miércoles, 29 de septiembre de 2010

Audrey's Dance



Los días se suceden uno tras otro, prácticamente indistinguibles, y sigo flotando en un mar de inercia. Es entonces cuando recuerdo su cara y aquel baile.

Rutina. Soporífera y narcótica rutina...





...Y sigue la música...


Y el baile...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Love of my Life



Momento íntimo de Queen con un estadio a rebosar, Brian May ─muy concentrado él─ a la guitarra acústica y un Freddie Mercury que sobrecoge. Impresionante el grado de conexión con el público.

Live at Wembley, 1986. Mítico.



"Love of my Life" (Queen)

Love of my life, you've hurt me
You've broken my heart and now you leave me
Love of my life, can't you see
Bring it back, bring it back
Don't take it away from me
Because you don't know
What it means to me

Love of my life, don't leave me
You've stolen my love, you now desert me
Love of my life, can't you see
Bring it back, bring it back
Don't take it away from me
Because you don't know
What it means to me

You will remember
When this is blown over
And everything's all by the way
When I grow older
I will be there at your side to remind you
How I still love you, I still love you

Hurry back, hurry back
Dont take it away from me
Because you don't know
What it means to me

Love of my life
Love of my life...
Oooooh, yeaaahh...

martes, 21 de septiembre de 2010

Citas y fragmentos #3





─¿Qué diferencia hay entre poesía y prosa?
─La poesía dice demasiado en demasiado poco tiempo; la prosa dice demasiado poco y se toma demasiado tiempo.

Charles BUKOWSKI
(Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones)



viernes, 17 de septiembre de 2010

Jazz Sessions (XXVI)






Benny Goodman y su Orquesta en uno de los más famosos standards del jazz de todos los tiempos. Llegó la hora en esta sección de escuchar esa proeza del sonido big band titulada "Sing, Sing, Sing (With a Swing)".

Son decenas y decenas las películas en las que podemos disfrutar de fragmentos de esta pieza: "The Benny Goodman Story", "All That Jazz", "Historias de Nueva York"... Su versión directo más famosa corresponde al The Famous 1938 Carnegie Hall Jazz Concert.

Y para que se hagan una ligera idea del ambiente que allí se vivió, les dejo también un interesante vídeo informativo (en inglés) y el corte original de este tema. En total, quince minutos mal contados. Se pierde más tiempo en ir a comprar el periódico...


lunes, 13 de septiembre de 2010

Lunes...

Cansados y añorando ya el fin de semana. Supongo que hay pocas ganas de leer blogs esta mañana (de trabajar y/o estudiar ya ni os cuento). Os dejo unas cuantas viñetas y una canción (corta). Que os sea leve.










La original aquí.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Río Bravo (Howard Hawks, 1959)



John Ford fue el amo y señor del género (eso dicen). Anthony Mann los hizo muy buenos. Sturges se defendía. El gran olvidado Wyler filmó y firmó uno que está entre mis favoritos. Al todoterreno Walsh también le salió alguno bastante decente. Mankiewicz nos dejó otro, atípica pero originalísima combinación entre western y comedia, que me encanta, me fascina. Hasta Eastwood dejó su impronta (también Leone la suya, aunque eso era ya otra cosa)... Pero Río Bravo sólo hay uno y es obra de Howard Hawks, el mayor experto en ríos de toda la historia.

Mi western. Nuestro western. El western.




Y como aquí las palabras sobran, pues lo que interesa en realidad es ver esta obra de arte, no que te la cuenten, dejemos que sea nuestro querido Dino quien ponga la música mientras se van decidiendo ustedes...




De obligado visionado. Si aún no la han visto han de saber que están viviendo en pecado, así que ya saben lo que tienen que hacer este fin de semana. Hay un ramillete de tres o cuatro películas que procuro ver, al menos, una vez al año. Esta es una de ellas. Una joya.




lunes, 6 de septiembre de 2010

Smile! Smile! Smile!



Aunque a veces no parezca haber motivo para ello (que a poco que busquemos lo encontraremos), es buena costumbre dibujar una sonrisa en el rostro. De las pocas cosas que no cuesta un solo céntimo...

Buena semana a todos.








miércoles, 1 de septiembre de 2010

El Universo y su tamaño

Desde el mismo momento en que pensamos en el Universo como en un proceso de expansión que tiene su origen en el tiempo en un instante determinado, situado, según dicen las últimas estimaciones, 13.700 millones de años atrás, eso mismo nos estaría indicando que su tamaño debe ser también finito: increíblemente grande, o todo lo grande que queramos, pero finito.




De entre todas las "definiciones" del Universo que haya podido leer, quizá la que más me gusta, y probablemente también una de las más aceptadas, es aquella que lo describe escuetamente como un espacio autocontenido, ilimitado, finito y curvo.

Para hacernos una ligera idea podríamos pensar en términos de un esferoide como el que forma la superficie de nuestro planeta: está curvada, con un determinado radio de curvatura, y es finita, porque tiene un volumen calculable, pero al mismo tiempo carece de "fronteras" o límites materiales. Es decir, un observador que caminara por su superficie jamás llegaría a encontrarse el borde físico del planeta. Bastaría con extender esta representación tridimensional a un escenario de cuatro dimensiones, ya que ahora nuestro observador será capaz de moverse a través de las tres dimensiones espaciales y a través del tiempo, y habremos dado con una especie de Planeta Imaginario Universal: el Cosmos en sí.



El planeta imaginario by infantiles on Grooveshark




Sobre la expansión del Universo y la Ley de Hubble.

Un último apunte antes de concluir: la expansión del Universo no debería entenderse como una serie de galaxias, cúmulos y supercúmulos alejándose cada vez más unas de otras según nos marca la Ley de Hubble. Eso implicaría que se mueven dentro de un espacio contenedor que por ende ya debía existir, y, nada más lejos de la realidad: es el propio espacio-tiempo entre galaxias el que va siendo creado con la expansión misma del Universo.

Para entenderlo mejor supongan que sobre un globo de goma, en principio sin inflar, marcamos una serie de puntos con rotulador a modo de galaxias. Una buena representación del proceso de expansión nos la daría la imagen del globo siendo hinchado: el espacio entre puntos aumenta conforme el aire va llenando el globo, y no sólo eso sino que además, cuanto más lejos están esos puntos (o galaxias), más rápido parecen alejarse de nosotros. Eso es precisamente lo que nos dice en su enunciado la anteriormente citada Ley de Hubble: la velocidad de recesión de las galaxias es directamente proporcional a la distancia que las separa de nosotros. Piensen un instante en la analogía del globo y ya verán qué rápido lo entienden.