miércoles, 10 de octubre de 2012

Flor de cactus (Gene Saks, 1969)

Vivimos tiempos demasiado convulsos. La gente está siempre nerviosa, a punto de explotar. En el asfalto y sobre cuatro ruedas todos van como locos. En los parques la gente ya no pasea como antes. Ahora corren. Corren y corren hasta la extenuación, con el sufrimiento en sus rostros y el corazón en la boca. ¿El masoquismo como actividad de ocio o la ciudad entera se prepara para Río de Janeiro 2016?

Y en televisión: recortes, manifestaciones, cargas policiales, desahucios, despidos, la prima de riesgo y el riesgo de algunas primas. No apetece salir de casa ─nadie da ya los buenos días─, pero tampoco quedarse en ella y enloquecer. Estamos cansados, agotados, indignados (la palabra de moda), hartos de ver lo mal que marcha todo (algunos sólo lo ven; otros también lo sufren). Lo peor de todo es que empezamos a acostumbrarnos...

Yo, qué queréis que os diga, necesito evasión para no explotar. Un paseo vespertino (paquete de pipas en mano), un buen disco de jazz o una buena película son casi siempre mis remedios temporales más eficaces. Eso, y la lectura. Ayer le tocó el turno al cine: "Flor de cactus" (Gene Saks, 1969).


Cartel de la película "Flor de cactus" (Gene Saks, 1969)


Su director, Gene Saks, encadenó tres películas más que interesantes a finales de los sesenta: "Descalzos por el parque" (1967), "La extraña pareja" (1968) y ésta que os comento. El guionista seguro que os suena: I.A.L. Diamond. Y como protagonistas: Walter Matthau, una jovencísima Goldie Hawn (galardonada con el Oscar por este papel) y una ya madurita Ingrid Bergman, que, salvo por un horrendo vestido que luce en determinada escena, no pierde ni un ápice de la categoría y belleza que siempre irradió.

Del argumento, no os cuento nada. Si sentís curiosidad y aún no la conocíais ya sabéis lo que tenéis que hacer. Tan sólo os digo que se trata una entretenidísima comedia de enredos que seguro os hace esbozar más de una sonrisa (que no es poco con la que está cayendo). Garantizado. Este es su tráiler en versión original:





La música corre a cargo de Quincy Jones. No es mal cóctel, ¿verdad? Os gustará.

13 comentarios:

Marisa dijo...

Una buena propuesta para los pésimos tiempos que corren, sin duda. Gracias, Kine. Evadámonos temporalmente pero no olvidemos lo que está pasando, nunca lo olvidemos para siempre poner nuestro granito de protesta ante el hurto de nuestros derechos.

Un beso.

Marián dijo...

Pues sí, Kine, lo mejor que podemos hacer es evadirse...con llantos y lamentos no vamos a conseguir nada... y fíjate si están mal las cosas que hasta los ricos tienen miedo; dicen que con el cabreo general no quieren hacer ostentación de riqueza..ufff...esto creo que va a explotar...

Pero mientras tantos disfrutemos de pelis recomendadas por ti y lecturas... no queda otra...

Besos, Kine.

Myra dijo...

He sonreído mientras iba leyendo el comienzo de tu entrada.
La peli me encanta. Le tengo un cariño especial porque a mi madre le gusta mucho. Goldie Hawn está divertidísima.

Un beso.

Kinezoe dijo...

MARISA: Hurtados y pisoteados, así están nuestros derechos. Yo cada vez estoy más descreído, cada vez me fío menos de políticos, banqueros y especuladores. En definitiva, los que nos llevaron a esta situación. Necesitaba una comedia, Marisa. Espero te guste. Gracias a ti y un beso.

MARIÁN: Acabará explotando, pero para entonces espero estar fuera... En fin, llevémoslo de la mejor forma posible mientras tanto. De momento, por salir al parque a pasear, no nos cobran. Ni por (re)leer tampoco. Besos. ¡Y muchas gracias por la visita!

MYRA: La peli es divertidísima y todos están muy bien. Walter Matthau en su clásico papel de liante también lo borda. Me alegra que sonrieras con el comienzo de mi entrada. Esto es cualquier cosa menos una reseña cinematográfica. Pero ya sabéis que ni me gusta ni sé contar las películas (tampoco acostumbro a leer mucho acerca de ellas antes de verlas). Lo más placentero es charla pospelícula después de haberla visto con alguien. ¡Pero a viva voz! ;-) Besos.

Mara Miniver dijo...


Me encanta esta peli, es muy divertida y cuenta con un elenco magnífico. Qué mona y graciosa era Goldie Hawn de jovencita. Luego perdió mucho. La Bergman en cambio fue guapa siempre...

Un saludo

David dijo...

La conozco, pero no la he visto.
Las otras dos que mencionas, sí. Creo que han envejecido (pero como las vi de niño y me gustaron, las "preservo" para bien; y además, me enamoré de Jane Fonda en esa peli).
Un saludito.

ethan dijo...

Simpática película, quizás la peor de las tres que nombras, pero estupenda para pasar el rato y relajarse.
Un abrazo

Licantropunk dijo...

Pues no la he visto, las otras dos de la trilogía que comentas sí.
Saludos.

Montse dijo...

Esta comedia siempre me gustó, quizá porque me encanta la Bergman, el Matthau y muy especialmente Goldie (me encanta en este papel), es una buena propuesta para pasar un rato entretenido y así evadirse de los asuntos actuales tan deprimentes.
¡Tú si que sabes cómo divertirse!

Un besazo.

abril en paris dijo...

Una propuesta excelente para un laaargo fin de semana ;-D
He visto las tres( la extraña pareja hace poco y me reí bastante, Descalzos por el parque la he visto cientos de veces y con la madre me parto de risa ) pero ésta que nos comentas brevemente no la recuerdo mucho y sí que me apetece verla de nuevo a ver si es verdad que no ha perdido mucho ( nos fiamos de vos )..Todas obras de teatro ¿ no?
Ver bailar a Ingrid de esa manera ya vale la pena..;-P

Un besito y feliz domingo

Valverde de Lucerna dijo...

Me alegra saber que conservas el ingenio suficiente para encontrar propuestas que nos hace olvidar por un tiempo la situación actual y nos ayuda a elevar el ánimo.
Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Pues no, no es mal cóctel. Duke Ellington se presenta como un antídoto infalible ante el ritmo de la ciudad, de la vida... un ritmo al que cada día me siento más ajeno. Por eso, estas palabras que escribes las siento como si fuerna mías. No he visto la película pero he de decirte que me encantó "Descalzos por el parque" y por supuesto, "La extraña pareja". Así que tardaré poco en ver esta que propones. Por supuesto el cine actúa también como un buen antidoto... una buena vía de escape. Abrazos Kine.

Kinezoe dijo...

MARA: Totalmente de acuerdo, amiga. No quito ni pongo una coma en lo que has escrito. Coincidimos al cien por cien ^_^ Muchas gracias por la visita. Un saludo.

DAVID: Para mí parte de su encanto radica precisamente en la forma en que envejecieron. La cuestión es verlas justo en el momento adecuado, cuando te lo pida el cuerpo. Saluditos.

ETHAN: No sé si la peor, pero sí quizá la menos conocida. Por eso la rescaté. ¡Abrazos, amigo!

LICANTROPUNK: Se pasa un rato agradable. Creo que no te defraudará. Saludos.

MONTSE: De verdad que tienen efecto terapéutico estas comedias. Yo las necesito de vez en cuando si no quiero ver mi humor por los suelos ;-) Besos.

ABRIL: Pues no sé si todas serán obras de teatro... Lo que sí es cierto es que las tres tienen un trabajo actoral impresionante. Una reseña atípica, ¿verdad?, jajaja... ¡Fíate de mí! No te arrepentirás ;-)

VALVERDE: Lo he dicho antes: tienen efecto terapéutico, ayudan a subir el ánimo, que no es que ande muy alto últimamente, dicho sea de paso. Veros por aquí también me encanta. Un fuerte abrazo.

MARCOS: Yo creo que ese sentimiento de desencanto empieza a ser generalizado. En estos días más que nunca debemos buscar la forma de ir tirando. ¡Abrazos!


OS DESEO UNA FELIZ SEMANA A TODOS. Y NO VEÁIS MUCHOS TELEDIARIOS!! ¿SERÁ POSIBLE QUE NO HAY NI UNA SOLA NOTICIA BUENA?...