domingo, 6 de febrero de 2011

Terminador lunar

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, son, precisamente, noches como la de hoy, con la Luna en una fase poco iluminada, las mejores para la observación de nuestro satélite.

Es en ellas cuando, dirigiendo la mirada hacia el terminador lunar, esa línea imaginaria que separa la zona iluminada de la región oscura, podemos apreciar con más detalle las sombras que proyectan los cráteres sobre su árida superficie. Bastan unos modestos binoculares 7x50 ó 10x50 para poner de manifiesto la grandeza y el encanto de la orografía selenita.

Y aquí mis queridos prismáticos, fieles compañeros en la quietud de la noche:




¿Qué tal algo de Mike Oldfield para darle vidilla a la entrada...?








Cerrando la publicación, una pequeña guía sobre prismáticos escrita hace algunos años en uno de esos momentos de aburrimiento en que a uno le da por hacer "cosas raras" para matar el tiempo (quizá sobraban esas comillas). Supongo que podrá serle de cierta utilidad a quien decida comprarse unos y no sepa nada al respecto.

Ahí queda eso.

20 comentarios:

Montse dijo...

No tengo pensado comprarme unos prismáticos, pero se agradece igualmente la propuesta y me encanta verte tan entusiasmado mirando a la luna.
La música no podía ser más apropiada y la luna está tan preciosa que no me extraña que te tenga enamorado.

Besitos.

Marisa dijo...

Yo soy de pura alma selenita, Kine, así que todo lo que tenga que ver con la Luna...me hipnotiza. Las fotografías son maravillosas, no sé si son tuyas, si lo son enhorabuena por tanta belleza, y si no lo son, también, por la selección que has hecho de ellas.

He leído tu artículo sobre las recomendaciones a la hora de comprar unos prismáticos, sobre su uso y cuidado. Tenía pensado adquirir unos por diversas razones. Me ha sido de utilidad pero, una que es de letras, lo de las formulitas y operaciones matemáticas como que no...dicho esto, me temo que el dependiente de la óptica me venderá casi lo que él quiera,jjajja. No obstante, si tengo dudas, ya sé a quién acudir...

Bella y pedagógica tu entrada, Kine (lo que yo te decía...).

Besos selenitas.

Marcos Callau dijo...

Llevo años queriendo hacerme con unos prismáticos como esos para el único objetivo de mirar la luna y poder apreciar todo eso que dices. Me viene muy bien esa guía, amigo. Precisamente hoy, al salir de casa, me he fijado en la delgada sonrisa lunar dibiujada en el cielo y hasta he apuntado unos versos que, seguramente, esta noche de insomnio obligado se convertirán en poema. Me alegra que tú le dediques hoy esta entrada. Mike Oldfield el más indicado, por supuesto. Abrazos.

Valverde de Lucerna dijo...

Me ha gustado Mike Oldfield, la canción "moonlight shadow", tengo especial predilección porque la pusé hasta el aburrimiento durante muchos años.
No he mostrado interés respecto a la luna, pero habrá que cambiar la dirección de la mirada.
Los prismáticos si me pueden resultar interesantes para observar la fauna de Sanabria, cuando salga a hacer mis marchas.
Un abrazo.

Lillu dijo...

El widget de mi blog me dice que está en cuarto creciente, un 13% ahora mismo de luna llena :D

Me encanta esa canción de Mike Oldfield, un gran clásico!

saluditos

Myra dijo...

Hola, Kine. Los prismáticos fueron compañeros míos desde mi infancia, mejor dicho, los prismáticos de mi abuelo. Luego ya tuve los míos propios. El final de mis días de verano durante mi infancia siempre era el mismo, observar las estrellas y la luna desde un lugar privilegiado con los prismáticos del abuelo. Me esimismaba mirando los cráteres de la luna.

Preciosa la canción de Mike Oldfield.

Unbeso

alestedemadrid dijo...

Pues yo también tengo mi Olympus que aunque en principio se compró para ver pajaritos se ha quedado junto a la ventana que da al Sur y me acerca un poquito a Júpiter, la Luna o alguna estrella viajera... Lo del terminador lunar me ha sonado curioso, es la primera vez que lo oigo pero esta noche me fijaré con más cuidado a ver qué veo... Un saludo

Sese dijo...

La luna está ahí para todos aunque no todos sabemos mirarla, gracias por enseñarnos un poquito a ello.

SAludos (y ¡qué recuerdos me trae la canción!)

Javier Márquez Sánchez dijo...

Una entrada de lo más interesante, amigo, como de costumbre. ¡Gracias!

David dijo...

Supongo que además de tus queridos prismáticos tendrás...¿cómo era?
¿catalejo? No... Un modesto telescopio, eso.
El tema de Mike no por conocido deja de ser agradable. Vamos. Bonito tema y bonitas fotos.
Un abrazo, Kine.

Kinezoe dijo...

Y a mí me encanta veros por aquí, Montse. La Luna es la Reina de la Noche. O la Princesa, mi Princesa. Que suena muy mayor eso de Reina... ;-)


Las fotos de la Luna no son mías, Marisa, pero muchas gracias. En cuanto a los prismáticos, anímate y cómprate unos; ya verás como no te arrepientes.


Hola, Marcos. Se redescubre a la Luna cuando uno la mira a través de un instrumento de estos. Es una gozada. También te animo a que adquieras uno.


Son muy útiles también en el campo, Valverde. Me alegra que te gustara la canción.


Pues ya va por el 20%, Lillu (yo también tengo ese widget, jeje...). Estos son los días buenos para mirar al cielo; porque ya cuando la Luna está llena, además de que impide ver las estrellas más débiles, tampoco apreciaríamos ese detalle en los bordes de los cráteres a lo largo del terminador.

Kinezoe dijo...

Hola, Myra. Me alegra descubrir a una prismatiquera entre los blogueros, jeje... También yo disfrutaba de lo lindo desde muy pequeño con unos que me compró mi padre. ¡¡Qué me gustaban a mí los prismáticos...!! Y eso que aquellos casi que ni ampliaban, jeje...


Hola, aleste. El poder de la óptica a través de las lentes, sin electrónica de ningún tipo, es sobrecogedor. Fascina la belleza de estos cuerpos cuando uno los mira ayudándose de un artilugio de estos. Mi sueño sería poder tener un gran telescopio (o mediano; tampoco es plan de pedir mucho) en una casa de campo bien situada (lejos de la contaminación lumínica de las grandes ciudades). De momento, ni casa ni telescopio.


Por esta canción parece que no pasan los años, Sese. A mí me sigue sonando igual de fresca que entonces. La Luna tampoco envejece.


Me halagas, Javier. Gracias a ti por la visita.


Pero si yo estoy empezando, David!! jeje... Es lo que le contaba a aleste... ya me gustaría, ya... De todas formas siempre hay que empezar por unos prismáticos para ir familiarizándose con el cielo y las constelaciones (Orión está preciosa estos días. Y si no asómate a la ventana y alza la vista... ;-))


Muchas gracias a todos por la visita. Besos y abrazos a tutiplén ^_^

Anónimo dijo...

No sé qué dezzir de la luna; fundamentalmente porque soy un animal diurno, aunque me gusta mucho mirar las estrellas en las noches de primavera y verano con mis propios ojos. Las estrellas, siempre parpadeantes, al igual que las nozzturnas luzziérnagas, me recuerdan el polvo brillante de Campanilla. Las estrellas y un ligero tintineo.

Con los prismáticos siempre me hago un lío. Ajusta un lado, ajusta otro. Demasiado complicado para yo…

Saludos, Kinezzoe

Caperuzzita

Possdata: Me gustan las estrellas que Rosa del Valle coloca en el árbol de Navidazz (La casa de los espíritus). En fin, que el tema iba de la luna.

Kinezoe dijo...

Hola, Caperuzzita. Que no te importe hablar de las estrellas cuando el tema es la Luna, pues todas comparten el mismo cielo. Lo importante es alzar la vista de vez en cuando y admirar la grandeza de lo que nos rodea. Yo soy muy nocturno, adoro la noche. Por cierto, no he visto "La casa de los espíritus"... Ah, se me olvidaba: bienvenida al blog.

Un saludo.

PD: Me encantan esas zetas. ¿A que no adivinas lo que me dispongo a hacer...?

Zzzzz...zzzzz....zzzzzzzz...Zzzz...

MIS HISTORIAS dijo...

Yo tambien suelo usar los prismaticos para mirar el cielo de noche, es un espectaculo fantastico. Un saludo, que duermas bien, te sigo

Marián dijo...

Kine, tú ya sabrás que yo con la Luna tengo un raro romance.... esas fotografías tuyas me dicen que sí, que la Luna está ahí...que no es una fantasía, porque yo a veces la veo descomunal..jajaja, pero es que muchas noches, aunque no la vea, por las brumas...la presiento...
un beso. Kine, y muchas gracias.

Kinezoe dijo...

Hola, Mis Historias. Bienvenida y muchas gracias por tus palabras. Espero que sigas disfrutando esas noches. Un saludo.


Hola, Marián. Ya sé que tú también eres del club, jeje... No hay más que visitar tu rinconcito para darse cuenta de ese romance ;-)
Un beso y gracias a ti.

Elvira dijo...

Hola Kine: yo tampoco voy a comprar unos prismáticos, pero sí que me gustaría echar un vistazo si alguien me los pasara una noche.

Besos

Francisco Machuca dijo...

Ya sabes lo que opino sobre la luna y su movimiento descendente sin caer del todo y atrapada.
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Gracias por pasar, amigos. Un abrazo a los dos.

PD: Cuando quieras, Elvira ;-)