martes, 28 de enero de 2014

Subyugados por la tecnología

It's called 'a book' - Viñeta de Brian Gable


Los blogs siguen perdiendo fuelle en beneficio de las redes sociales, y entre estas, la actividad comienza a trasladarse a las más escuetas y efímeras, las más banales.

De la página al párrafo, del párrafo a la frase, y de esta, a la imagen (sin pie de foto). Escritura telegráfica (140 caracteres) y lectura en diagonal; no hay tiempo para más. Ese es el futuro, nuestro presente.

La ley del mínimo esfuerzo se impone en nuestras vidas. Toda resistencia es fútil. Está escrito en nuestros genes y en la física misma del Universo. Era tan solo una cuestión de tiempo que nos venciera la... desidia.

12 comentarios:

Marcos Callau dijo...

No te falta razón, desde luego. Pero hay que mantener los blogs y cuanto más contenidos tenga una entrada, mejor. Me hace mucha gracia la viñeta. Donde esté el libro de papel que me quiten el resto. Abrazos, amigo.

Myra dijo...

Yo todavía no he sucumbido ante los ebook. Miro a mi alrededor y todo son libros electrónicos...Gente que jamás habría pensado que terminaría leyendo en esas pantallas, joer...hasta mi madre!Y me da una tristeza...
En cuanto a los blogs pues sí, hay desgana, para qué negarlo pero hay que resistir como sea. Siempre hay una peli, una música, un paisaje, un recuerdo que nos motive y cuanod a veces quiero tirar la toalla pienso en gente como tú a la que conocí gracias a los blogs y es entonces cuando viene el reconocimiento a la labor de estos diarios electrónicos y piensas:"merece la pena seguir".

Espero que todo vaya bien;)

Un beso con sello.

dvd dijo...

Pues yo cada vez tengo más ganas de seguir, más proyectos, más ideas... Al principio (y eso es un mal disculpable, en mi opinión) me mosqueaba con el "No hay comentarios" tanto como me estremecía de gozo cuando llegaba el preciado "1". Yo sé que la gente lee los blogs, a su libre albedrío, como debe ser, porque éste es un medio indomable y subversivo. Lo que cuesta un poco más es comentar, pero tampoco me parece lo más importante.
Y te dejo esta reflexión: Si una entrada con una línea de texto tiene 20 ó 30 comentarios del tipo ¡Queguayquechulo! y un blog con entradas que prácticamente son artículos periodísticos apenas tiene comentarios ¿no estaríamos cometiendo el pecado de confundir las redes sociales con un blog, cuando no tienen absolutamente nada que ver? Ojo, me la suda Facebook (y eso que yo tengo cuenta), no me molesta, pero no hay más que echar un vistazo y comparar para establecer un juicio crítico sobre el nivel de (auto)exigencia de uno y otro medio.
Ahí lo dejo.
Un saludo.

Kinezoe dijo...

* MARCOS: Ojalá nunca muera el libro. En papel. El de toda la vida. Y que me tachen de antiecológico. Abrazos.

* MYRA: Jajaja... ¡hasta tu madre!... Yo por ahí no paso. Y sí, ¡claro que hay que seguir! Los blogs son mucho más que un diario personal; son diarios sin candados, están abiertos al resto del mundo... ¡Son interacción! Y si ya de paso descubrimos, aprendemos o recordamos alguna que otra cosa, pues, ¡mejor que mejor! ;) Gracias por tu interés y por esas palabras tan bonitas que me dedicas. Todavía no acabamos de arrancar. A ver, a ver.... Besos.

* DVD: Muy bien traída esa reflexión. Poco más que añadir. Hablas de libre albedrío, medio subversivo, (auto)exigencia... y tienes razón en todo. Lo que tenga que ser, será. Al final está claro que cada cual seguirá utilizando aquello que más placer le reporte, y de la forma en que guste. Lo preocupante es que acabe abandonándose lo otro, lo tradicional... e Internet estresa si no se toma en pequeñas dosis. Saludos.

David dijo...

Tampoco "nos" ha vencido... que tú ya has hecho una entrada. Esa viñeta ya la había leído (o una muy parecida, que también puede ser).
Un saludito.

Montse dijo...

Hoy es la segunda vez que leo que los blogs están en peligro de extinción y justamente en dos blogs, lo que me lleva a reflexionar que si los que hacemos esto seguimos podemos evitar su muerte, por muy anunciada que sea.
Ya sé que las nuevas redes sociales, más prácticas y en las que se escribe menos, van subiendo como la espuma, pero al final todos tenemos algo que decir y amigos a los que leer, así que siempre habrá quien escriba y yo pienso estar aquí para leerlo.
Espero que tú también!
Y los amigos que te siguen también, jeje.

Lillu dijo...

Yo no lo veo tan dramático. Pienso que todo son etapas y ahora toca el minimalismo, pero quién nos dice que dentro de x tiempo no será todo lo contrario lo más valorado.

También pienso que la tecnología no es excluyente. Yo tengo e-reader y lo considero una de mis mejores compras (bueno, realmente fue un regalo, jeje) pero sigo comprando libros en papel que me parece que merecen la pena por su edición o leyendo cómics en ese soporte.

saluditos!

valverdedelucerna dijo...

Me encanta la tecnología, los ordenadores, las tabletas, pero no me gusta nada la deriva la que han tomado las redes sociales, la brevedad se impone, pero también la vulgaridad, cuesta leer más de dos líneas y triunfa twitter, solo tengo la esperanza de que todo lo que sube, baja y hoy triunfan unas tendemcias y el futuro traerá otros.
Un saludo.

Kinezoe dijo...

* DAVID: ¡Cierto, amigo! ¡Aquí seguimos! Pero a veces cuesta... sobre todo, cuando uno tiene la mente ocupada con asuntos que no acaban de arrancar... Y esto ya no tiene nada que ver ni con la tecnología, ni con las redes sociales, ni la desidia. Saludos.

* MONTSE: Gracias por tu comentario, amiga. Como siempre, un chute de entusiasmo y optimismo que recibo encantado. Sé que tú siempre estás ahí. Intentaremos continuar la aventura. Besos.

* LILLU: Totalmente de acuerdo, con lo primero y con lo segundo. Respecto al uso (o abuso) de gadgets, lo tengo muy claro: me niego a pasarme todo el día con la vista puesta en pantallas varias. Es por eso que no uso e-readers y no tengo internet en el móvil. De momento... ;) Mera opción personal. Saluditos.

* VALVERDE: Pues sí, yo creo que todo es pasajero. En el mundo de la informática y las telecomunicaciones todo cambia, nada dura. La clave está en intentar no estresarse demasiado con tantas plataformas y soportes como tenemos. No se puede estar en todos lados, ni a la última. Saludos.

Mister Lombreeze dijo...

Never surrender. Seguiré blogueando aunque sea desde una perdida aldea gala

Kinezoe dijo...

Pues caliente, caliente... No lejos de allí ando yo, Mister. Por cierto, ¿hubo cambios en el avatar? Le veo más en forma ;)

Licantropunk dijo...

La desidia no nos puede vencer. Hacemos un ejercicio de reflexión y de conexión al que nunca podrá llegar la banal compartición de enlaces de Facebook o la frase breve de Twitter. Veo que empezaste el blog en 2008, yo comencé en 2005, y ahí seguimos: a nuestra desidia otros la llaman obstinación.
Saludos.