jueves, 8 de abril de 2010

De tamaños y distancias



Si representamos la Tierra por una pelota de ping-pong, el Sol tendría las proporciones de un balón de unos 4 metros de diámetro.

Si la pelota de ping-pong pesara 30 gramos, el balón que representa al Sol debería pesar, siempre en proporción, cerca de 10 toneladas métricas.

El diámetro del Sol es de 1.400.000 km aproximadamente; el de la Tierra es de unos 12.742 km; y el de la Luna es de 3.476 km.

Si hablamos de distancias han de saber que la distancia Tierra-Luna es, en valor medio, de unos 384.000 km (tan sólo algo más de la cuarta parte del diámetro del Sol), mientras que la distancia que nos separa del Sol -lo que los astrónomos denominan una unidad astronómica- se aproxima a los 150 millones de km.

Un dato curioso: el hecho de poder disfrutar de eclipses totales de Sol se debe a la extraordinaria casualidad de que el tamaño aparente del disco solar es aproximadamente igual al de nuestra Luna, pese a sus dimensiones tan dispares en la realidad. El Sol es unas 400 veces más grande que la Luna pero, casualmente, se encuentra 400 veces más lejos de nosotros que nuestro satélite, con lo cual puede obrarse el milagro, ¿no es maravilloso?.






No les puedo precisar hasta qué punto son exactas las representaciones que acaban de ver. No obstante, creo que el vídeo puede servirnos para hacernos una idea bastante buena de las enormes diferencias de tamaño que existen entre algunos de los cuerpos celestes de nuestra Galaxia.

Ciertamente, no somos nada.

20 comentarios:

Crowley dijo...

Pues tu última frase lo resume todo. En realidad no somos nadie salvo una pequeña casualidad.
Muy interesante el post.
Saludos

David dijo...

Un avión tardaría 1100 días, pero Superman lo recorrería en unas horas.
Interesante post. Había un montón de estrellas que ni conocía. Me ha gustado en el vídeo lo de que no somos el centro del universo.
Por cierto, habiendo tantos billones de galaxias.. ¿Tú consideras la posibilidad de que haya vida inteligente, al contrario que en esta?
Un saludo.

Sese dijo...

Alucinante video, y a mí que me da pereza ir a comprar el pan cada día. Es que en el fondo no somos nada. Siempre habrá algo más grande y algo más pequeño

Saludos

Montse dijo...

Dicen que el tamaño no importa y que las distancias se acortan, pero después de este post y de ver el video, posiblemente esas afirmaciones dejan de tener sentido.
Me ha gustado mucho!!!

Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Pues sí, meparece una casualidad maravillosa. Igual de extraño me parece que, siendo tan pequeñita la luna, me llame mucho más la atención que el sol... Eso se deberá a que soy algo lunático. Me encantan éstas paradojas universales. Buen momento para escuchar Venus, de Gustav Holst.

Fandestéphane dijo...

Yo siempre estoy en la luna y con eclipse total, o sea que no voy a pararme a pensar en los millones de km. que tendría que hacer para llegar al sol y cuantos días tardaría en llegar, teniendo en cuenta que viajaría de noche para no quemarme.

Y decirle a Montse que el tamaño si que importa jajaja

Un abrazo Kine y buen finde

Myra dijo...

Hola, Kine. Me he perdido un poco entre tanta cifra. A mí es que estos temas me dan un poco de yuyu. Muchas veces cuando salen en la tele imágenes de cohetes enviados al espacio, en casa se comenta lo que les gustaría poder viajar en ellos. Yo siempre digo que aunque me pagaran, no iría alli afuera...

El vídeo que nos has puesto, deberían verlo muchas de las personas que se miran tanto el ombligo..Y grabarse a fuego esas últimas palabras..

Besitos muy terrenales

Elvira dijo...

Me pasa como a Myra, esas cifras me sobrepasan. Respecto a la última frase del vídeo, mientras más "pequeña" es la persona, más grande su ombligo, jajaja!

Un abrazo, Kine

alestedemadrid dijo...

Da un poco de vértigo (es verdad que no somos nadie) pero es de una belleza sobrecogedora.
Estas noches apetece asomarse a la ventana a ver esas estrellas tan grandes que tanto cuesta ver en nuestras grandes ciudades llenas de luces por todas partes. Un saludo

Kinezoe dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Crowley. Muy cierto eso que comentas.
Un saludo, amigo.


David, contestando a tu pregunta citaré unas palabras de Carl Sagan, venían a decir algo así: "la inteligencia parece ser el fin último de la vida"... Podría ser, aunque nunca lo sabremos. No sé, lo veo todo tan casual. ¿Solos en la inmensidad del Universo o acompañados pero sin posibilidad de comunicación? Mejor pensar lo que nos deje más tranquilos. [...] Tenía un gran fallo el vídeo: no contaron con Superman!! ;-)
Saludos.


Totalmente de acuerdo, Sese. Me alegro de que te gustara el vídeo. Y qué remedio, amigo; tendremos que seguir calzándonos para comprar el pan o, en su defecto, llamar a TelePan! ;-)
Un saludo.


Montse, me alegra saber que te gustó la entrada. Todo es muy relativo en este mundo, por ejemplo, es cierto que las distancias se acortan, ¡pero sólo en la teoría!: para viajar del Polo Norte al Polo Sur no podemos atravesar el interior de la Tierra por más empeño que le pongamos, de manera que en ese caso la distancia más corta entre esos dos puntos no sería una línea recta sino una curva: una geodésica. Menudo rollo te he soltado, ¿no? ;-)
Gracias y un abrazo.

Kinezoe dijo...

Una gran casualidad, Marcos. Siendo tan distintos Luna y Sol, están situados a una distancia tal que a nuestros ojos aparecen casi idénticos en tamaño. Yo también soy más de la Luna; es más tranquila. Aunque sin Sol no iríamos a ninguna parte...
Un abrazo.


Fandestéphane, ¿y quién quiere viajar al Sol con el calor que debe hacer allí?, jeje... En cuanto al tamaño dicen que no importa, aunque luego hay refranes que nos apuntan todo lo contrario; recuérdese ese "ande o no ande"... ;-)
Un abrazo.


Cierto, Myra. Se me ocurre un buen lugar para situar -bien enmarcadas- esas últimas palabras del vídeo: el despacho de todos los políticos. Quizá otro gallo cantaría...
Yo sí me iría en uno de esos cohetes, pero sólo por un ratito, lo suficiente para poder coger un poco de altura y poder apreciar la curvatura de nuestro planeta desde el espacio. Debe ser fascinante :-)
Gracias por esos besos terrenales, son los mejores. Otro para ti.


Muy buena tu frase, Elvira, jeje... Tienes toda la razón; está demostrado que es así. Gracias por tu visita.
Un abrazo.


Siempre es un placer alzar la vista al cielo por las noches, como placer es también contar con vuestros comentarios, Alestedemadrid.
Un saludo.


¡BUEN FIN DE SEMANA A TODOS! A disfrutar de Sol, Luna y todo lo que venga bien ;-)

Lillu dijo...

Qué maravilla de vídeo!! Me ha dado vértigo, eso sí XDD Deberían explicar ciencias, física y esas asignaturas que a mí se me daban de pena en el colegio con instrumentos tan didácticos como este.

saluditos!

Kinezoe dijo...

Celebro que te gustara, Lillu. Como veis, la ciencia también puede ser muy amena ;-)

Saludos.

Francisco Machuca dijo...

El mayor misterio que presenta el universo no es la vida,sino el tamaño.El tamaño abarca la vida. El niño,que se siente agusto con lo maravilloso,pregunta:¿Qué hay más allá del cielo,papá?Y el padre responde:La oscuridad del espacio.El niño:¿Qué hay más allá del espacio?.El padre:La galaxia.El niño:¿Más allá de la galaxia?El padre:Otra galaxia.El niño:¿Y más allá de las demás galaxias?El padre:Nadie lo sabe.
El tamaño nos derrota,amigo Kine.

Hace muchos años,cuando empecé a interesarme por la astronomía,lo que más de sedujo de ella era su lado metafórico respecto a lo que somos.Lo mismo me ocurre con la arqueología.

"La distancia",bonita palabra.Decía el filósofo alemán Heidegger en El ser y el tiempo,que el hombre es un ser de lejanías.La distancia entre los seres humanos nunca son geográficas.La distancia entre una persona y otra es tan lejana como las estrellas.Ay,recuerdo cuando iba con mi telescopio,con montura ecuatorial,a ver las estrellas,solo en la cima de una pequeña montaña,alejado de la contaminación lumínica y el corazón henchido pensaba en la paradoja de que si tenemos conciencia de nuestra,más que insignificancia,pequeñez,es cuando nos hacemos grande.Estamos aquí y nos preguntamos sobre ello.No son las respuestas sino las preguntas las que hacen al ser humano.

Un fuerte abrazo,mi querido amigo.

atikus dijo...

La ciencia quiere controlarlo todo cuando eso es imposible, por ejemplo como cuernos se contolarían las Galaxias eh?...en fin esto de los tamaños me recuerda al hombre menguante y lo débil que e el fondo es el ser humano.

saludos

Kinezoe dijo...

No sabes, Francisco, la alegría que me proporciona tu visita en estos temas. Tus palabras, tan sabias como siempre, bien merecían figurar en otra entrada.

El tamaño, la distancia... todo nos derrota cuando hablamos del Universo. Probablemente, la postura más sensata es reconocer siempre nuestra más supina ignorancia y seguir haciéndonos preguntas; sin preguntas no hay posibilidad de avance.

Aprovecho la ocasión para enlazaros un vídeo que siempre ha figurado en la parte baja de mi blog; quizá algunos no habíais reparado en ello. La astronomía, como siempre sostuvo Carl Sagan, es el mayor ejercicio de humildad conocido. Y la humildad siempre es buena -añado yo.

Un placer leerte, amigo. Un fuerte abrazo.

Kinezoe dijo...

Hay cosas, Atikus, que se nos escapan, que difícilmente pueden ser aprehendidas por medio de la razón. Y es en ese preciso instante, cuando a uno le echa humo la cabeza de tanto pensar, el momento en el que lo mejor es ponerse a ver una buena película como la que mencionas, jeje... ;)

Sabes que se te echará de menos, amigo. Espero que la desconexión no sea total. Muchas gracias por tu visita.

Un abrazo.

Fandestéphane dijo...

Yo soy uno de los que no había reparado en ese vídeo Kine, ya sabes de mi torpeza para descubrir tus cada vez más escondidas (y pequeñas) delicias que nos regalas.
Ahora lo he visto y efectivamente no somos nada y nada reflexionamos sobre de quien es la Tierra, y venga poner cotos, fronteras y prohibidos los pasos, sin tener en cuenta que bastaría un soplido para hacernos desaparecer.
Un vídeo este de Sagan para que pensemos en la irracionalidad humana.

Un abrazo

Javier Márquez Sánchez dijo...

Siempre me han apasionado estas cuestiones. Una entrada muy, muy interesante.

Kinezoe dijo...

Un soplido cósmico y nos vamos todos al garete, Fande, jeje... Me alegra saber que te gustó el vídeo.
Un abrazo.


Encantado de saber que te resultó interesante, Javier.
Un saludo.