viernes, 9 de julio de 2010

Pan y circo (revisado)







18 comentarios:

CreatiBea dijo...

Vaya un post diferente, en esto de la GRAN FINAL.

Me ha sorprendido gratamente.

Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Me alegra leer eso, CreatiBea. Gracias por tu visita.

Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Nota del editor:
No siendo el fútbol ni mucho menos mi deporte favorito reconozco que no me desagrada en absoluto (y si puedo veré la final...). Eso sí, creo que todo está pasado de rosca en torno a este espectáculo, desde la repercusión en medios hasta la ingente cantidad de dinero que mueve. No obstante, como afición, me parece totalmente digna y respetable, tanto como puedan serlo el cine o la música, por poner un ejemplo. No se interprete pues este post como un desprecio a este deporte, que no lo es ;)

Myra dijo...

Hola, Kine.Tampoco es mi deporte favorito el fútbol pero reconozco que esto del Mundial me tiene enganchada.

Ya lo creo que está pasado de rosca todo este espectáctulo..que se lo pregunten al pulpo ése...jajaja hoy me he enterado por primera vez de la existencia del sichoso pulpo y he alucinado con la que se ha montado..
Lo dicho, espectáculo pasado un pelín de rosca..


Y yo también veré ese espactáculo el Domingo a las 8,30..

Besos

Crowley dijo...

Muy original y para nada lo he visto como algo negativo o como desprecio. Cierto es que los jugadores son nuevos dioses que campan a sus anchas por este mundo y cobran sueldos millonarios por jugar a algo que les gusta (igual que cantantes, actores y actrices...).
En fin, el domingo, trístemente, nada importará salvo el partido.
Un saludo

Marcos Callau dijo...

¿Para desviar la atención, Kine?. Puede que tengas razón, los romanos desviaban así la atención de la plebe en cuanto a los grandes problemas. Buieno, a ver si hay suerte de todas formas y ganamos a los tulipanes. Sería glorioso.

David dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el post, y pienso de un modo muy similar a tu segundo comentario.
Pero no sólo es el futbol.. La tele, los temas de corazón, hígado y pancreas, los mismos blogs...Lo que pasa es que al igual que las religiones organizadas y las sectas...la cosa es una simple cuestión del número de seguidores. Y para bien o para mal, el furgol debe tenerlos a patadas (en el campo, 22... fuera, digo).
Un abrazo.

Kinezoe dijo...

Myra:
Esta tarde me he enterado de lo del pulpo. Qué cosas... A veces me da la impresión de que vivimos en mundo de película (de Berlanga, por supuesto...). En fin, a las ocho y media estaremos frente a la tele el domingo (veo difícil que me plante en Johannesburgo). Mañana compraré el paquete de pipas y prepararé las bebidas.
Besos y buena velada.


Crowley:
Pues me alegra que no se malinterpretara el mensaje, nada más lejos de mi intención. El domingo, el partido, y la semana que viene a destriparlo en todas las comidillas. Y a ver si "El Niño" por fin hace algo... ;)
Saludos.


Marcos:
Esperemos que haya suerte. Dicen que ya estamos (están) haciendo historia...
Saludos.


David:
Psicología de las masas, amigo. Por cierto, muy agudo en tu última frase, jeje...
Un abrazo.


Gracias y buen fin de semana a todos.

Francisco Machuca dijo...

No he visto nunca un partido de fútbol.No me gusta para nada.Recuerdo en los años del tardofranquismo los domingos por la tarde,ay,los tristes y grises domingos de la provinvia,que mi padre nos mandaba callar para que el fútbol en blanco y negro penetrara en nuestro domicilio.Franco solía decir:"Que miren todo el fútbol que quieran.De esta manera no piensan".En los tiempos de Shakespeare se solía insultar de esta manera:"Eres un futbolista",y la gente se indignaba.Cómo ha cambiado en tiempo.Estoy de la final hasta el gorro.Las calles parecen un final de mundo.Los bares un refugio nuclear de locos.¿Existe tanto vacío en el munco para que la mayoría de sus habitantes se refugien en un deporte millonario? ¿Es la nueva religión? ¿El nuevo opio del pueblo? Aquí en Cataluña hay una guerra idiológica.Se puede ver banderas españolas en los balcones (precisamente son los hogares más desgraciados,más pobres)y los independentistas catalanes se enfurecen.El fútbol tranciende más allá de la paranoia.Todo este ruido a mí no me deja leer por las noches.

Un fuerte abrazo.

Kinezoe dijo...

Supongo que tienes razón en todo lo que nos cuentas, Francisco. Puede que el fútbol se haya convertido en una especie de nueva religión de la era moderna, aunque si no es el fútbol habría sido otra cosa... Míralo por el lado positivo: durante algo más de hora y media las calles son tuyas, sólo tuyas.

Siempre pensé lo peigroso de una situación así. Podrían organizar "cualquier historia" y nos cogerían a todos in fraganti. Algo así como aprovechar "el día D, la hora h" para apoderarse de nuestras mentes a través de los receptores de televisión... ¿pero qué estoy diciendo?: SI YA NOS CONTROLAN!!, je,je...

Un fuerte abrazo y buen finde ;)

Montse dijo...

¡Vaya entrada inesperada!
Estoy de acuerdo, incluyendo tu segundo párrafo... no me gusta el fútbol, pero veré el partido ¡faltaría más! además lo hemos organizado todo para verlo con los amigos mientras cenamos pica-pica, bocatas, cervecita y helado ¡y si ganamos, cavaaaaa! y eso teniendo en cuenta que a mediodía no nos podemos perder la Fórmula1 en el circuito de Inglaterra (por la tele ¿eh?).
Así que mañana mi casa será "el circo más grande del mundo" ¿y qué si nos tienen entretenidos?, si no es por esto sería por otra cosa. Nosotros somos el público, ellos los payasos listos que ganan mucho dinero.
Y en mi opinión prefiero seguir un deporte que seguir los "cotilleos" o los "seriales" ¡viva el espectáculo!

PD: Si quieres venirte...

Kinezoe dijo...

Que te lo pases muy bien, Montse (por lo que me cuentas tu domingo va a estar animado...). Y que gane España, por supuesto!!

Muchas gracias por la invitación. No te creas, que si me cogiera más cerca... jeje... ;)

Besos.

atikus dijo...

Precisamente...el fútbol, en si puede no importar, pero si el hecho de ser lo más democrático, precisamente une a parados, emigrantes, ricos y pobres, gente de toda condición y les une con la misma condición...todos a sufrir y disfrutar de la misma forma.

Quien no quiera verlo sentirlo o disfrutarlo, muy bien, el otro día me decian precisamente que vaya rollo de tele...yo no veo nunca la tele, sólo he visto estos partidos, los programas de cotilleo sobre el fútbol no los veo ni las previas, es que NO veo nada de televisión...y supongo que si te gusta el cine es un placer estos días ir al cine a los museos etc.

Me parece egoista, tremendamente egoista, decir que esto es una mierda, y negar la alegría al menos a la gran mayoría de un país,sean ricos y pobres, de aquí e incluso de fuera, ..en mi casa vieron el partido dos amigas colombianas que se alegraron igual mas que yo y que luego salieron hasta las tantas.


En cuanto a los millonarios...si eso lo hay que cambiar, poniendo topes salariales, como en la NBA.
Pero estos chicos han demosrado a todo el mundo jugar con gran deportividad y limpieza ( a diferencia de la guarrería de Holanda), y nuestro entrenador ser educado y responsable, a diferencia de Maradona por ejemplo.

El fútbol puede ser como otro deporte una manera de educar a los chavales, como lo es el baloncesto, el tenis, etc...y esta selección a demostrado jugar limpio y ser buena gente, pero para eso hay que verles jugar y hablar.

No sólo impota ganar si no como se gana (Vicente Del Bosque, entrenador de la selección)



Saludos

Kinezoe dijo...

Encantado de tenerte por aquí, Atikus. Y totalmente claro tu punto de vista. Al final el fútbol, como casi todo en esta vida, no deja de ser una más de tantas cosas que puede gustar o no gustar. El respeto por la diversidad es lo que hace honorable al hombre.

Gracias por expresar tu opinión. Un saludo.

Marcos Callau dijo...

¡Qué sueño hecho realidad!. Gracias a todo ese equipazo.

Kinezoe dijo...

Nuestra selección ya puede lucir orgullosa una estrella encima de su escudo :)

Gracias a ti también por pasarte por aquí, Marcos. Un saludo.

Keith dijo...

Congrats to Spain!

Kinezoe dijo...

Thanks, Keith.