viernes, 4 de marzo de 2011

No soporto #19

La "Semana Fantástica" de El Corte Inglés.




Y es que es tan fantástica que dura nada menos que 17 días. Os podrá parecer una nimiedad, pero a mí que me digan semana y me cuelen 17 días me saca de quicio. Ni excluyendo el inicio y el fin del periodo, ni descontando siquiera los fines de semana me salen las cuentas. Por cierto, según estos grandes almacenes ya estamos en primavera... El tiempo a su antojo.

Estuve haciendo números y tendríamos que enviar al espacio todos los centros de El Corte Inglés en una macronave durante siete días a una velocidad de aproximadamente 0.9c (unos 270.000 km/s), para que a la vuelta hubieran transcurrido 17 días aquí en la Tierra (dilatación del tiempo). En fin, que no lo soporto. Y qué os voy a contar de los "8 Días de Oro"...


Ojalá el fin de semana fuera "fantástico". Pasadlo bien.

17 comentarios:

Marisa dijo...

"El Corte Inglés" no solo es el que ha "modificado" las fechas del inicio de la primavera, sino que es el inventor del Día de los enamorados, del Día del padre, Día de la madre...uf! Menos mal que espíritu crítico no nos falta a algunos para sobrevivir a tal manipulación publicitaria cuyo objetivo es aligerarnos los bolsillos a cambio de adquirir productos innecesarios o crear un "chantaje emocional" para determinados días del año.
Tu post me gusta, Kine, porque contribuye a desarrollar ese espíritu crítico.

Me he reído un buen rato con tu cálculo personal sobre la semana convertida en 17 días,jejjeje. Muy bueno.
El tema de Queen, buen colofón.

Me uno a tu "No soporto 19".
Un besito y buena (no fantástica,jeje) semana, Kine.

Lillu dijo...

Oye, pues sí. Pero te puedo asegurar que es peor vivir en Tenerife y sufrir la "Semana de Carnavales" que dura dos meses :P Te lo juro XD

Yo estoy haciendo acopio de comida para no salir de casa más que lo justo e imprescindible hasta que se acabe esta tortura china de aglomerciones, ruido y suciedad.

saluditos

Lillu dijo...

Me comí una "a", aglomeraciones :D

+saluditos

Myra dijo...

Hola, Kine. Si te soy sincera, me importa poco que la semana fantástica dure más de una semana. Lo que realmente me joroba es que, casi siempre, lo que a uno le gusta o le interesa no se encuentra dentro de los artículos que promociona la semana fantástica. Eso sí que joe...o no?.

Me hacen gracia estas entradas tuyas y tus cálculos y..qué alegría leerte después de tus ausencias.

Un besito

Montse dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Kine, que ni es semana ni es fantástica. Detesto los grandes almacenes y eso que antes me gustaban mucho ¡igual me empaché!, el caso es que hace siglos que no voy o en todo caso cuando no sea semana de nada y en una hora de mediodía que no hay tanto alboroto.

A mi lo que me ha gustado es el tema de Queen y tus cálculos matemáticos ¡dos cosas que me gustan, mire usted! y claro ya me has hecho fantástica la velada.

Un beso y buen fin de semana!!

Valverde de Lucerna dijo...

El Corte Inglés marca tendencia, esperemos que con esta semana fantástica no nos hagan trabajar ese número de días, sino estamos arreglados.
Muy bueno ese punto de humor que le pones a esa entrada, aunque en el fondo hay una crítica a esta publicidad que quiere hacernos comulgar con ruedas de molino, tengamos un poco de espíritu crítico y no nos dejemos arrastrar por estas campañas publicitarias.
Un abrazo.

David dijo...

No sé. Para mí la Navidad no llega el 25, porque a veces "Ya es Navidad en El Corte Inglés".
Tanto como no soportar. Ni caso y ya está.
Ya podía ser el fin de semana fantástico (este no; que me toca currar ;-))
Pásalo tú también bien.
Podías haber puesto Eight days a week (ja,ja). Es broooma.
Un saludito.

GCPG dijo...

Pues ni sabía cuánto duraba la semanita de marras, pero siendo así, te deseo un fin de semana igual de fantástico (a fastidiarse, David, ya ves... jaja).

Kinezoe dijo...

MARISA: Es cierto, intentan hacernos "chantaje emocional". Me gusta esa expresión. Pues lo dicho, a resistir. Prefiero comprar tres o cuatro días después con tal de no darles gusto ;-) Me alegra que te gustara este "No soporto". Un beso.

LILLU: Una semana que son dos meses... Mmmmhh...estaríamos hablando de velocidades muy cercanas a la de la luz, jeje... ¿Y lo que disfrutan los carnavaleros...? ¡Ánimo, que ya queda poco! Y no te preocupes por haberte comido la "a"; mientras no te comas esas reservas de comida antes de tiempo ;-) Saluditos.

MYRA: En realidad tampoco a mí me quitan el sueño, aunque coraje me da, pa' qué negarlo, jeje... Yo hago pocas compras "fantásticas". Y últimamente, es cierto, estoy que voy y vengo, como el Guadiana. Me alegra ver que no me olvidásteis. Perdonad mis ausencias; es que Internet me agota de vez en cuando ;-) Besitos.

MONTSE: Eso es lo mejor, intentar ir cuando la gente hace otras cosas (como comer, jaja...). En Navidad ya es que da asco hasta pasar por la puerta. ¡Qué cantidad de gente, por Dios! Y comprando por comprar... Me alegra que también te gustara la canción. Besos y buen fin de semana.

VALVERDE: Mi lema es comprar sólo cuando es absolutamente necesario, aunque reconozco que en Navidad me he saltado la norma. Y es que a veces, por no quedar mal, ya se sabe... Tienen más poder del que creemos estos centros comerciales... Un abrazo.

DAVID: Jajaja... ¡Qué frase! Un Oscar para el responsable de marketing ;-) Ya sabes que tiendo a enfatizar mucho todo lo que digo en el blog, pero en realidad, como tú dices: ni caso y ya está. Si te soy sincero el "Eight days a week" pega más en esta entrada. Casi que la veo como la canción idónea para la campaña. Tiene el ritmillo que exigiría un anuncio de éstos. Buen aporte, en serio. Ya no la cambio por no hacerle un feo a mi Queen, pero me ha gustado. ¡Que te sea leve el curro! Saludos.

GCPG: Ojo que no siempre son 17 días. Creo recordar que en una ocasión se fueron a la friolera de 21 días. Como semana de permiso no estaría mal... ;-) ¡Buen fin de semana, amigo! Esperemos que fantástico para nosotros...

Marcos Callau dijo...

Vaya!, no conocía esta canción y me ha encantado, Kine. En cuanto a enviar al espacio a El Corte Inglés...¡hombre, no me dejes en paro tan pronto...!!! jejejeje. Un abrazo, amgio.

PD: Tampoco soporto la semana fantástica ni la primavera en El Corte Inglés, sobretodo cuando me congelo por las calles de Zaragoza...

Sese dijo...

Es que todos son inventos para que gastemos, que si San Valentín, que si Halloween, que si día del padre, de la madre... lo que no sé si eso es bueno o malo, es bueno que el dinero corra, que se beneficien todos de ello pero a mí no me convencen del todo estos inventos.

Saludos

Francisco Machuca dijo...

Estuve casi a punto de trabajar en El corte inglés hace unos años.Me hicieron ir a un edificio apartado de la ciudad.Era un edificio deprimente rodeado de contenedores de basura,callejones sin salida,sucio y rodeado de talleres muy oscuros.Habíamos unos cuantos para ser reclutados,pero no antes de pasar por ciertas pruebas y lecciones.Habían oficinas separadas por paredes de cartón y muchos zombis trabajando con la cabeza gacha,asustados no sé de qué.El instructor era un tipo que empezó a trabajar allí desde muy niño.Yo creí que lo abandonaron en una cesta en la puerta.Estaba tan agradecido y orgulloso de su empresa que las lecciones apestaban a secta...La historia es larga,amigo,pero me dije:Esto es el corazón de ese lugar donde la gente van a pasar el día.Esto es la artéria de una empresa que marca las cuatro estaciones del año y la tendencia a la moda.Pues bien,llevaba tres días de adiestramiento y no pude más.Me marché sin mas.
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

MARCOS: Jejeje... no te preocupes, clientes y empleados irían incluidos en el paquete. Y recuerda que tan sólo estarías fuera una semana: la "Semana Fantástica" (17 días para nosotros), jajaja... Te entiendo, en Zaragoza hace más frío que por aquí abajo. Me alegra haberte dado a conocer otra canción de Queen. Un abrazo.

SESE: Lo ideal sería que el dinero corriera en ambos sentidos, jeje... Pero qué le vamos a hacer, me temo que ellos ganan más que nosotros. Tú lo has dicho: ¡todo inventos! Gracias por pasar. Un saludo.

FRANCISCO: Jajaja... Menudo comentario, amigo. Mientras te leía me parecía estar presenciando una aterradora película negra, muy negra. Y qué final... «Estaba tan agradecido y orgulloso de su empresa que las lecciones apestaban a secta». Esto, por desgracia, me suena muchísimo. Y no sólo ocurre en ECI. Muchas gracias por tus palabras. Siempre es un placer leerte. Gracias también por repasar entradas antiguas ;-) Un abrazo.

atikus dijo...

Genial!!, jajaja!!..lo malo es que la gente se cree estas cosas.

Buen finde!

Kinezoe dijo...

Gracias por la visita, Atikus. Me alegra verte. ¡Buena semana!

Javier Márquez Sánchez dijo...

Jajaja... Me encanta tu consternación, amigo Kinezoe. ¡Duro con ellos, di que sí!

Kinezoe dijo...

Yo es que no puedo con ciertas cosas, jejeje... ;-)