miércoles, 1 de junio de 2011

Midnight in Paris (Woody Allen, 2011)


"Medianoche en París" es toda una declaración de amor a la ciudad de París y a sus calles cargadas de historia. Un auténtico regocijo para nostálgicos, que a buen seguro disfrutarán, durante poco más de hora y media, con las continuas idas y venidas de su protagonista, un magnífico Owen Wilson de mirada perdida (sosias del personaje que hiciera famoso Woody Allen), al París de los años veinte.

¿Que cualquier tiempo pasado fue siempre mejor?... Probablemente no, de hecho, a lo largo del film se pone de manifiesto que la insatisfacción con el tiempo presente es uno de los rasgos más característicos de toda persona con un mínimo de sensibilidad y/o inquietud artística; una situación que se ha venido repitiendo en todas las épocas desde que el hombre guarda registros de la Historia. La nostalgia, en definitiva, no es más que la vía de escape de nuestras anodinas vidas, una forma de redimir, si es que se puede, nuestra frustración, nuestro desencanto con una realidad con la que no parecemos encajar del todo y que nos lleva a idealizar y añorar el pasado. ¡Pero qué más da que nos autoengañemos!... Bendita nostalgia si nos colma de ilusión.

Personajes como Scott Fitzgerald, Hemingway, Picasso, Dalí y Buñuel, entre otros muchos, nos acompañan en este maravilloso cuento de hadas en el que, al contrario de lo que sucedía en "La Cenicienta", es al caer la medianoche cuando empieza la magia...




Parece que tuve tino a la hora de reencontrarme con el cine de Woody Allen. No sé cómo habrán sido las cuatro películas que la preceden, pero esta "Midnight in Paris" es una joya. Banda sonora, ambientación, historia... Todo exquisito. Hecha con mucho mimo para nuestro deleite.


24 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Por supuesto que "Let's do it", amigo Dino! Me alegro que te haya gustado este ejercicio de nostalgia y añoranza al pasado y que lo compartas en tu blog. Un abrazo Kine. A ver cuando nos compramos unos pasajes para el pasado...

GCPG dijo...

Vaya, venía de comentar en el blog de Ethan sobre la misma película.

Las cuatro precedentes, a pesar de sus irregularidades y un pequeño fiasco, las considero imprescindibles para los seguidores de Allen, no más. Y esta última que todo el mundo se ha puesto de acuerdo en alabar, no la he visto aún. A ver si la semana que viene puedo resarcirme.

Saludos, amigo Kine.

Francisco Machuca dijo...

Estoy de acuerdo contigo,mi querido amigo.Nunca suelo escribir sobre películas que se estrenan,pero Woody es diferente y también escribí una reseña.Es estupenda y con mucha clase.No quiero dar pistas para los que aún no la han visto,pero lo del detective me parece genial.
Un fuerte abrazo,amigo.

abril en paris dijo...

Estamos todos sorprendidos y un poco anonadados como el personaje ( Owen Wilson)ante el giro de la historia y deseando acompañarle en esos paseos nocturnos..:-)
y no digo más por respeto a los que no la han disfrutado todavia.

He visto que la noche de Van Gogh asoma por otro blog amigo...

Un beso parisino :-)

Elvira dijo...

Pues viendo que todos me la recomendáis, supongo que me va a gustar. No sé qué pasa pero ahora veo a Owen Wilson en todas partes.

Besos, Kine!

Myra dijo...

Hola, Kine. Al fin la has visto..Cuánto me alegro de que la hayas disfrutrado. Bendita nostalgia, bendita París, bendita magia..

Un beso de mediatarde.

Montse dijo...

No he visto la película, últimamente no me llaman la atención las de Woody Allen, pero ya he leído más de una recomendación y voy haciendo ganas para verla. Gracias por recomendarla tan bien!!

En cuanto a la nostalgia, no es mi lema, nunca he pensado que el pasado fue mejor y apuesto por lo que nos queda por conocer incluso aquello que aún no se ha creado. Los jóvenes vienen llenos de energía y pronto lo revolucionarán todo ¡y el cine, claro!

Un besito!!!

David dijo...

Vale...eeeh...acabo de ver tu comentario en casa de Ethan y bueno, pues repetiré lo mismo. Siento disentir, pero a mí me pareció más bien flojita. Sí, algún golpe, un inicio muy bonito con las fotos de París, pero una película que no es que me dijera mucho (lo que comentas de la nostalgia y todo eso se puede contar en menos tiempo...o se puede contar de otra manera que a lo mejor me hubiera interesado más).
Un saludito.

Valverde de Lucerna dijo...

Hoy, precisamenente vi la cartelera en los multicines y no la localizaba, pero ahora me alegra saber que es interesante. Habrá que buscar un hueco y verla.
Un saludo.

Kinezoe dijo...

¡Nos vemos en el pasado, amigo Marcos! ;-)

Me quedé en "Scoop", GCPG, y ahora es cuando me he vuelto a enganchar... Esta me ha gustado mucho más que aquella, y las de en medio las tengo pendientes.

Hola, Francisco. Me alegra verte por aquí. Sí, lo del detective es genial, dejémoslo ahí... Por cierto, me encantó tu reseña sobre la cinta ;-)

Sé que te debió de gustar mucho, Abril. ¡Y es que llevas París en tu nombre!, jeje... ;-)

Hola, Elvira. Es cierto, los posts sobre esta película se multiplican en la Red. Reconozco que a Owen Wilson no le había prestado mucha atención hasta ahora. Pero las chicas de esta película también están geniales. Muy recomendable la última de Allen.

¡Y bendito Allen!, Myra, jejeje... La vi y me gustó. Mucho. Y aumentaron mis ganas de ir a París y perderme en sus calles, a ser posible a medianoche (lo de la lluvia ya no lo considero tan indispensable...) ^_^

Kinezoe dijo...

Hola, Montse. Yo soy nostálgico en las artes y optimista en la ciencia. Se va compaginando ;-)

Hola, David. Está bien que haya disparidad de opiniones, que si no luego la gente va con las expectativas muy altas, jeje... A mí desde "Acordes y desacuerdos" ninguna me ha gustado tanto como esta. "Match Point", por ejemplo, tan apreciada como es por una mayoría, no me parece tan grande...

Es interesante, Valverde. De lo mejorcito que hay ahora mismo en la cartelera (para mi gusto). Otra que no está nada mal, y también con un cierto aire clásico, es "Agua para elefantes". Bueno, ya nos contarás ;-)


Muchas gracias a todos por los comentarios. Besos y abrazos.

Eva BSanz dijo...

Bonjour... Je voulais séduire.
Soy la muerte quien seduce.
Con el beso de la araña.
Soy la muerte quien te atrapa.
Con las garras del infierno.
Soy la muerte quien provocas.
En silencio proclamado.
Soy la muerte quien te arranca.
El aliento de tu Alma.
Bonjour... Je voulais séduire.
Soy la muerte quien vigilia.
Con el beso prometido.
Soy la muerte sigilosa.
Con el mal en mis colmillos.
Soy la muerte que tu buscas.
Con las llamas perfumadas.
Soy la muerte quien desgarra.
El abismo de tu Alma.
Bonjour... Je voulais séduire.

Mi beso.

PD: Gracias si decides pasar por mi blog y quedarte conmigo.

ethan dijo...

Bueno, ya sabes lo que opino... ¿Dónde se venden esos billetes para el pasado?
Un abrazo, amigo!!

Marisa dijo...

Aún no la he visto, Kine, pero esa ambientación en París sé que me va a encantar. Esa ciudad te atrapa eternamente cuando la descubres, es una realidad difícil de olvidar.
Me encanta el tema que has dejado de Ella Fitzgerald, uhmm...
Aprovecho para decirte que tu anterior post, el del vídeo sobre la explicación de la crisis me pareció MAGNÍFICO. Lo leí y disfruté pero llevo unas semanas que me falta tiempo para poder comentar...

Un besito, querido Kine.

Kinezoe dijo...

Gracias por esas letras, Eva BSAnz. Muy gótico y sensual ese Dulce Amanecer...

Sé lo que opinas, Ethan... En cuanto salgan a la venta, voy reservando tres. Un abrazo.

Hola, Marisa. Si te gusta París (¿a quién no?, me pregunto), la disfrutarás. Muchas gracias por tu visita, amiga. Y no te preocupes si no puedes comentar: a todos nos pasa. Lo primero es lo primero («primero la obligación y luego la devoción», decía siempre mi abuelo). Besitos ;-)

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Estoy pendiente de verla, a ver si termino exámenes, por lo que cuantas tiene que ser el woody Allen de siempre, de escudriñar a las personas mediante el subconsciente y realidades paralelas.
Un saludo.

Francisco Manuel Rodríguez Álvarez. dijo...

Es maravilloso saber que cada año tendré una cita con un director que me hace soñar con tiempos y momentos mejores, probablemente 'Conocerás al hombre de tus sueños' no es tan magistral como esta, pero a mí sí me dejó satisfecho me pareció una mística historia sobre el sentido de la vida y los modos de afrontarla.

Pero sin duda 'Midnight in Paris' es una brillante historia que casi me hizo llorar cuando finalizó, porque iba a dejar de pasear por el Paris de los años 20, es difícil olvidar una conversación con Cole Porter, Hemingway o Dalí.

Marián dijo...

No he visto esa peli, Kine, pero sí te quería comentar algo sobre París...y es que yo creo que en nuestro currículum vítae tendríamos que tener al menos una noche, de amor tórrido, parisina...y no lo digo metafóricamente, si no in situ...
¿No piensas como yo, Kine?
Besos.

Anónimo dijo...

Ah !!! vaya, acabo de dejar un comentario en el Blog de Ethan. Entro aquí y me encuentro...

Bueno, mientras caminaba hazzia tu casa, venía pensando que se me había olvidado contar que, en el Callejón de la Rue Royal, me he reído mucho con Buñuel

Andalús Andalús.

Es igual, en cualquiera de los dos sitios, me encuentro igual de bien. Siempre viendo aquellos amanezzeres violetas de Bertolucci, desde un balcón de París, desde un lejano planeta, desde una estrella brillante.

Un abrazzo, Kine

Caperuzzita

Kinezoe dijo...

Hola, Emilio. Sin llegar a ser una obra maestra, tiene mucho del mejor Allen. Me dejó con ganas de más y sé que la disfrutaré la próxima vez que la vea. Saludos.

Hola, Francisco Manuel. Coincido contigo: una gozada ese viaje al pasado de la mano de estos personajes. Y ahora, ¡a ponerme al día con las que me faltan! Próxima parada: "Conocerás al hombre de tus sueños" :-) Saludos.

Pienso como tú, Marián. Y si es con todos los gastos pagados, mejor que mejor... ;-) Yo lo que no he visto es París in situ. Pero sé que me encantaría ^_^ Besos.

Hola, Caperuzzita. París es una ciudad que engatusa; tiene algo que enamora, no sé, una luz especial, mucha historia que contar. Como nuestro Universo... Vengas de donde vengas, es un placer contar con tus visitas. Un fuerte abrazo.

Javier Márquez Sánchez dijo...

Coincido plenamente contigo, amigo Kine. Una gran película, plagada de guiños y de maestría cinematográfica. Woody en estado puro y todo un regalo a los que soñamos con tiempos pasados. Un abrazo

Kinezoe dijo...

Gracias por tus palabras, Javier. Veo que somos muchos los que hemos disfrutado esta película. Eso está bien :-)

Un abrazo.

carmeloti dijo...

Me encantó la película, hubo un momento que parecía que estaba sola en el cine, flotando casi, ante la magia de poder tocar a personajes que no están.

la nostalgia, el recuerdo, el pesado lastre del pasado, que nos impide creer en un mejor presente y en muchas ocasiones nos cierra el futuro. Tan necesaria como inoportuna como necesaria.

Es dificil valorar la felicidad en el momento que se vive, porque no dejamos de medirla, compararla y clasificar, sin dejarnos llevar por esa música de los años 20 y bailar con los días sin más...

Kinezoe dijo...

Estoy contigo, carmeloti. Yo también hago esa misma lectura. Difícil es valorar la felicidad en el momento que se vive. Tendemos a idealizar el pasado sobrevalorando la felicidad que nos reportaría, y parece que no nos damos cuenta de que ésta es siempre un estado transitorio, muy efímero. Casi siempre, algo que se busca pero que no está fuera, sino dentro de nosotros. Bailemos sin más y sigamos dsifrutando con el mejor cine de Woody Allen ;-)

Muchas gracias por el comentario y bienvenida al blog. Un saludo.