sábado, 2 de febrero de 2013

Jazz Sessions (XLII)



Y ahora que no nos escucha nadie, pues los sábados por la tarde deambulan todos como locos en los centros comerciales, aprovecho para dejaros una de esas controvertidas piezas musicales de que está poblada la historia del jazz.

Panthalassa. Corte número 2. Una mezcla de Bill Laswell (de quien poco o nada sé ni falta que nos hace) a partir del a veces también controvertido trabajo de Miles Davis, para dar lugar a lo que bien podría ser el hilo musical de una de esas tiendas de ropa para jovencitos en un centro comercial cualquiera. Sitúense: caos en estanterías y perchas, bullicio en todo el establecimiento y un sonido demasiado alto para lo que marcan los cánones de la música de fondo. El ambientador, eso sí, no me desagrada.




Panthalassa fue publicado en 1998, siete años después de la muerte de Miles Davis. A lo largo de sus 16 minutos, el corte número 2 aglutina tres antiguos éxitos del famoso jazzista ─Black Satin, What If y Agharta Prelude Dub─ "ligeramente" remozados. Miles after Miles, podríamos decir. Feliz sábado, amigos, y suerte con las compras.

16 comentarios:

Marisa dijo...

Curiosa versión de temas de Miles Davis. Personal y original, pero me ha gustado. Y, por supuesto, que sería una música de fondo ideal para un vídeo que reflejara ese caos comercial de los sábados tarde en centros comerciales. Aciertas.

Buen fin de semana, Kine.
Un beso.

David dijo...

Empieza un poco en plan "indio", ¿no?
16 minutos; bueno, Kine... lo que aguante (jaja) No suena mal, pero no me apasiona.

miquel zueras dijo...

Me ha encantado. Muchas gracias por hacérmelo descubrir. Saludos. Borgo.

Kinezoe dijo...

* Me alegra que te gustara, Marisa. Gracias por la visita. Un beso y buen fin de semana.

* Empieza en plan indio y tiene hasta su puntito "flamenco", David. Hay partes que me resultan muy hipnóticas. No me desagrada, por eso la comparto con vosotros ;-) Lo que aguantes estará bien. De todas formas siempre puedes dejarla de fondo mientras te dedicas a otra cosa, jeje... Un abrazo y feliz domingo.

* Esa es la principal utilidad que yo le veo a los blogs: hacerte descubrir cosas "nuevas". Me doy, pues, por satisfecho con esta entrada. Un saludo, Miquel Zueras, y que la disfrutes.

Pilar Gámez dijo...

Fantástico tema. Mezcla de estilos se me antoja a mí, aunque yo no entiendo mucho de jazz. Es curioso cómo la música es distinta en cada uno de nosotros. Por eso es tan fascinante. El comienzo sí parece música ambiental, que por cierto, lo mejor de estas tiendas el ambientador, en eso estamos de acuerdo; pero más adelante me ha transportado a un festival folk veraniego aquí en mi pueblo. Así que te puedo decir que hoy has traído a mi casa el verano :)

Kinezoe dijo...

¡El verano en febrero, esto sí que es bueno! Pues sí, Pilar, ¿por qué no? Ahora que lo dices, en cierto modo, también yo he sido transportado a ese festival veraniego de tu pueblo (y si no exactamente a ese, sí a uno muy parecido)... ^_^ Esto es lo bueno que tiene la música. Qué curioso que a ti también te guste el ambientador que usan esas tiendas...

Por cierto, yo tampoco entiendo mucho de jazz (y lo digo absolutamente en serio; que nadie me pregunte pues). Voy descubriendo discos y los escucho sin preocuparme mucho de las historias que los rodean. Considero que no es necesario atesorar muchos datos al respecto para disfrutar una canción (ni una película, ni un cuadro, ni las vistas de un paisaje, etc.). Yo los disfruto "en bruto", la tabla rasa, jeje... ;-)

Saludos.

Laura Uve dijo...

Me gusta. Me parece que la había escuchado. Me gusta mucho Miles Davis, incluidos sus experimentos. Siempre buscó una manera personal de hacer jazz, unas veces nos gusta más que otras, pero su personalidad es, sencillamente, creativa y original.

Kinezoe dijo...

No puedo estar más de acuerdo, Laura Uve. Me alegra que te gustara el tema. Muchas gracias por pasar y comentar.

Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Diossssssss. Esto es acojonante para pasar la mopa por casa!!!, doy fe de ello. Tremendo, me ha gustado mucho. Gracias mil.

Kinezoe dijo...

Sí, puede ser que también sirva para pasar la mopa, jeje... Tiene ritmo; supongo que alivia un poco el trabajo, casi que se le van a uno los pies ;-)

De nada, Mister.

Marcos Callau dijo...

Peor música se encuentra en los centros comerciales... Un placer este Miles after Miles. Abrazos.

abril en paris dijo...

Uhmmm..acompaña sí pero no me embelesa.
De todas formas siempre apetece descubrir nuevos temas Kine aunque se vuelva siempre a lo clásico, por aquello del oido.;-D

Un beso jazzistico ( que no sé lo que es pero me 'suena' bien ) (jiji)

Kinezoe dijo...

* Si te digo la verdad, Marcos, este tema nunca lo escuché en un centro comercial. Cosas parecidas, tal vez... Pero no pasan de sucedáneos. Un abrazo.

* Claro que sí, Abril. Conviene estar abierto a nuevos sonidos. Ya sabes que este blog no le hace ascos a (casi) nada ;-) Muchas gracias por el beso jazzístico... Otro para ti (el mío con sordina).

Francisco Machuca dijo...

Sin embargo llevaba yo una vez mis auriculares puestos en un centro comercial. Mira, me tocó ir de compras con mi pareja. ¿Y sabes qué música llevaba grabada? ¡Bingo! Al gran Davis. Lo que veía mis ojos estaba a acompañado de la banda sonora, es decir, de la trompeta de Davis. Nadie como él, quizá también el viejo Chet, ha tocado el himno de la desolación y la soledad. ¿Qué mejor lugar para sonar que en un centro comercial?

Un fuerte abrazo,amigo.

emetorr1714 dijo...

Me he enterado de que andas un poco flojo jajaja. Ya ves, yo estaba muerto pero todavía respiro,¿o es que he resucitado?

Un fuerte abrazo

Kinezoe dijo...

Cualquier noche puede salir el Sol...