sábado, 14 de diciembre de 2013

Frédéric Chopin

Retrato de Chopin.


En el cielo, si existe, debe de sonar esta música. El tiempo se detiene cuando uno escucha estas notas de piano. Romanticismo elevado a la máxima potencia de la mano de uno de sus mayores exponentes: Chopin.

Valentina Lisitsa es la encargada de abrirnos las puertas del paraíso y conducirnos con toda la suavidad del mundo a ese efímero estado de gracia. ¡Pero qué peligro tiene esa mano derecha!...


Voilà, los nocturnos de Kine:



Valentina Lisitsa - Nocturno Op. 9, No. 2



Valentina Lisitsa - Nocturno Op. 27, No. 2

10 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Bravo!

Por cierto, sabes quién inventó el nocturno?.
http://gusanoylombriz.blogspot.com.es/2013/11/conocelos-por-su-nombre-john-field-el.html

te lo recomiendo.

David dijo...

Bueno, yo en "mi cielo" me imagino otra música (jaja)...pero muy bonito, sí ;-)


Montse dijo...

Sin duda se escucha esta música allá en el cielo.
Chopin interpretado con maestría ¡una maravilla!
Besitos.

Marcos Callau dijo...

Ojalá sea cierto y en el cielo se pueda escuchar esta música... Abrazos, amigo Kine.

Francisco Machuca dijo...

Desde hace muchos años tengo el hábito de ponerme los nocturnos de Chopin antes de ir a dormir.Es un prodigio,qué digo,es un milagro.Lástima que muchos de sus temas,como por ejemplo,el que pones aquí:Nocturno Op.9,No.2 tan brillantemente ejecutado por Valentina,se escuche en los anuncios televisivos o centros comerciales.Qué horror.

Bonito y sensible post,amigo.

Abrazos

Kinezoe dijo...

Su nombre me sonaba, Mister, pero si te digo que lo conocía, miento. Gracias por el descubrimiento.

En el cielo caben muchas músicas, David. Pero solo unas pocas se escuchan :p

Gracias por la visita, Montse. Un placer. Besos.

Ojalá tardemos mucho en desvelar la incógnita, Marcos. Abrazos. PD: Y si al final descubrimos que lo que realmente suena es Dean Martin, tampoco nos vamos a quejar ;)

Alguna vez lo he hecho, Francisco. Nada como irse a la cama con una pieza de estas (y hablo de la música), para descansar plácidamente. Los sacrilegios cometidos con la música clásica dan para rellenar muchos libros de reclamaciones. Abrazos.

Myra dijo...

Qué maravilla ver esas manos como vuelan sobre las teclas mientras suena ese nocturno. Así es como hay que escucharlo, solo la música y no esas versiones con letra que tanto y tantos han cantado...

Yo estoy segura que en el cielo se debe escuchar música así y que la estarán disfrutrando estos días Joan Fontaine, Peter O'Toole y Eleanor Parker;)

Un besito

Laura Uve dijo...

El cielo está plagado de excelentes compositores y músicos, sin duda está Chopin.

Que bonito disfrutar de un trocito de cielo :))

Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Myra, Laura: me alegra que disfrutarais los nocturnos. Un placer teneros por aquí.

Besos.

valverdedelucerna dijo...

Una música maravillosa, aunque el piano no sea mi instrumento preferido.
Gran regalo, Kine.
Un abrazo.