martes, 16 de abril de 2013

Enredando: que parezca y no sea

Garfield.


O me estoy volviendo más tonto con el paso de los años (que no descarto), o cada vez nos cuentan peor la película. ¿Por qué esa extraña manía de complicarlo todo hasta el extremo en el cine de acción de nuestros días? Personajes que aparecen sin presentación y como vienen se van, conversaciones en clave, innumerables saltos hacia delante y hacia atrás en el tiempo, subtramas inconclusas que en vez de aportar algo al hilo principal despistan al espectador, un frenetismo en la concatenación de escenas que no te deja siquiera un par de segundos para pensar en la coherencia de lo visto... En fin, un completo caos.

Digo yo que entre dárselo todo mascadito al espectador y confiar en su clarividencia hay posturas intermedias, ¿no creen? Reconozco que estoy perdiendo retentiva (y hasta perspicacia) últimamente, pero me da a mí la impresión de que más que fallo nuestro suele ser fallo del que nos cuenta la historia. Quedan muy pocos buenos contadores de historias en el cine moderno. Suele buscarse sofisticación en la complejidad, cuando a menudo lo "bueno", entendiendo por bueno lo que se disfruta intensamente en el acto y no cuesta trabajo recordar, es normalmente lo más sencillo. Rehúyo el esnobismo elitista.


Cita de Albert Einstein.


Mi forma de verlo es la siguiente: si te empeñas en liar al espectador es conveniente que vayas desenredando el meollo poco a poco, o corres el riesgo de que desconecte. ¡No puedes estar más de dos horas mareando la perdiz! Otra opción es que decidas no aclarar nada, pero en ese caso deberías proporcionarle algo extra en lo que fijarse: que la atmósfera, al menos, esté bien conseguida o sea mínimamente sugerente, que los personajes digan cosas interesantes de vez en cuando, una buena banda sonora, etc.

No se acomplejen, no son los únicos que no entienden nada. Cuando una inmensa mayoría no entendió de la misa la mitad, casi siempre, es por culpa de la escasa o nula pericia del director-guionista-montador. No es nada fácil contar acertadamente una historia; hay que saber hacerlo. Podrás engañar a muchos en la sala de cine, pero en casa, y con el DVD, ya es otra historia. Ahí es donde se da uno cuenta de la cantidad de pamplinas que intentan colarnos.

«Mira, dentro de unos años, la gente, los idiotas, escribirán sobre la mierda que escribo... ¡No sé de dónde coño sale esto!, ¡no sé de qué trata! Y ellos, escribirán sobre lo que trata». (Bob Dylan)

Me cae como una patada en el estómago pero reconozco que aquí tuvo su gracia el cantautor de pelo alborotado.

Por cierto, ¿alguien sabe que fue de la steadicam...? No hay nada más agotador que ver una película de acción rodada con la técnica de cámara al hombro. Involución, amigos.

16 comentarios:

Kinezoe dijo...

Y para todos aquellos que gusten de calentarse la cabeza con guiones enrevesados y sin sentido, aquí les dejo un enlace a algo realmente complejo que bien podría sacarles de pobres si consiguen resolverlo: la famosa Hipótesis de Riemann. Se publicó en 1900 y aún no fue demostrada. Un millón de dólares ofrecen al primero que lo consiga. Con esto sí merece la pena devanarse los sesos, pero, ¡¿con una película...?! O me la cuentan bien y sin trampas o no muevo una neurona.

Marián dijo...

Pues mira, Kine, aunque yo no tenga mucha idea de esto te voy a dar mi opinión:
Creo que con todas esas técnicas de la nueva era, con todas esas escenas "virtuales" que creen ellos que "lo flipan", resulta que no hay buenos montadores de imágenes, ni idea creo que tiene...no son capaces se elaborar un buen guión; un hilo que tenga algo de sentido, y claro, con todo ese material que han filmado resulta que es como un puzzle que no tienen ni idean de como encajar las piezas.

No sé, pero creo que es algo de eso...jajaja...

Un besazo, Kine.

P.d. ahora voy a ver esa hipótesis de Riemann que recomiendas, a ver de qué trata.

Marián dijo...

Buenooooo....

No, si los matemáticos cuando juegan a ponerse estupendos, no hay quien los gane...

JAJAJAJA....

abril en paris dijo...

Ufff ¡ qué peso me quitas de encima ;-D !! Ya empezaba a creer que estoy perdiendo facultades porque me cuesta un imperio (no amperio), entender ciertas tramas y se acompleja uno ..
No es que me haya quedado en Barrio Sésamo pero..¡vive diooossss !:-(
¡Muchas gracias Kine me siento liberada jajaja !!

Un beso sin complicaciones (jiji)

Francisco Machuca dijo...

Interesante reflexión.Mira,hoy se confunde la velocidad con el ritmo.Las imágenes mal rodadas reforzadas con la música machacona y repetitiva.El susto no es la imagen sino el maldito violín que te hace saltar de la butaca.El ruido.Ya no voy al cine pero cuando iba (no hace mucho)me tenía que poner unos tapones de algodón en los oídos,y no es broma,sufro de fonofobia.Y después los diálogos que no pasan de: ¡Hijo de puta! ¡Te voy a matar! ¡Joder!¡Coño! y ¡Vete a la mierda!Todo esto empezó,creo,con Arma letal,el arma letal de la muerte del cine o,al menos,del cine que vale la pena.

Abrazos,amigo.

Sese dijo...

Estoy de acuerdo contigo: si no entiendo la historia no es culpa mía, es de quien la cuenta. Se creen que la peli es mejor si cuesta mucho de entender, que sea preciso un master de concentración en todos los detalles: señores que voy al vine no a una clase de física cuántica.

Será que faltan buenos guionistas, Ainsss que tiempos aquéllos de Billy Wilder.

Saludos

Valverde de Lucerna dijo...

Las películas de acción actuales se pierden en efectos especiales y son incapaces de contar una historia interesante.
Un abrazo.

Myra dijo...

Y cuando sales de ver una de esas pelis tan complicadas y enrevesadas y empiezas a escuchar los comentarios de los eruditos que se han quedado tan a cuadros o más que yo, qué?;-)
Lo de la cámara al hombro ya directamente me desespera...te puedes creer que llega a marearme?

Con la teoría de Riemann te confieso que no he pasado de la tercera línea...

Un beso sencillito y sin complicaciones. O sea,un beso de verdad.

Montse dijo...

Tienes toda la razón, Kine, esas películas sin argumento coherente no hay quien las entienda. Ya sabemos que el cine es una sucesión de imágenes, pero que nos cuenten algo por favor, porque para ver imágenes buenas ya tenemos los reportajes de los que además se aprende.
Por otro lado, un poco al hilo en esto de las cosas que no se entienden me fastidia la cantidad de "palabrejas" que llegamos a usar, anglicismos que tienen su bonita traducción en nuestro idioma. Me refiero a tu entrada con "dont know" la frase de Einstein en inglés y el "steadicam" ¡Ay, si Cervantes levantara la cabeza! la bronca que te iba a dar, jaja.

Besitos.

David dijo...

mmmm... no sé. Me da que la hipótesis esa que enlazas en tu primer comentario ya me la habías enlazado alguna vez.
Sobre lo que comentas...pues supongo que algo de razón sí que tienes y que ahora se lleva un poco a veces hacerlo "complicado" o que parezca "complejo" siendo más bien "chapucero"... Habrá excepciones, como siempre, y no es cuestión de generalizar...
El que te cae como una patada en el estómago tiene grandes temas...Vale, no canta como Dino; y reconozco que a mí me costó acostumbrarme a su forma de cantar, pero eh! es un grande; y la cita... pues un poco como cuando nos poníamos a analizar textos en el insti, ¿no?

Un saludito.

Lillu dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. La cámara al hombro es una de las peores modas del cine, que parece que ahora para dar realismo a una escena de acción lo único que hay que hacer es mover mucho la cámara. Es un mareo y a mí no me transmite más que agotamiento visual.

Ya lo de contarnos las historias de un modo enrevesado deliberadamente es el no va más de la falta de talento. Es como el arte moderno: cuanto menos se entienda mejor es? Pues definitivamente no. El cine ni ningún arte debería estar hecho para iluminados. Cierto es que hay gente que no busca historias, sino sólo pasar el rato y para ellos una sucesión de escenas espectaculares con muchas explosiones y persecuciones es más que suficiente (no lo comparto pero conozco a varios que son de esa clase de espectadores, sí). Pero la costumbre de rodar películas de 3 horas mareando la perdiz e intentando sorprender con situaciones sin sentido debería sancionarse duramente! :P

saluditos!

Kinezoe dijo...

► MARIÁN: Totalmente de acuerdo. Se lanzan a la piscina sin tener un buen guión, y claro, luego no hay quien pueda unir coherentemente esas piezas... (Lo montan rápido y desordenado para que pareza que es fallo nuestro, que es debido a nuestra torpeza que no entendemos lo ininteligible). Otro besazo. Y con lo de Riemann mejor nos ponemos otro día... ;)

► ABRIL: Pues yo también te agradezco tu "confesión", porque anda que si me llego a quedar solo en esta entrada, entonces si que me acomplejo, jejeje... Besos.

► FRANCISCO: Lo del ruido en las salas de cine -y en cierto tipo de películas, sobre todo- es bestial. Tenía pensado reflejarlo en un no soporto. Suscribo tu comentario palabra por palabra. Abrazos.

► SESE: El cine es diversión y entretenimiento por encima de todo. Si para su disfrute te exige un esfuerzo desmedido, llegará el momento en que no compense tanto trabajo mental (y menos aún si al final descubres que te están tomando el pelo). Billy Wilder hacía un cine inteligente y accesible. Conjugar ambas cosas solo está al alcance de unos pocos. Saludos.

► VALVERDE: Mucho ruido y pocas nueces, suelo decir yo. ¡Abrazos, amigo!

► MYRA: Lo de los eruditos es gracioso; en cualquier exposición o museo te encuentras siempre al "entendío" de turno que sabe más que el propio especialista en la materia. Suele ir haciendo de guía ante su grupito de amigos... Lo confieso, me divierte muchísimo pegar la oreja, jeje... Lo que ya no llevo tan bien es escuchar en el cine al de la butaca de atrás ir anticipándose en voz alta a lo que va a pasar en cada escena de una de estas pelis de las que hablábamos... ;) Besos sencillitos.

Kinezoe dijo...

► MONTSE: Pienso igual que tú: si existe el equivalente en castellano, no deberíamos utilizar el anglicismo. Si Cervantes levantara la cabeza... cortaría unas cuantas!!, jeje... :P No me entretuve mucho en la búsqueda de imágenes. Intento subsanarlo añadiendo información emergente. Pero si al final estamos de acuerdo en todoooo!! ;) Besitos.

► DAVID: Por tu comienzo pensé que me ibas a decir "no sé, no me importa", como Garfield, jejeje... Estamos de acuerdo en que no hay que generalizar; también hay películas "complejas" -más en su narración, en el cómo, que en lo que cuentan- ciertamente interesantes. Y ahora mismo me estoy acordando del caso de un director, Christopher Nolan y sus películas "Origen" y "Memento", la primera de las cuales me aburrió soberanamente, mientras que la otra, la del 2000, la seguí con gran interés. Supongo que entramos en el terreno de los gustos. Pero vamos, que suele abundar lo chapucero. Me reafirmo :P Nuestro amigo Francisco Machuca, unos comentarios más arriba, dijo algo muy interesante: «hoy se confunde la velocidad con el ritmo» (y bajo ese frenetismo en el montaje se descubre a veces mucha chapucería). La cita del "grande" va por ahí: con frecuencia nos empeñamos en ver en tal o cual obra mucho más que los propios autores. Saluditos.

► LILLU: Poco más puedo añadir a tu interesante comentario, amiga. Veo que estamos de acuerdo ^_^ Para mí el talento lo demuestra quien te sorprende desde la sencillez, que también se puede. No hace falta complicarlo todo sin necesidad cuando lo que estás contando en el fondo es bastante simple. Pero claro, tiene su público también ese cine de explosiones y persecuciones donde no se sabe muchas veces quién es el perseguido y quién el perseguidor (y a mí eso me desconcierta), jejeje... Otra moda de hoy en día es hacerlo todo a lo grande: y veeeeeenga películas de tres horaaaas!! Saluditos.

Mr. Lombreeze dijo...

Esta magistral escena del maestro Allen ejemplifica, perfectamente creo yo, esto de lo que hablas y con lo que estoy de acuerdo:

Mr. Lombreeze dijo...

uy, la escena, que se me olvida:
http://www.youtube.com/watch?v=KpemtFTcgnY

Kinezoe dijo...

Jajajaja... ¡Qué bueno, Mister, y qué grande esa película! Si la vida fuese así... Me encanta el final de esa escena :)