miércoles, 27 de enero de 2010

No soporto #13

La gente sin palabra.



Me hierve la sangre cuando me cruzo con alguien que no tiene la dignidad suficiente como para cumplir aquello con que se compromete. Hoy en día, a patadas los hay.