jueves, 20 de diciembre de 2012

¡Felices fiestas!



Llegadas estas fechas, unas fechas que para mí cada año se precipitan con más celeridad acabado agosto, parece que lo que procede es felicitar la Navidad. Pues a ello vamos sin más preámbulo: con unos días de adelanto (por aquello de salvar ese pequeño escollo del Fin del Mundo), ya pueden darse todos por felicitados desde No todo es kippel, su blog amigo.

A todo esto, decir que yo, cada año que pasa, con menos entusiasmo las recibo. Y es que, entre otras muchas cosas que no soporto (como los repetitivos anuncios de perfumes en televisión y esa extraña sensación de todo visto, todo vivido), me agobia ver estos días las calles y los comercios llenos de gente comprando sin ton ni son; ¿es ese el espíritu navideño del que todos hablan?, ¿quién dijo crisis?...

El regalar por imposición siempre me pareció un gesto absurdo, además de forzado. Tenemos días de sobra durante el resto del año, para hacer gala, de una manera mucho más personal, sentida y espontánea, de nuestro amor, cariño y agradecimiento por los demás. Cualquier día es bueno para regalar un detalle. Cualquier día, excepto los señalados a tal fin por el gremio de comerciantes. Para mí se está convirtiendo casi en una cuestión de principios llevar la contra (al menos, esa es la intención primera).

Pero bueno, no me hagan demasiado caso. Supongo que influye mucho la situación personal que atraviesa cada uno, el ir cumpliendo años (con el consiguiente desengaño en estos asuntos), y el capital, siempre menguante... Quédense, pues, con lo bueno que tienen estas fiestas (el reencuentro con la familia y la música, principalmente), desechen lo malo (que no es poco), y, después de esa pequeña gran abstracción, procuren disfrutarlas lo mejor que puedan.

Y recuerden: estoy en casa por Navidad. Pueden visitarme a cualquier hora. Serán bien recibidos ;)




"I'll be home for Christmas" (Dean Martin)

I'll be home for Christmas
You can plan on me
Please have snow and mistletoe
And presents at the Tree

Christmas Eve will find me
Where the love light gleams
I'll be home for Christmas
If only in my dreams

Christmas Eve will find me
Where the love light gleams
I'll be home for Christmas
If only in my dreams




Por último, no quisiera acabar esta sosa entrada sin agradecerles antes a todos el tiempo que invirtieron este año en visitar el blog pese al bajo ritmo de publicación que ostenta últimamente. Sinceramente, es para mí todo un honor seguir contando con su presencia. Como siempre digo, me dan ustedes mucho más de lo que yo puedo aportarles. Muchas gracias por estar ahí y felices fiestas.

¡Salud, amigos! Y mantel de lujo que ya está aquí el Cinco Jotas de la mano de Bing y Frank (onomatopéyicos nombres). Por si se aburren mientras se va organizando la Cena...

sábado, 1 de diciembre de 2012

Jazz Sessions (XLI)



Chet Baker. Tocó con los mejores. Tuvo unos años buenísimos, el mundo en sus manos. Hasta que la droga y él se cruzaron... Tuvo que ser muy triste ver cómo aquel prometedor muchacho de la Costa Oeste, ese blanquito que empezaba a despuntar con la trompeta, iba malogrando su vida, año tras año, hasta convertirse en un despojo. Su voz, sin embargo, ese suave y melancólico lamento, siguió susurrándonos al oído hasta el final de sus días. Al igual que su trompeta, una deliciosa caricia cargada de nostalgia.

Chet, la trompeta triste del jazz. "Let's get lost".






Notas:
  • Os recomiendo que veáis el documental homónimo de Bruce Weber (año 1988). Ciento veinte minutos desgarradores.
  • De igual forma, nadie debería pasar por alto el comentario que en esta misma entrada nos dejó el amigo Francisco Machuca (aquí). Realiza un retrato espléndido de este singular jazzista.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Equipos de ensueño

Star Wars


Hace un tiempo ya apareció en el blog el único Dream Team que hubo y habrá en la historia del baloncesto (aquí). Llega el momento hoy de repasar algunos de mis "Equipos de Ensueño" en otros ámbitos bien distintos: cine, música y entretenimiento en general.



Los Hermanos Marx


Los Hermanos Marx.

Groucho, Harpo, Chico, Zeppo y Gummno. El último no aparece en la foto (y tampoco hizo cine). Los tres primeros, los más conocidos. Unos genios del humor. Sus películas probablemente sean las que mejor resisten el paso del tiempo. Se sienta uno a verlas y todas pasan en un suspiro, ni te das cuenta; te vuelves a tronchar de risa por más veces que las hayas visto. Ingeniosos, alocados, surrealistas, picarones... Estos tipos tenían más tablas que un libro de estadística. Los recuerdo con mucho cariño desde mi más tierna infancia. Llegué a tardar bastante tiempo en darme cuenta de que el bigote de Groucho era pintado.



Queen


Queen.

En la foto, y de izquierda a derecha: Roger Taylor, Brian May, Freddie Mercury y John Deacon. Fueron el grupo musical de mi adolescencia. Con lo leído y lo escuchado, llegué a creer que eran los mejores haciendo música. Se podría decir que casi los idolatraba (debe de ser ésta una necesidad imperiosa en la vida de todo adolescente). Poco después, conforme iba sumando años (que no canas), me di cuenta de que la cosa iba de gustos. Tampoco merece la pena cogerse un berrinche por nada de esto. De vez en cuando, sigo pinchándome uno de sus discos para recordar viejos tiempos.



The Rat Pack


The Rat Pack.

Infancia, adolescencia y ahora... ¡segunda adolescencia! He aquí los tipos que más me han llamado la atención en estos últimos años (de izquierda a derecha, en la foto de arriba): Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Peter Lawford y Joey Bishop. Elegancia, clase, buena música, un sentido del humor envidiable, el mejor whisky, muchas mujeres guapas y algún que otro asunto un tanto turbio. Todo lo que rodeaba a esta maldita pandilla de ratas, que así es como Lauren Bacall se dirigió una vez a ellos durante unas de aquellas interminables fiestas organizadas en su residencia de Holmby Hills (Los Angeles) junto a su marido Humphrey Bogart, me fascina y de qué manera... Estamos aquí para dos días y ellos lo sabían. Vivieron their own way y se divirtieron como pocos. Me quedo con la espinita de no haber podido tener mesa en el Sands una noche. Con ellos os dejo, my dear friends.



lunes, 5 de noviembre de 2012

Cinco discos



A día de hoy NO son éstos mis cinco discos favoritos, y tampoco puedo asegurar con certeza que hayan sido los más escuchados por quien estas líneas escribe. Lo único que os digo es que, en su día, me dio bastante fuerte por ellos, hasta el punto de dedicarle semanas y semanas de escucha exclusiva a cada álbum. Cinco compras más que amortizadas podríamos decir. Por cierto, fue el amigo Mr. Lombreeze quien sirvió de fuente de inspiración para esta entrada.

Ordenados por rigurosa fecha de lanzamiento, aquí tenéis cinco discos por los que siento especial cariño:



News of the World (Queen, 1977)




Fue uno de los primeros discos que tuve en formato CD. Bonita portada, ¿verdad? Me encanta el tono intimista de algunos de sus cortes menos conocidos. Canela fina.




...But Seriously (Phil Collins, 1989)





Un álbum excelentemente instrumentado, de sonido limpio y puro. Incluye unas cuantas baladas que aún me erizan el vello, algunas no tan conocidas como All of my life.




Neck and Neck (Chet Atkins & Mark Knopfler, 1990)




Podría pasarme horas enteras escuchando este disco mientras sigo el ritmo con los pies. No tiene desperdicio. Dos grandes de la guitarra disfrutando y haciendo disfrutar.




Que me parta un rayo (Christina y Los Subterráneos, 1992)





Me enamoré completamente de Christina con este disco. Me costó encontrarlo, pero cuando di con él fui uno de los hombres más felices sobre la faz de la Tierra.




Blade Runner (Vangelis, 1994)





Blade Runner no sería lo que es sin esta banda sonora. Me la sigo enchufando cuando necesito paz y tranquilidad. Es también la banda sonora de mis momentos de solitud.

lunes, 15 de octubre de 2012

La Caja de Pandora nº5: Mad Doctors


Logo de "La Caja de Pandora"


Ya está aquí el número 5 de nuestra revista favorita: La Caja de Pandora, el mejor antídoto para esas tardes tristonas y lluviosas que suele traer el otoño. En esta ocasión el tema es "Mad Doctors". Os remito a su web para más información.




¡Antes locos que amargados! No vamos a dejar que nos chafen la existencia... Ahora más que nunca debemos aferrarnos a nuestras ideas e ilusiones más recónditas, por descabelladas que pudieran parecer, y luchar por ellas cual mad doctor ensimismado. Salud, fuerza y victoria. Y perdonadme, sigo con mi crazy dance...

miércoles, 10 de octubre de 2012

Flor de cactus (Gene Saks, 1969)

Vivimos tiempos demasiado convulsos. La gente está siempre nerviosa, a punto de explotar. En el asfalto y sobre cuatro ruedas todos van como locos. En los parques la gente ya no pasea como antes. Ahora corren. Corren y corren hasta la extenuación, con el sufrimiento en sus rostros y el corazón en la boca. ¿El masoquismo como actividad de ocio o la ciudad entera se prepara para Río de Janeiro 2016?

Y en televisión: recortes, manifestaciones, cargas policiales, desahucios, despidos, la prima de riesgo y el riesgo de algunas primas. No apetece salir de casa ─nadie da ya los buenos días─, pero tampoco quedarse en ella y enloquecer. Estamos cansados, agotados, indignados (la palabra de moda), hartos de ver lo mal que marcha todo (algunos sólo lo ven; otros también lo sufren). Lo peor de todo es que empezamos a acostumbrarnos...

Yo, qué queréis que os diga, necesito evasión para no explotar. Un paseo vespertino (paquete de pipas en mano), un buen disco de jazz o una buena película son casi siempre mis remedios temporales más eficaces. Eso, y la lectura. Ayer le tocó el turno al cine: "Flor de cactus" (Gene Saks, 1969).


Cartel de la película "Flor de cactus" (Gene Saks, 1969)


Su director, Gene Saks, encadenó tres películas más que interesantes a finales de los sesenta: "Descalzos por el parque" (1967), "La extraña pareja" (1968) y ésta que os comento. El guionista seguro que os suena: I.A.L. Diamond. Y como protagonistas: Walter Matthau, una jovencísima Goldie Hawn (galardonada con el Oscar por este papel) y una ya madurita Ingrid Bergman, que, salvo por un horrendo vestido que luce en determinada escena, no pierde ni un ápice de la categoría y belleza que siempre irradió.

Del argumento, no os cuento nada. Si sentís curiosidad y aún no la conocíais ya sabéis lo que tenéis que hacer. Tan sólo os digo que se trata una entretenidísima comedia de enredos que seguro os hace esbozar más de una sonrisa (que no es poco con la que está cayendo). Garantizado. Este es su tráiler en versión original:





La música corre a cargo de Quincy Jones. No es mal cóctel, ¿verdad? Os gustará.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Jazz Sessions (XL)



«Estoy cansada. Estoy cansada. Aquellos de vosotros que amo, sabéis quiénes sois. Que Dios os bendiga». Esa es la escueta nota que le encontraron poco después de cometer suicidio (año 1995).

A punto de cumplir 46 años, Phyllis Hyman decidió bajarse del tren por agotamiento... Triste historia la de esta espléndida vocalista. "Here's That Rainy Day"; temas como este la convirtieron en un mito. Llegó el otoño, amigos.


sábado, 15 de septiembre de 2012

Rebel Rouser (Duane Eddy & The Rebels)

Lo rebelde gusta, vende y hasta triunfa más. Siempre fue así. Dedicado a vosotras, amantes de lo rebelde. Yo me quedo con el característico sonido de la guitarra de Duane Eddy, amplificado hasta quemar el aire.




James Dean

Marlon Brando

Steve McQueen

Kirk Douglas

Clint Eastwood

Paul Newman

Mickey Rourke

Elvis Presley

Jack Nicholson

Johnny Cash


(Que nadie entienda el gesto de esta última foto como parte de la dedicatoria, nada más lejos de mi intención ;-)

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Mis cinco de Hitchcock




Como se trata de hacer el más difícil todavía, me estuve devanando el otro día un rato la sesera, con el fin de quedarme únicamente con cinco títulos del Maestro, y he aquí que os presento el resultado.

Aclarar, eso sí, que esta lista no es representativa de nada, ni siquiera yo estoy contento con ella. Puede que haya visto sólo el cincuenta por ciento de la filmografía de Hitchcock (quizá menos), y desconozco casi por completo su etapa británica, de manera que os podéis hacer una idea de lo que podría cambiar todavía esta relación de conocer todas sus películas... No obstante, como el blog nunca tuvo ninguna aspiración seria ni profesional (no es más que una agradable charla entre amigos), ni creo que esto incurra en delito alguno, sirva la presente entrada para ir viendo cuáles son nuestras preferidas del Rey del Suspense. Os animo a participar. De momento, aquí tenéis las mías ordenadas por rigurosa fecha de estreno (como es costumbre):

  • Rebeca (Rebecca) (1940)
  • Encadenados (Notorious) (1946)
  • La ventana indiscreta (Rear Window) (1954)
  • Falso culpable (The Wrong Man) (1956)
  • Psicosis (Psycho) (1960)


A excepción de alguna notable ausencia como "Vértigo", "Con la muerte en los talones" o "Los pájaros", que se me cayeron del Olimpo hace relativamente poco, muy ortodoxa me quedó esta minilista; ningún título demasiado rebuscado. Os garantizo que me baso únicamente en gustos personales; no pretendo incluir lo "mejor" del afamado gordito (si diez eran pocas, cinco ni te cuento...). Sin más dilación, pasemos a la cartelería:








¡Y más música para acabar! Ahora la palabra es vuestra; yo me quedé sin ella escuchando esta pieza y recordando a esta pareja: vértigo da tan notorio trabajo. La entrada en sí, lo confieso, era una mera excusa ─el MacGuffin, que dirían─ para plantaros estas dos últimas fotos, retrato vivo del mejor Cine.






La verdad es que empecé a reparar más en el cine Hitchcock cuando vi (con los cinco sentidos) esta OBRA DE ARTE. Si el maestro Alfredito hubiese dirigido únicamente este título, para mí, seguiría siendo un genio incontestable del Cine. Esta película vale filmografías enteras, cursos, másteres de cinematografía, horas bien empleadas.

Y bien, ¿cuáles son vuestras cinco? Títulos, por favor. Es sólo un juego. Si la participación es alta prometo hacer recuento de vuestras votaciones para dar los cinco "Hitchcock" de los lectores de NTEK. Gracias de antemano.


Añadido: Tras 9 días de votaciones a lo largo de los cuales 12 lectores tuvieron a bien participar, estas resultaron ser vuestras cinco películas preferidas dentro de la extensa y jugosa filmografía de Sir Alfred Hitchcock, las más votadas:

  • Rebeca (1940) [8 votos]
  • La ventana indiscreta (1954) [8 votos]
  • Con la muerte en los talones (1959) [6 votos]
  • Encadenados (1946) [5 votos]
  • Los pájaros (1963) [5 votos]

domingo, 2 de septiembre de 2012

Interludio musical #13

Con esta música, hasta una figura tan poco grácil como la de este hombre parece flotar y danzar cual florecilla silvestre. Pequeñas cosas como ésta son las que hacen que la vida valga la pena.


Alfred Hitchcock guardando el equilibrio




Espero que hayáis pasado todos un buen verano, amigos. Aún no se ha acabado pero yo, por estas fechas, siempre digo que ya está to' el pescao vendío... A la vuelta de unos días seguimos escudriñando y rescatando cosas de entre el kippel. En la próxima entrada os doy mis cinco de Hitchcock. Id pensando sobre el tema.


Anochecer en "La Caleta" (Cádiz)


¡Feliz septiembre!

miércoles, 15 de agosto de 2012

¡Me caso en Soria!


¿Qué te apuestas a que echo abajo (de la lista de éxitos) a tus amiguitos? ─le dijo un buen día Dino a su hijo, que por aquel entonces tenía catorce años, y que, como sucedía con gran parte de la muchachada de aquellos sesenta, empezaba a sentir fascincación por la música e imagen de Los Cuatro de Liverpool.

Dicho y hecho: el 15 de Agosto de 1964, y como uno de los primeros grandes éxitos de la discográfica Reprise, Dean Martin desbancaba a The Beatles sacando del Billboard su exitoso "A Hard Day's Night" para colocar, en aquella soleada y calurosa semana estival, uno de los temas más emblemáticos de toda su carrera: "Everybody Loves Somebody", una maravillosa oda al amor lanzada bajo la avispada producción de Jimmy Bowen.

Y así fue como este "viejo" italoamericano de 47 años demostró, no sólo a su hijo y al resto del mundo, sino principalmente a él mismo, que todavía tenía mucho que cantar, que se veía con fuerzas para competir con aquellas nuevas generaciones de "melenudos" y que, las cifras así lo indicaban, sus discos volvían a venderse como en años anteriores.




"Everybody loves somebody" (Dean Martin, 1964)

Everybody loves somebody sometime
Everybody falls in love somehow
Something in your kiss just told me
My sometime is now.

Everybody finds somebody someplace
There's no telling where love may appear
Something in my heart keeps saying
My someplace is here.

If I had it in my power
I'd arrange for every girl to have your charms
Then ev'ry minute, ev'ry hour
Every boy would find what I found in your arms.

Everybody loves somebody sometime
And although my dream was overdue
Your love made it well worth waitin'
For someone like you.

(If I had it in my power)
I would arrange for ev'ry girl to have your charms
(Then every minute, every hour)
Ev'ry boy would find what I found in your arms.

Everybody loves somebody sometime
And although my dream was overdue
Your love made it well worth waiting
FOR SOMEONE LIKE YOU.
(Everybody loves somebody sometime).

miércoles, 8 de agosto de 2012

Jazz Sessions (XXXIX)


Carátula "Desert Winds" (Illinois Jacquet, 1964)


Illinois Jacquet y su saxo como banda sonora de esta cálida noche estival: "You're My Thrill", una melancólica balada para dejarse arrastrar. Ningún instrumento como el saxo logra emocionarnos con tanta facilidad. Que ustedes la "sufran" bien. Buenas (y tristes) noches.


miércoles, 1 de agosto de 2012

El Batman de Nolan

Cartel de la película "Batman Begins"



Probablemente, por aquello de ser la que narra los comienzos, es también la que más trabaja los personajes. Todos quedan perfectamente dibujados a lo largo de la historia. Mucha acción y la dosis adecuada de oscuridad, épica y humor. Me pareció francamente entretenida de principio a fin. Digamos que tiene swing. No hay lugar para el aburrimiento en "Batman Begins". Sin altibajos, una peli redonda. No te da tiempo a reparar en los errores si es que los tiene. Narración fluida y amena. Se empatiza con los personajes. Inmejorable comienzo de saga.

Nace la leyenda.


Cartel de la película "El Caballero Oscuro"


Se me vino abajo en un segundo visionado pasado ya el impacto que supuso la prematura muerte de Heath Ledger (supongo que en casa no somos tan condescendientes como en la sala de cine). Tarda demasiado en arrancar y el asunto de la mafia está tratado de una forma muy aburrida para ser ésta una peli basada en un cómic. El cambio de chica no funciona (miscasted total Maggie Gyllenhaal), y cierto personaje da un giro inexplicable hacia el lado oscuro en el último tramo de la película. El desenlace sigue sin convencerme por más vueltas que le dé. Lo más vistoso de la cinta es la actuación del Joker, tanto que llega a eclipsar a nuestro Caballero Oscuro, con quien no parece ir esta segunda entrega en más de un momento. Banda sonora y diseño de producción siguen siendo impecables, pero ahora la historia pierde amenidad en pro de una profundidad que tampoco logra alcanzar (yo al menos no la veo). Su largo metraje empieza a pesar como una plancha de plomo, sobre todo en una cargante primera mitad totalmente trabada. Sobrevalorada.

La leyenda se tambalea, pese al entusiasmo de las masas.


Cartel de la película "El Caballero Oscuro: La leyenda renace"


Es la más larga de las tres pero al menos en el cine, y en un primer visionado, no acusa su demencial metraje (¡2 horas y 45 minutos!). Eso dice mucho a su favor. Ahora bien, el malo es más plano que el encefalograma de una estatua sin cabeza: su mayor atractivo, repartir hostias como panes y una máscara con megáfono incorporado... A la espera de verla en versión original afirmo que no me gusta el doblaje. Algunos secundarios lucen especialmente (Joseph Gordon-Levitt), mientras que otros, en principio más vistosos, no dan de sí demasiado (Anne Hathaway). La película, sin embargo, hace buena la máxima de que un buen final hace buena una peli no tan buena. Correcto "cierre" de trilogía. Sin más.

Pero la leyenda es cosa del pasado.


Personalmente, me sigo quedando con la primera, la que puso en marcha la maquinaria. Me gusta más su historia, sus giros, y está mejor interpretada. Os dejo con aquel tráiler. Espléndido cine de acción para una noche de verano cualquiera.


jueves, 26 de julio de 2012

Citas y fragmentos #14





"El secreto del éxito es honestidad y buena conducta. Si logras fingirlos, lo has conseguido".

"Detrás de todo hombre importante hay una mujer, y detrás de ésta, su esposa".

"El sexo es esa gloriosa experiencia que la madre naturaleza ha improvisado para mantenernos a todos de puntillas y, a veces, boca arriba".




"Si la aprieto más contra mí, pasaré al otro lado de usted".

"Ha sacado la belleza de su padre; es cirujano plástico".

"Parece un idiota y habla como un idiota, pero no se engañe: es un idiota".

"O ese hombre está muerto o mi reloj se ha parado".

"¿Servicio de habitaciones? Mándeme una habitación más grande".

"Si sigues cumpliendo años acabarás muriéndote".

"Cuando me salgo con la mía soltando unos buenos insultos, la gente cree que bromeo. No es así. Sólo digo lo que pienso, no hago chistes. Digo la verdad, y eso, a veces, resulta un chiste".


De propina, algunas más:

«La política es el arte de buscar un problema, encontrarlo, diagnosticarlo mal y, después, aplicarle mal los remedios equivocados».

«Por favor, acepten mi renuncia. No me interesa pertenecer a ningún club que me acepte como socio».

«He de decir que encuentro la televisión muy educativa. En cuanto alguien la enciende, me marcho a otra habitación y leo un buen libro».

«"Inteligencia militar" es una contradicción de términos».

«Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro, está demasiado oscuro para leer».



...y hablando de propinas...

-¿Aceptan propinas en este barco?
-Sí, señor.
-¿Tiene dos de cinco?
-¡Oh, sí, señor!
-Entonces no necesita los diez que iba a darle.



Groucho MARX (1890-1977)
Citas extraídas del libro El mundo según Groucho Marx (David Brown)

martes, 17 de julio de 2012

Españoles, ¡viva España!

A partir del 1 de septiembre el IVA general sube del 18% al 21%, mientras que el tipo reducido pasa del 8% al 10%. Lo más preocupante, sin embargo, es que algunos productos y servicios a los que hasta ahora se les aplicaba el tipo reducido pasan al general, con la consiguiente subida del ─agárrense─ 13%.

Cine, teatro, conciertos, espectáculos deportivos, peluquería, gafas y lentillas, entre otros, se encarecen, pues, en un 13%. Les pongo un ejemplo: si la entrada de cine venía costando en torno a 7 euros en valor medio, a partir del 1 de septiembre costará 7.84€, que, redondeando, se quedará en unos 8 euros. Puñalada trapera para los que consumimos cultura. Si además usas gafas y acostumbrabas a poner tu pelo en manos de un peluquero, ya ni te cuento...

Por otra parte, la compra de vivienda pasa a tributar al 10% (actualmente lo hacía al tipo superreducido del 4%). La prestación por desempleo rebaja su base reguladora del 60% al 50% a partir del séptimo mes. Y los funcionarios, ya lo saben, tampoco se libran.

¡Viva España!

Fuentes: RTVE y La Moncloa.



Añadido: Y a petición de un comentarista, y como venía siendo costumbre en el blog, cerramos la entrada con música. Hacía tiempo que no sonaba nada de Queen por estos lares: "Hammer to fall". Os dejo también enlazadas dos buenas versiones en directo: Wembley 1986 y Live Aid 1985.



domingo, 8 de julio de 2012

Jazz Sessions (XXXVIII)



El charlestón es un ritmo que contagia alegría; son aquellos desenfrenados años 20 de la América de posguerra, la época en la que más alcohol se bebía pese a la prohibición.

El otro día estuve viendo "El Gran Gatsby", la de Robert Redford, y la verdad es que desde entonces no me he podido quitar de la cabeza esta melodía. Me encantaría haber asistido a una de aquellas míticas fiestas organizadas por Jay Gatsby en su jardín...

El baile requiere un gran estado de forma físico, y un sentido del ritmo que, si no se tiene, difícil es adquirirlo. Para escuchar y disfrutar de esta música no es preciso ningún gasto energético. Tan sólo pulsen el play de este reproductor y dejen volar su imaginación. Hoy les presento el popular "Charleston", por la Green Hill Instrumental. Seguro que les suena. ¡Salud!





lunes, 2 de julio de 2012

Fred Astaire y Rita Hayworth



Depués de dejar la RKO al final de los años 30, y tras toda una década de éxitos junto a la que fue su mejor pareja de baile en mi modesta opinión, Ginger Rogers, Astaire probaría suerte en los siguientes años con diversas actrices, entre las que encontramos a Rita Hayworth, bailarina de pro. Junto a ella protagonizaría dos películas más que interesantes a principios de los 40: "Desde aquel beso" (You'll never get rich, 1941) y "Bailando nace el amor" (You were never lovelier, 1942), dos comedias musicales que merece la pena recordar.


Cartel de la película "Desde aquel beso"


La primera, "Desde aquel beso", es exquisita desde que empieza (originalísimos créditos iniciales) hasta su último fotograma. Tiene un ritmo endiablado y una trama llena de divertidos enredos y confusiones, muy a lo screwball comedy. Rita Hayworth no desmerece en absoluto como partenaire del Maestro.


Escena de claqué perteneciente a la película "Desde aquel beso".


Cartel de la película "Bailando nace el amor"


La segunda, "Bailando nace el amor", es algo menos alocada que la primera pero igual de disfrutable (o más) que aquélla. Hayworth está especialmente guapa en esta cinta: su luminosa sonrisa, las ondas de su pelo, los vestidos que luce... ¡vean, vean!... Entre sus muchos alicientes nos encontramos, además, con el toque latino que le da Xavier Cugat y su orquesta. Su inconfundible percusión se funde a la perfección con el prodigioso zapateo de Fred, dando lugar a unos números absolutamente memorables. Para muestra, un botón:


Solo de claqué perteneciente a la película "Bailando nace el amor".


Desde el punto de vista argumental ambas películas parten de una idea muy similar. En las dos me enredan a Fred con una bella señorita (nuestra querida Rita), con el solo propósito de enmascarar una realidad digamos embarazosa, para, después de muchos malentendidos, terminar acabando juntos pese a la oposición del "liante".

Como digo, dos comedias musicales ligeras ciertamente entretenidas, que, probablemente, nunca alcanzaron el reconocimiento que merecen. Desde No todo es kippel aprovechamos para recomendar efusivamente el (re)visionado de ambas. Diversión garantizada.