdos. Los recuerdos de toda una vida.

En 1982 Blade Runner abordaba, entre otros muchos asuntos (las emociones, lo efímero de nuestra existencia, etc.), el tema de los recuerdos. Los replicantes, así eran llamados los androides, llevaban implantada en su cerebro una falsa vida de recuerdos. El momento en que Rachael descubre no ser "humana" es de una intensidad dramática impresionante, de una belleza sobrecogedora.


== o ==


Una taza de café ─caliente o helado, según gustos─, el cálido sonido de este saxo, y la suave brisa de la madrugada meciendo a su antojo el liviano visillo de la ventana. Apagas la luz, pero no estás a oscuras; el mágico reflejo de nuestro satélite inunda la estancia sumiéndolo todo en un tenue resplandor blanco-azulado, todavía con la intensidad suficiente para proyectar algunas sombras. Sientes la noche en tu cuerpo, sientes la calma. Te sientes feliz y te recreas en el instante, lo saboreas. Hoy es tangible; mañana será un recuerdo.


Buena semana a todos y gracias por estar ahí.

19 comentarios:

Airama dijo...

Leyendo lo que dices del recuerdo, he recordado una frase de Bécquer que decía que el recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.

UN ABRAZO

alestedemadrid dijo...

La música que has seleccionado me ha resultado muy evocadora. Los recuerdos dan para más de una entrada así que espero las siguientes
que veo que ya tienes preparadas. Un saludo

David dijo...

Bonita entrada. Y es la primera de tres. A ver si lo bueno de las siguientes no borra el recuerdo de esta.

Myra dijo...

Holoa, Kine. Qué película tan bonita Blade Runner. Llena de momentos intensos como el que tú has recordado y esa maravillosa escena final de Roy junto a Deckard en la azotea:"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais..". Preciosa.

Muy bonito lo que has dicho sobre los recuerdos y muy cierto.

Un beso.

Kinezoe dijo...

Bonita frase, Airama. Si lo decía Bécquer no voy a ser yo quien le ponga objeción alguna. Estoy con él (y contigo).
Un abrazo y muchas gracias por tu nueva visita ;-)


Quizá sea la música una de las cosas que mayor poder evocador despierta en nosotros, alestedemadrid. Mis entradas son muchas veces una mera excusa para dejaros una canción. Espero que os sigan gustando, si no la entrada en sí, al menos la selección musical... ;)
Saludos.


Lo mejor de ésta sin duda es el "Love Theme" de Blade Runner, David. Y eso será difícil que lo olvidéis... Las siguientes, algo muy sencillito ─abogo por las entradas cortas, aunque con la astronomía a veces me paso─, no son más que una canción y un par de líneas mías. Aun así, espero que os gusten.
Saludos.


Hola, Myra. Encantado de verte por aquí de nuevo. Me alegra coincidir contigo en esta maravilla de película. Ese final, con la paloma que se alza al cielo justo en el momento en que Roy dice adiós a este mundo (ya casi amaneciendo), es impresionante. Y su banda sonora, su meticulosa ambientación, en fin, todo... Espléndida; es de las que enamoran.
Un beso y gracias por tus palabras.


BUEN FIN DE SEMANA.

Francisco Machuca dijo...

Otro de mis temas favorito:el paso del tiempo,la memoria y Blade Runner.No se si conoces la obra de Philip K.Dick.Tengo la suerte de poseer toda su obra y su obsesión fue precisamente la falsa memoria,la falsa personalidad.No somos lo que recordamos sino cómo lo recordamos.El género de la ciencia ficción ha dada obras extraordinarias respecto a este tema.
Bonito post.Escueto y profundo.

Un fuerte abrazo.

Kinezoe dijo...

Conozco sólo una pequeña parte del catálogo de Dick, pero lo que he podido leer me gusta, y mucho. Y es cierto que se aprecian temas recurrentes dentro de su obra. Sin duda, un grande de la ciencia ficción, que va ganando adeptos conforme pasa el tiempo.

Muchas gracias por tu visita. Un fuerte abrazo.

Fandestéphane dijo...

Hola Kine, hace unos meses un amigo me recomendó Blade Runner y me la anoté pero todavía no la he bajado. Después de leer la entrada y los comentarios, creo que ya va siendo hora de que la vea, pues me atrae bastante...

En cuanto a los recuerdos, qué puedo decir que ya no sepas, soy un enamorado de los recuerdos, sobretodo si son buenos recuerdos...

Un abrazo Kine, y buena tarde dominical

Kinezoe dijo...

Yo también te la recomiendo, Fande. Me encanta "Blade Runner" desde que era pequeñito. No la he visto tantas veces como tú "Le Boucher", pero casi... Bueno, dejémoslo en la cuarta o la quinta parte... ;-)

Un abrazo y buen domingo.

Marisa dijo...

Preciosa película y la canción es maravillosa, es la idónea para abrir esa caja de recuerdos que contiene momentos inolvidables de sensualidad; una verdadera caricia para los sentidos.
Espero esas dos llaves más para seguir abriendo cofres de recuerdos...
Un besito.

Sese dijo...

Sin duda el recuerdo es nuestro tocadiscos particular de las sensaciones, ponemos en el plato un recuerdo u otro en función de nuestras necesidades anímicas. Aunque lo sorprendente de ellos es la arbitrariedad en asentarse en nnuestro disco duro. Cómo recordamos cosas inanes que en teoría debían permanecer transitoriamente en nuestra mente y otras veces no almacenamos vivencias en apariencia más trascendentales.

Saludos

Kinezoe dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Marisa. Me alegra saber que te gustó. Espero que también te gusten esas dos otras llaves aún por llegar.
Besos.


La mente es caprichosa, Sese, y aún nos queda mucho por comprender. Mientras tanto, dejemos que suene la música, la buena música... ;-)
Saludos.

ethan dijo...

Gracias por recordarnos esta maravilla de película.
Un abrazo

Kinezoe dijo...

Gracias a ti por pasar por aquí.

Un abrazo, Ethan.

Luis Cifer dijo...

La película es un mito, pero creo que el libro es mucho mejor, más complejo. En la adaptación redujeron aspectos muy interesantes como el uso de las drogas, la religión, los animales eléctricos, etc

Montse dijo...

Buena música, buena película (debería decir peliculón) y buen texto, todo para almacenar en el cajón de la memoria.
La memoria es selectiva, uno recuerda aquello que debe recordar.
Mañana me acordaré de esta entrada y de su melodía.

Besos y buenas noches.

Kinezoe dijo...

Luis Cifer:
Para mí no es ni mejor ni peor, tan sólo distinta. Cierto es que en la película no se hace referencia al Mercerismo, ni al órgano de ánimos Penfield, etcétera, pero no importa; Ridley Scott logra crear un trabajo atemporal de un poder visual y evocador que trasciende incluso el género de la ciencia ficción. Películas así no salen todas las décadas. A mí me encanta :-)
Saludos.


Montse:
Y yo me acordaré de tu comentario, amiga. Me alegro de que te gustara la entrada. Muchas gracias por tu visita.
Buenas noches y besos ;)

Silvia dijo...

Magnífica película y magnífica entrada.
La foto ha sido acertadísima y la canción por supuesto que también.
Abrazos.

Kinezoe dijo...

Me alegra saber que te gustó, Silvia. Gracias por tus palabras.

Un fuerte abrazo.