viernes, 11 de marzo de 2011

Citas y fragmentos #7





«La dialéctica erística es el arte de discutir, y de discutir de tal modo que uno siempre lleve razón, es decir, per fas et nefas (justa o injustamente). Uno puede, pues, tener razón objetiva en el asunto mismo y sin embargo carecer de ella a ojos de los presentes, incluso a veces a los propios ojos. Ese es el caso cuando, por ejemplo, el adversario refuta una prueba y esto se considera una refutación de la propia afirmación, para la cual puede no obstante haber otras pruebas; en cuyo caso, naturalmente, la situación se invierte para el adversario: sigue llevando razón aunque objetivamente no la tenga. Por tanto, la verdad objetiva de una proposición y su validez en la aprobación de los que discuten y sus oyentes son dos cosas distintas. (De esto último se ocupa la dialéctica.)

¿A qué se debe esto? A la natural maldad del género humano. Si no existiera esta, si fuéramos por naturaleza honrados, en todo debate no tendríamos otra finalidad que la de poner de manifiesto la verdad, sin importarnos en nada que esta se conformara a la primera opinión que hubiéramos expuesto o a la del otro; esto sería indiferente, o por lo menos completamente secundario. Pero ahora es lo principal. La vanidad innata, especialmente susceptible en lo tocante a las capacidades intelectuales, se niega a admitir que lo que hemos empezado exponiendo resulte ser falso y cierto lo expuesto por el adversario. En este caso, todo lo que uno tendría que hacer sería esforzarse por juzgar correctamente, para lo cual tendría que pensar primero y hablar después. Pero a la vanidad innata se añaden en la mayoría la locuacidad y la innata mala fe».


Arthur SCHOPENHAUER
(El arte de tener razón)



16 comentarios:

Myra dijo...

Hola, Kine. " Vanidad de vanidades, todo es vanidad". Yo creo que, a partir de esta cita..,tire ustéd del hilo y obtendrá toda la madeja.

Un beso

Marisa dijo...

No le falta razón a Schopenhauer. La vanidad que cita, y la intolerancia, que sumo yo, son los dos pilares que priman en la mayoría de nuestras discusiones o debates con los demás.
Esto tiene sentido, y muy práctico, en profesiones relacionadas con la abogacía, la dialéctica es fundamental; en los contextos políticos, no tiene tanto sentido pero es el pilar que sustenta al poder. En nuestra vida cotidiana...huyo de este tipo de personas, y cuando no puedo hacerlo, me limito a "oír" (no escuchar) sin asentir: no me interesa en absoluto la opinión de quien desprecia la mía en detrimento de la verdad, la razón o la lógica.

La filosofía me apasiona, Kine, me cuesta resistirme a entrar en sus dominios. Por ello, me ha encantado esta cita. Buena selección.

Besos existencialistas.

Marcos Callau dijo...

Hola Kine. "La natural maldad del ser humano". Muy interesante la cita de hoy, para reflexionar. Un abrazo Kine y feliz fin de semana.

Marián dijo...

La dialéctica es la base de muchas profesiones. Y está sobrevalorada. En algunos países se paga por ella cifras astronómicas para sacar a individuos del corredor de la muerte.

Los abogados suelen decir que la verdad es una percha vacía que hay que vestir. "Deme pruebas para vestir al muñeco".

En el caso de Schopenhauer, demasiadas veces le quitó su erudita mamá la razón de su verdad...
Pero no creamos a pies juntillas a Schopenhauer, estaba muy resentido por eso. Su reflexión sólo es un punto de vista.

Aunque es verdad que casi nunca conversamos; no dialogamos. Debatimos, siempre, solo tiene la razón aquellos que están de acuerdo conmigo. Los otros están equivocados.
Me encantan, Kine, estos posts que dan pie a divagar sobre las cosas, y la verdad...
Un beso.

Sese dijo...

Y esa vanidad hace que en un debate un mismo argumento pueda ser utilizado para atacar o para defender una postura en base a un postulado final y no a la veracidad intrínseca de ese propio argumento

Saludos y buen fin de semana

GCPG dijo...

Bueno, tampoco nos pongamos demasiado pesimistas, que siendo en parte cierto lo que dice Schopenhauer y lo que decís vosotros, si lo llevamos al extremo no hablaríamos jamás.

Mi experiencia me dice que para modificar ese tipo de comportamientos malvados, vanidosos, etc. etc. en los que por desgracia el que más y el que menos solemos caer, solo hay que poner unas cuantas reglas sencillas al debate, a saber:

1.- Tenemos que llegar a un consenso.

2.- De aquí no se levanta ni dios hasta que lleguemos a ese consenso.

Con estas sencillas normas se suavizan mucho las posturas, solo es cuestión de tiempo :-)

Elvira dijo...

"la verdad objetiva de una proposición y su validez en la aprobación de los que discuten y sus oyentes son dos cosas distintas."

Pero MUY distintas, ya lo creo. Y sí, sobra vanidad y falta honradez.

Muy interesante.

Besos, Kine

Valverde de Lucerna dijo...

Me ha hecho reflexionar bastante, porque me gusta mucho discutir como un juego, no puedo menos. Pero eso no evita que si hay que reconocer que el adversario tiene la razón hay que reconocerlo, aunque también pienso que a veces nos regimos por códigos emocionales y si una persona lleva la razón pero nos resulta antipática, cuesta admitir que sus argumentos son veraces.
Muy profundo e interesante.

David dijo...

"Bien me acuerdo que conferenciando un día sobre las propiedades de la naturaleza humana, cual se experimenta en el resto del mundo, no podía concebir lo que significaban estas voces mentira y engaño, razonando de este modo: el uso de la palabra nos ha sido concedido para comunicarnos unos a otros nuestros pensamientos, y -para instruirnos de lo que ignoramos. Decir la cosa que no es no es obrar según la intención de la Naturaleza, es abusar de la palabra, hablar sin hablar;
porque si hablar es hacer entender lo que se piensa, cuando hacéis aquello que llamáis mentir, me hacéis entender lo que no pensáis, me decís lo que no es, en vez de decirme lo que es ; luego no habláis entonces, sino es abrir la boca para despedir unos sonidos vanos, y cuando esperaba salir de mi ignorancia, me la aumentáis."
Viajes de Gulliver
Jonathan Swift
Traduccion:Ramon Maximo Spartal
Aunque la que yo leí (y me encantó)es la de Pollux Hernúñez (en Alianza Tus libros). No encontraba el libro y he tirado de internet.
Buenas noches.

Kinezoe dijo...

* Hola, Myra. Tirando del hilo me hallo y esto no parece tener fin, jeje... Un beso.

* Me adhiero a tu comentario, Marisa. A mí, además, me desagrada sobremanera la gente incapaz de dar su brazo a torcer a sabiendas de que se equivocan. Mi empírico beso para ti.

* Pues sí, Marcos. Daría para hablar largo y tendido. Un abrazo y buen fin de semana. Y ahora me largo a tenderme que ya es hora (chiste malo) :p Abrazos.

* Todo es discutible, Marián. Las generalizaciones nunca fueron buenas, por supuesto. Pero estoy por afirmar, al igual que tú, que cada vez se conversa -y se escucha- menos. Celebro que te gustara el fragmento. Y divaga todo lo que quieras, amiga. Me encantan las divagaciones; son muy enriquecedoras ^_^ Besos.

* Eso me suena mucho a política, Sese. Muy triste. Buen finde, amigo. Un saludo.

* Has dicho algo muy importante, GCPG: que el que más y el que menos, todos hemos pecado de vanidosos (¡y que tire la primera piedra el que así no lo crea!). Tomo nota de ese par de reglas, jeje... Un saludo.

* ...Sobra vanidad y falta honradez... Pues sí, yo diría que sí, Elvira. Estoy contigo. ¡Y con Schopenhauer! ;-) Me alegra que te resultara interesante. Un beso.

* Hola, Valverde. Me gusta la frase con que has acabado. Tienes toda la razón del mundo cuando afirmas que cuesta admitir la verdad de alguien que nos cae antipático. ¡Pero cuán cierto es! Gracias por tu apunte. Un saludo.

* Evidentemente, David, de todo puede hacerse un uso bueno y malo. La palabra o el verbo no iban a ser la excepción. Muchas gracias por tu tiempo. Interesante fragmento el de tu comentario. No he leído los "Viajes de Gulliver" y la verdad es que siempre me picó la curiosidad; a ver si me pongo. Bueno, ahora que caigo, en el instituto leí una de esas versiones superreducidas en inglés con muchas viñetas, pero supongo que eso no vale, jeje... Y ahora sí: ¡buenas noches, amigo!


GRACIAS A TODOS POR PASAR POR AQUÍ. TENGAN USTEDES UN MUY BUEN FIN DE SEMANA Y RECUERDEN QUE LAS CONDICIONES METEOROLÓGICAS NO HACEN BUENOS O MALOS A LOS DÍAS. OTRA COSA: SI VAN AL CINE YA SABEN, LAS ENTRADAS SIEMPRE POR EL TÍTULO DE LA PELÍCULA; NUNCA POR EL NÚMERO DE LA SALA DONDE SE PROYECTA ;-)

Francisco Machuca dijo...

Me gusta Schopenhauer tanto como Nietzche.Creo que hoy se los lee con mayor aprecio.En su momento con toda esa tontería del siglo XIX y el positivismo no fueron comprendidos.Tanto el pesimismo de uno como de el otro,me siguen acompañando en estos tiempos,más bien,tristones y sin ninguna salida de escape.
Un fuerte abrazo y buen finde,amigo.

Kinezoe dijo...

Algo me decía, Francisco, que te gustaría Schopenhauer... Sin llegar a obsesionarse mucho con ellos, creo que resulta más que interesante acercarse a esa particular visión del mundo que tenían ellos, tristemente, tan de actualidad hoy en día... El mundo siempre avanzó gracias a los pesimistas, no deberíamos olvidarlo.

Gracias por tus palabras. Un fuerte abrazo.

Montse dijo...

Gran tema este de la vanidad, que todos estamos cargaditos de ella y de falsa modestia para encubrirla.
Si hay que decir "me he equivocado" pues se dice y ya está y yo en eso soy una experta ¡no hago más que meter la pata, jaja!

Me ha gustado el comentario de Valverde, tiene razón, cuando tu adversario te cae mal no das el brazo a torcer, sólo por fastidiar.

Las filosofías negativistas no van conmigo, yo prefiero a los héroes que luchan por causas perdidas armados de valor y fe en la victoria, si no fuera por ellos quizá muchas cosas no se habrían conseguido.

Mil besos, Kine!!

Kinezoe dijo...

Qué le vamos a hacer, Montse, si esa es nuestra naturaleza... Reconocer los errores, aunque cueste, es algo que siempre debería hacerse; se evitarían muchas discusiones y enemistades.

Gracias por los mil besos. Otro tanto para ti ;-)

Dark..Eurídice dijo...

Me gusto mucho la cita... :)
Sin embargo... no entiendo por que esta idea filosófica de asociar el mal con la falsedad, y por lo tanto la verdad con lo bueno... :)
Estos ya no son tiempos para semejantes asociaciones... :)
Re linto tu blog.
Saluditos.

Kinezoe dijo...

Hola, Dark..Eurídice. Muchas gracias por tus palabras y bienvenida al blog. Aquí me quedo pensando en tu comentario... Mmmhh, es cierto, puede que lo falso (o ficticio) sea en muchas ocasiones más deseable que lo verdadero (o real). Por no hablar del daño que pueden hacer a veces algunas verdades... :-m

Saluditos.