jueves, 26 de julio de 2012

Citas y fragmentos #14





"El secreto del éxito es honestidad y buena conducta. Si logras fingirlos, lo has conseguido".

"Detrás de todo hombre importante hay una mujer, y detrás de ésta, su esposa".

"El sexo es esa gloriosa experiencia que la madre naturaleza ha improvisado para mantenernos a todos de puntillas y, a veces, boca arriba".




"Si la aprieto más contra mí, pasaré al otro lado de usted".

"Ha sacado la belleza de su padre; es cirujano plástico".

"Parece un idiota y habla como un idiota, pero no se engañe: es un idiota".

"O ese hombre está muerto o mi reloj se ha parado".

"¿Servicio de habitaciones? Mándeme una habitación más grande".

"Si sigues cumpliendo años acabarás muriéndote".

"Cuando me salgo con la mía soltando unos buenos insultos, la gente cree que bromeo. No es así. Sólo digo lo que pienso, no hago chistes. Digo la verdad, y eso, a veces, resulta un chiste".


De propina, algunas más:

«La política es el arte de buscar un problema, encontrarlo, diagnosticarlo mal y, después, aplicarle mal los remedios equivocados».

«Por favor, acepten mi renuncia. No me interesa pertenecer a ningún club que me acepte como socio».

«He de decir que encuentro la televisión muy educativa. En cuanto alguien la enciende, me marcho a otra habitación y leo un buen libro».

«"Inteligencia militar" es una contradicción de términos».

«Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro, está demasiado oscuro para leer».



...y hablando de propinas...

-¿Aceptan propinas en este barco?
-Sí, señor.
-¿Tiene dos de cinco?
-¡Oh, sí, señor!
-Entonces no necesita los diez que iba a darle.



Groucho MARX (1890-1977)
Citas extraídas del libro El mundo según Groucho Marx (David Brown)

martes, 17 de julio de 2012

Españoles, ¡viva España!

A partir del 1 de septiembre el IVA general sube del 18% al 21%, mientras que el tipo reducido pasa del 8% al 10%. Lo más preocupante, sin embargo, es que algunos productos y servicios a los que hasta ahora se les aplicaba el tipo reducido pasan al general, con la consiguiente subida del ─agárrense─ 13%.

Cine, teatro, conciertos, espectáculos deportivos, peluquería, gafas y lentillas, entre otros, se encarecen, pues, en un 13%. Les pongo un ejemplo: si la entrada de cine venía costando en torno a 7 euros en valor medio, a partir del 1 de septiembre costará 7.84€, que, redondeando, se quedará en unos 8 euros. Puñalada trapera para los que consumimos cultura. Si además usas gafas y acostumbrabas a poner tu pelo en manos de un peluquero, ya ni te cuento...

Por otra parte, la compra de vivienda pasa a tributar al 10% (actualmente lo hacía al tipo superreducido del 4%). La prestación por desempleo rebaja su base reguladora del 60% al 50% a partir del séptimo mes. Y los funcionarios, ya lo saben, tampoco se libran.

¡Viva España!

Fuentes: RTVE y La Moncloa.



Añadido: Y a petición de un comentarista, y como venía siendo costumbre en el blog, cerramos la entrada con música. Hacía tiempo que no sonaba nada de Queen por estos lares: "Hammer to fall". Os dejo también enlazadas dos buenas versiones en directo: Wembley 1986 y Live Aid 1985.



domingo, 8 de julio de 2012

Jazz Sessions (XXXVIII)



El charlestón es un ritmo que contagia alegría; son aquellos desenfrenados años 20 de la América de posguerra, la época en la que más alcohol se bebía pese a la prohibición.

El otro día estuve viendo "El Gran Gatsby", la de Robert Redford, y la verdad es que desde entonces no me he podido quitar de la cabeza esta melodía. Me encantaría haber asistido a una de aquellas míticas fiestas organizadas por Jay Gatsby en su jardín...

El baile requiere un gran estado de forma físico, y un sentido del ritmo que, si no se tiene, difícil es adquirirlo. Para escuchar y disfrutar de esta música no es preciso ningún gasto energético. Tan sólo pulsen el play de este reproductor y dejen volar su imaginación. Hoy les presento el popular "Charleston", por la Green Hill Instrumental. Seguro que les suena. ¡Salud!





lunes, 2 de julio de 2012

Fred Astaire y Rita Hayworth



Depués de dejar la RKO al final de los años 30, y tras toda una década de éxitos junto a la que fue su mejor pareja de baile en mi modesta opinión, Ginger Rogers, Astaire probaría suerte en los siguientes años con diversas actrices, entre las que encontramos a Rita Hayworth, bailarina de pro. Junto a ella protagonizaría dos películas más que interesantes a principios de los 40: "Desde aquel beso" (You'll never get rich, 1941) y "Bailando nace el amor" (You were never lovelier, 1942), dos comedias musicales que merece la pena recordar.


Cartel de la película "Desde aquel beso"


La primera, "Desde aquel beso", es exquisita desde que empieza (originalísimos créditos iniciales) hasta su último fotograma. Tiene un ritmo endiablado y una trama llena de divertidos enredos y confusiones, muy a lo screwball comedy. Rita Hayworth no desmerece en absoluto como partenaire del Maestro.


Escena de claqué perteneciente a la película "Desde aquel beso".


Cartel de la película "Bailando nace el amor"


La segunda, "Bailando nace el amor", es algo menos alocada que la primera pero igual de disfrutable (o más) que aquélla. Hayworth está especialmente guapa en esta cinta: su luminosa sonrisa, las ondas de su pelo, los vestidos que luce... ¡vean, vean!... Entre sus muchos alicientes nos encontramos, además, con el toque latino que le da Xavier Cugat y su orquesta. Su inconfundible percusión se funde a la perfección con el prodigioso zapateo de Fred, dando lugar a unos números absolutamente memorables. Para muestra, un botón:


Solo de claqué perteneciente a la película "Bailando nace el amor".


Desde el punto de vista argumental ambas películas parten de una idea muy similar. En las dos me enredan a Fred con una bella señorita (nuestra querida Rita), con el solo propósito de enmascarar una realidad digamos embarazosa, para, después de muchos malentendidos, terminar acabando juntos pese a la oposición del "liante".

Como digo, dos comedias musicales ligeras ciertamente entretenidas, que, probablemente, nunca alcanzaron el reconocimiento que merecen. Desde No todo es kippel aprovechamos para recomendar efusivamente el (re)visionado de ambas. Diversión garantizada.